Control del dolor: una guía para las personas con cáncer y sus seres queridos

+ -Text Size

TEMAS

Medicamentos antiinflamatorios no esteroideos

Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINEs o NSAIDs, por sus siglas en inglés) son muy parecidos a la aspirina (refiérase a la lista en la Tabla 1). Ya sea solos o en conjunto con otras medicinas, los AINEs pueden ayudar a controlar el dolor y la inflamación. Antes de que tome cualquiera de los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos u otro medicamento no-opioide, pregunte a su médico, farmacéutico o enfermera si es seguro tomarlo junto con el resto de sus medicamentos y por cuánto tiempo lo puede tomar.

Precauciones al tomar los AINEs

Algunas personas presentan problemas que los AINEs pueden empeorar. En general, estos medicamentos deben evitarse por personas que:

  • Son alérgicas a la aspirina o a cualquier otro AINE.
  • Están recibiendo tratamiento de quimioterapia.
  • Están tomando esteroides.
  • Están tomando medicamentos de la presión arterial.
  • Tienen úlceras estomacales o un historial de úlceras, gota o trastornos de sangrado.
  • Están tomando medicinas recetadas para la artritis.
  • Están tomando medicinas orales (medicamentos por boca) para la diabetes o la gota.
  • Tienen problemas renales.
  • Se van a someter a alguna cirugía dentro de una semana.
  • Están tomando medicinas diluyentes de la sangre.
  • Están tomando litio.

Tenga cuidado con respecto a mezclar AINEs con alcohol, pues esto puede causar malestar estomacal y aumentar el riesgo de sangrado en el estómago. Fumar también aumenta este riesgo. Los medicamentos AINEs también aumentan su riesgo de ataque al corazón o derrame cerebral, especialmente si usted los toma por mucho tiempo.

Efectos secundarios de los AINEs

El efecto secundario más común de los AINEs es el malestar estomacal, especialmente en personas mayores. Tomar AINEs con una merienda o simplemente después de una comida disminuye la probabilidad de problemas estomacales. Solicite a su farmacéutico que le diga qué productos AINEs tienen menor probabilidad de causar malestar estomacal.

Los AINEs también impiden que las plaquetas funcionen como corresponde. Las plaquetas son las células que ayudan en la coagulación de la sangre después de una lesión. Cuando las plaquetas no están funcionando como deberían, toma más tiempo detener el sangrado.

Los AINEs también pueden irritar el estómago y causar sangrado. Si sus heces fecales (excremento) se vuelven más oscuras de lo normal o si nota algún hematoma (moretón) inusual, ambos son signos de sangrado. Usted debe informar esto a su médico o enfermera. Otros efectos secundarios incluyen problemas renales y úlceras estomacales. Algunas veces, los AINEs pueden causar que la gente retenga líquidos y puede empeorar la insuficiencia cardiaca. Además, pueden afectar las acciones de otros medicamentos. Hay otros efectos secundarios menos comunes que se dan en algunas personas con muchos de los AINEs.

Acetaminofeno

Esta medicina alivia el dolor de la misma manera que los AINEs, pero no reduce la inflamación tan bien como los AINEs. Rara vez las personas presentan efectos secundarios de la dosis usual de acetaminofeno. Sin embargo, el usar altas dosis de esta medicina todos los días por un periodo de tiempo prolongado, o tomar alcohol con la dosis usual puede resultar en daño al hígado o a los riñones. Incluso las cantidades moderadas de alcohol (tres bebidas por día) pueden conducir a daño al hígado en las personas que toman acetaminofeno. Además, usted necesita asegurarse de que no está tomando otros medicamentos que contengan acetaminofeno (refiérase a la sección “Aspirina, acetaminofeno e ibuprofeno en otros medicamentos” a continuación).

Pudiera ser que su médico no quiera que usted tome acetaminofeno de forma habitual si está recibiendo quimioterapia, pues encubre la fiebre. Su médico necesita saber si usted tiene alguna fiebre porque ésta puede ser señal de infección, lo cual requiere tratamiento.

Aspirina, acetaminofeno e ibuprofeno en otros medicamentos

Algunas medicinas opioides también contienen aspirina o acetaminofeno (Tylenol). Unas cuantas también contienen ibuprofeno. Esto puede representar un peligro para las personas que toman estas medicinas sin saber que contienen aspirina, acetaminofeno o ibuprofeno.

Si uno de sus médicos no quiere que usted tome aspirina o ibuprofeno, o si usted no puede tomar ningún AINE por alguna otra razón, asegúrese de leer cuidadosamente las etiquetas de los medicamentos.

Si una de sus recetas médicas incluye un acetaminofeno y también toma un acetaminofeno sin receta contra el dolor, usted puede estar tomando demasiado sin saberlo. Demasiado acetaminofeno puede ser dañino para su hígado.

Si usted no sabe si una medicina contiene aspirina, acetaminofeno o ibuprofeno, pregunte a su farmacéutico.

Si toma cualquier medicina sin receta para un resfriado, dolor a causa de sinusitis o síntomas menstruales mientras usted toma medicina contra el dolor, lea cuidadosamente la etiqueta del medicamento. La mayoría de estos medicamentos son productos combinados que contienen aspirina, ibuprofeno o acetaminofeno. Consulte con su farmacéutico para averiguar qué puede tomar de manera segura junto con sus medicinas contra el dolor.


Fecha de última actualización: 10/20/2013
Fecha de último cambio o revisión: 10/20/2013