Ileostomía: una guía

+ -Text Size

TEMAS

Control de la ileostomía

Al principio puede parecer difícil cuidar una ileostomía, pero con práctica y tiempo se convertirá en uno de sus hábitos cotidianos, como afeitarse o bañarse.

No hay una sola manera de cuidar una ileostomía. Esta guía le brinda consejos prácticos e ideas que podrá repasar con su médico o con la enfermera especialista en ostomías para adaptarlas a sus necesidades. Pruebe nuevas alternativas, pero descontinúelas si no le hacen sentir más cómodo. Use el tiempo de recuperación para aprender y probar diferentes técnicas de manera que pueda encontrar la que sea mejor para usted.

En nuestra sociedad, las necesidades del baño se mantienen en privado. Puede que hablar sobre materia fecal y evacuaciones sea extraño e incómodo. Lo mismo ocurre a menudo para la persona que tiene una ileostomía. No obstante, puede que necesite ayuda y consejo mientras aprende a sobrellevar los cambios que se han realizado. Un buen sentido del humor y el sentido común son necesarios cuando están ocurriendo cambios en el funcionamiento de su cuerpo. Tenga confianza. Usted aprenderá sobre este nuevo sistema. Verá que recuperará el control nuevamente antes de lo que pensaba.


Fecha de última actualización: 04/14/2015
Fecha de último cambio o revisión: 04/14/2015