Ileostomía: una guía

+ -Text Size

TEMAS

Anterior tema

Consejos útiles

Siguiente tema

Hospitalización

Problemas con la ileostomía

Problemas graves de la piel

Las áreas de la piel que están enrojecidas, adoloridas y siempre mojadas impedirán que usted logre un buen cierre alrededor del estoma. Es importante tratar inmediatamente las irritaciones menores. Si tiene un área grande irritada, comuníquese con su médico o enfermera especialista en ostomía. Ellos pueden recetarle medicina que le ayudará a secar y sanar su piel.

Para las úlceras por presión profundas causadas por un cinturón de ostomía muy apretado, quítese el cinturón y llame inmediatamente a su médico o enfermera especialista en ostomía. Necesitará que se le dé tratamiento.

Bloqueo (obstrucción)

Habrá veces que no saldrá materia fecal de su ileostomía por breves periodos de tiempo. Esto es normal. Pero si su estoma no es activo por 4 a 6 horas y le dan calambres y/o náuseas, es posible que tenga bloqueado (el término médico es obstruido) el intestino. Si esto sucede, llame inmediatamente a su médico o a su enfermera especialista en ostomía.

Hay algunas cosas que puede hacer para ayudar a que el flujo por su ileostomía sea adecuado.

  • Manténgase alerta a la inflamación del estoma y regule la abertura de la bolsa según sea necesario hasta que desaparezca la inflamación.
  • Tome un baño caliente para relajar sus músculos abdominales.
  • Algunas veces el cambio de posición, como subir las rodillas hasta su pecho, puede ayudar a que la comida avance por los intestinos.
  • No tome laxantes.

Los alimentos con alto contenido de residuos (alimentos con alto contenido de fibra) como vegetales chinos, piña, nueces, coco y maíz pueden causar obstrucción. Los cambios internos como adhesiones (tejido de cicatrización que se forma en el interior de su abdomen después de la cirugía) también pueden causar obstrucción.

Diarrea

La diarrea es una advertencia de que algo anda mal. La diarrea se define como deposiciones frecuentes, sueltas o líquidas en mayor cantidad de lo usual. Esto sucede cuando la comida pasa a través del intestino delgado muy rápidamente y no hay tiempo para que los líquidos y los electrolitos se absorban. Puede aparecer repentinamente y causar calambres, y puede causar que su cuerpo pierda muchos líquidos y electrolitos. Debe reemplazar rápidamente estos electrolitos para no enfermarse de deshidratación y deficiencia mineral.

Las heces sueltas también pueden ser el resultado de la ingestión de ciertos alimentos, pero generalmente esto sólo dura poco tiempo. Las frutas y los vegetales crudos, la leche, el jugo de fruta, el jugo de ciruelas pasa o el agua potable sucia son ejemplos de cosas que pueden cambiar la materia fecal que sale por su estoma. Las heces aguadas también pueden ser causa de estrés emocional. Algunas personas con ileostomía siempre tienen una “descarga con alto contenido de agua” y esto es normal para ellas.

Hay varias cosas que pueden causar diarrea:

  • La infección intestinal o el envenenamiento por comida, que con frecuencia también causan fiebre y vómitos.
  • Los antibióticos y otros medicamentos de venta con receta.
  • Las obstrucciones parciales, que también causan descargas de mal olor, calambres, salida forzada de materia fecal líquida y muchos ruidos del estoma. Puede ser causada por la comida u otros factores. Debe pedir ayuda médica si esto le sucede.

Hable con su médico o enfermera especialista en ostomía si padece de diarrea o estreñimiento constante. Hable sobre los alimentos y líquidos que ingiere, su horario de comidas y las cantidades de éstas, así como cualquier medicamento que pueda estar tomando. Es posible que se le dé medicina para ayudar a enlentecer o estimular el intestino. Recuerde que sin importar cuáles sean las circunstancias, requerirá de una dieta bien balanceada y de un buen consumo de líquidos para evitar problemas con las descargas.

