Control del dolor: una guía para las personas con cáncer y sus seres queridos

+ -Text Size

TEMAS

Qué ocurre si necesito un medicamento diferente contra el dolor?

Si una medicina o tratamiento no está surtiendo efecto, casi siempre se cuenta con otra alternativa con la que se puede probar. Si el horario o manera en que se está tomando la medicina no están funcionando para usted, también se pueden cambiar. Hable con su médico o enfermera acerca de encontrar la medicina o método contra el dolor que funcione mejor para usted. Puede ser que usted necesite una medicina diferente contra el dolor, una combinación de medicinas contra el dolor o un cambio en la dosis u horario de sus medicinas contra el dolor si:

  • No consigue alivio contra el dolor.
  • Su medicamento contra el dolor no empieza a funcionar dentro del tiempo en que su médico le indicó que lo haría.
  • Su medicamento contra el dolor no funciona por el periodo de tiempo que su médico le indicó que lo haría.
  • Tiene dolor intercurrente más de cuatro veces al día, o empeora, o no se alivia con los medicamentos de acción rápida que recibe.
  • Tiene efectos secundarios. Los efectos secundarios, como somnolencia, náusea y picazón, usualmente desaparecen después de que su organismo se adapta al medicamento. Notifique a su médico si estos efectos secundarios le afectan.
  • Presenta efectos secundarios, como dificultad para respirar, mareos y erupciones. Si presenta cualquiera de ellos, llame a su médico en cuanto surjan.
  • Las horas o la manera en que está tomando la medicina no funciona para usted.
  • El dolor interfiere con sus actividades normales como dormir, comer, trabajar y tener actividad sexual.

Para ayudarle a aprovechar al máximo su plan de control del dolor:

  • Tome su medicamento contra el dolor en un horario programado (las 24 horas del día) para ayudar a controlar el dolor crónico. Cuando llegue la hora de la próxima dosis, tome su medicamento, incluso si no siente dolor.
  • No omita ninguna dosis de su medicina programada. Mientras más dolor tenga, más difícil es controlarlo.
  • Si tiene dolor intercurrente, use una medicina de acción rápida según corresponda. No espere a que el dolor empeore, si lo hace, puede ser más difícil controlarlo.
  • Asegúrese de que sólo un médico le recete medicina para el dolor. Si otro médico le cambia la medicina, los dos médicos deben hablar entre sí sobre su tratamiento.
  • No espere a que se agote el medicamento contra el dolor. Recuerde que se requieren recetas médicas para las analgésicos opioides (el médico no puede llamar y ordenar la venta de estos medicamentos por teléfono, y las farmacias no siempre los tienen disponibles). Puede tomar algunos días obtener la medicina. Por lo tanto, planifique con tiempo en caso de que surjan retrasos.
  • Mantenga los medicamentos contra el dolor en un lugar seguro donde los niños, las mascotas y otras personas no tengan acceso a ellos.
  • Nunca tome las medicinas de otra persona. Las medicinas que ayudaron a algún amigo o familiar puede que no sean las adecuadas para usted.
  • No utilice medicamentos con fecha de caducidad vencida o medicamentos que sobraron y que fueron recetados para otros padecimientos. Puede que los medicamentos que funcionaron en el pasado, ya no sean los adecuados para usted.
  • Las medicinas contra el dolor afectan a diferentes personas de diferentes maneras. Una dosis muy baja puede funcionar para usted, mientras que otra persona pudiera necesitar una dosis mucho más alta para obtener alivio del dolor.
  • Recuerde, su plan de control del dolor se puede cambiar en cualquier momento.

Fecha de última actualización: 10/20/2013
Fecha de último cambio o revisión: 10/20/2013