Control del dolor: una guía para las personas con cáncer y sus seres queridos

+ -Text Size

TEMAS

¿Qué necesito saber sobre el control del dolor?

La información aquí contenida ha sido redactada para ayudar a las personas con cáncer a familiarizarse con el control del dolor. Leer esta información puede resultar útil para que:

  • Colabore con sus médicos, enfermeras y farmacéuticos en encontrar las mejores maneras de controlar su dolor.
  • Aprenda sobre los diferentes tipos de dolor y cómo tratar cada uno de ellos.
  • Conozca los diferentes tipos de medicamentos contra el dolor.
  • Aprenda sobre otras maneras para ayudar a controlar el dolor.
  • Tome sus medicamentos de manera segura.
  • Hable con sus médicos y enfermeras sobre su dolor y cuán bien su tratamiento está funcionando.

Padecer cáncer no siempre significa tener dolor. No obstante, para las personas que sí experimentan dolor, existen muchas clases diferentes de medicamentos, diferentes maneras de tomar las medicinas, y métodos no medicinales que pueden ayudar a aliviar el dolor.

El dolor puede afectar todos los aspectos de su vida. Si usted presenta dolor, es posible que no pueda participar en las actividades de su vida cotidiana. Puede que tenga problemas para dormir y comer, así como mostrarse irritable con sus seres queridos. Resulta fácil sentir frustración, tristeza e incluso enojo cuando tiene dolor. Los familiares y los amigos no siempre comprenden cómo usted se siente, y es posible que se sienta muy solo(a) al enfrentar su angustia.

Nunca debe aceptar el dolor como parte normal de su enfermedad, pues todo dolor puede ser tratado, y la mayoría puede aliviarse o mantenerse bajo control. Cuando su dolor se mantiene bajo control, las personas pueden dormir y comer mejor, disfrutar la compañía de familiares y amigos, realizar mejor su trabajo y disfrutar de sus pasatiempos.

Solo usted puede saber qué tanto dolor tiene. Informar a su médico y enfermera cuando sienta dolor es muy importante porque es más fácil de tratarlo cuando éste empieza. Además, el dolor puede ser un signo de advertencia temprana de los efectos secundarios del tratamiento contra el cáncer o de algún otro problema. Usted, su médico, y su enfermera pueden hablar sobre la mejor manera de tratar su dolor. Recibir tratamiento contra el dolor es un derecho que usted tiene y debe insistir en ello.


Fecha de última actualización: 10/20/2013
Fecha de último cambio o revisión: 10/20/2013