Guía para el control del dolor causado por el cáncer

+ -Text Size

TEMAS

Medicamentos usados para aliviar el dolor

El tipo de medicamento y la manera de administración dependen del tipo y causa del dolor. Por ejemplo, el dolor crónico se alivia mejor con métodos que liberan una dosis constante de medicina contra el dolor durante un largo periodo de tiempo, tales como el parche que libera medicina a través de la piel o píldoras cuyo efecto es de liberación lenta. Por otro lado, el dolor intercurrente se trata mejor con medicamentos que funcionan rápidamente (liberación rápida), pero que permanecen en el cuerpo solamente por un corto periodo de tiempo. A continuación se ofrece un resumen de los tipos de medicinas usadas para aliviar el dolor. Para más detalles, remítase a “¿Qué medicamentos se me administrarán? bajo la sección “Preguntas comunes sobre tomar medicamentos contra el dolor”.

Para el dolor leve a moderado

No-opioides: el acetaminofeno (Tylenol) y los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (medicamentos AINEs, o NSAIDs por sus siglas en inglés), tales como la aspirina y el ibuprofeno se usan a menudo.

Usted puede comprar muchos de éstos sin receta. Para otros necesitará receta. Consulte con su médico antes emplear estas medicinas. Los AINEs pueden desacelerar la coagulación, lo cual puede que sea un problema si se realizará una cirugía o si se administrará quimioterapia. Puede que los AINEs generen efectos dañinos si se toman mientras se estén tomando otras medicinas.

Para el dolor moderado a severo

Opioides (también conocidos como narcóticos): morfina, fentanilo, hidromorfina, oxicodona y codeína.

Estas medicinas requieren receta. Los no opioides pueden usarse junto con los opioides contra el dolor moderado a severo para obtener el mejor efecto.

Para el dolor intercurrente

Opioides de rápido efecto: la morfina oral de acción rápida; fentanilo en forma de pastilla para chupar (a través de estas formas de fentanilo el medicamento se absorbe directamente de su boca conforme usted chupa las pastillas, no son para tragar).

Estas medicinas requieren receta. Un opioide de acción rápida, que alivia rápidamente el dolor intercurrente, a menudo se usa con un opioide de acción prolongada contra el dolor crónico.

Para el hormigueo y ardor

Antidepresivos: amitriptilina, nortriptilina y desipramina.

Estas medicinas requieren receta. Los antidepresivos se recetan para aliviar ciertos tipos de dolor. El tomar un antidepresivo no significa que usted tiene depresión o alguna enfermedad mental.

Anticonvulsivos (medicinas para prevenir convulsiones o ataques): carbamazapina, gabapentin y fenitoína.

Estas medicinas requieren receta. A pesar de su nombre, los anticonvulsivos se usan no sólo contra las convulsiones (ataques), sino para controlar el hormigueo y ardor.

Para el dolor causado por la hinchazón o la presión

Esteroides: prednisona, dexametasona.

Estas medicinas requieren receta. Se usan más a menudo para disminuir la inflamación, que frecuentemente causa presión y dolor.


Fecha de última actualización: 08/05/2014
Fecha de último cambio o revisión: 08/05/2014