Equilibrio de electrolitos

Los electrolitos son sales y minerales de la sangre, como potasio, magnesio y sodio. Su equilibrio es muy importante. Cuando se extirpa el colon (intestino grueso), se corre un mayor riesgo de tener un desequilibrio de electrolitos. La diarrea, los vómitos y mucha sudoración pueden aumentar este riesgo.

La deshidratación también es un problema grave. Los síntomas incluyen sed, sequedad de la boca, menor volumen de orina, vértigos y sensación de cansancio. Si se deshidrata necesita beber más líquidos. Para evitar la deshidratación necesita beber de ocho a diez vasos con ocho onzas de líquidos al día. Si tiene diarrea, es posible que necesite beber más. Las bebidas como Gatorade®, PowerAde® o Pedialyte® contienen potasio y sodio. Pero cualquier líquido que contenga agua (soda, leche, jugo, té, etc.) le ayudará a satisfacer sus necesidades diarias de líquidos.

La pérdida de apetito, mareos y calambres en la piernas pueden ser síntomas de pérdida de sodio. El cansancio, la debilidad muscular y la falta de aliento pueden ser síntomas de pérdida de potasio. La deshidratación y los bajos niveles de sodio y de potasio pueden ser peligrosos y se deben tratar inmediatamente. Recuerde que algunos de estos síntomas pueden deberse a otros problemas que podrían ser una emergencia. Llame inmediatamente a su médico o al 911 si se siente mareado, débil o tiene otros problemas graves.

Recto fantasma

El recto fantasma es muy similar a la “extremidad fantasma” de las personas a quienes se les ha amputado un miembro y sienten que aún lo tienen. Es normal que sienta la urgencia de tener movimientos intestinales como antes de la cirugía. Esto puede suceder durante años después de la cirugía. Si no se le extirpó el recto, puede tener esta sensación y hasta pasar mucosidad cuando se sienta en el escusado. Algunas personas a quienes se les extirpa el recto dicen que la sensación se alivia cuando se sientan en el escusado y actúan como si tuvieran una defecación real.

Síndrome del intestino corto

Esta afección ocurre cuando se realiza una cirugía para extirpar una parte grande del intestino delgado. El síndrome del intestino corto necesita atención especial ya que no hay suficiente intestino disponible para absorber los nutrientes que el cuerpo necesita.

Las personas con síndrome del intestino corto deben estar bajo el cuidado de un médico. Necesitan estar bajo observación minuciosa para asegura que reciben suficiente calorías, carbohidratos, proteínas, grasas, vitaminas y minerales. Pueden llevar una vida normal, pero deben tener cuidado para evitar la diarrea y estar al alcance inmediato de atención médica. Cuanto más corto sea el intestino delgado, más líquida será la descarga. Esto puede reducir el tiempo que se puede usar una bolsa debido a que la barrera dérmica se desgasta más rápidamente. Hay disponibles sistemas colectores especiales para personas cuya materia fecal que sale de la ileostomía es muy líquida.

Cuándo debe llamar al médico

Usted debe llamar al médico o enfermera de ostomía si presenta:

  • Calambres que le duran más de 2 ó 3 horas.
  • Náuseas y vómitos continuos.
  • Ausencia de materia fecal de la ileostomía durante 4 a 6 horas con calambres y náusea.
  • Descarga muy líquida grave que dura más de 5 ó 6 horas.
  • Mal olor que dura más de una semana (esto puede ser un signo de infección).
  • Un corte profundo o lesión en el estoma.
  • Irritación de la piel grave o úlceras (llagas) profundas.
  • Mucho sangrado desde la abertura del estoma (o sangrado moderado en la bolsa que nota varias veces al estar vaciándola. NOTA: el comer betabel o remolacha causará algún manchado rojo).
  • Sangrado continuo en donde el estoma hace contacto con la piel.
  • Un cambio inusual en el tamaño y color de su estoma.
  • Cualquier cosa inusitada relacionada con su ostomía.

Fecha de última actualización: 04/21/2011
Fecha de último cambio o revisión: 04/21/2011