La fertilidad en las mujeres con cáncer

+ -Text Size

TEMAS

Cómo pueden afectar los tratamientos del cáncer a la fertilidad de las mujeres

Para que una pareja conciba un bebé tienen que darse muchas condiciones y un “mal funcionamiento en el sistema” en cualquier punto puede resultar en infertilidad. El cáncer o más a menudo los tratamientos del cáncer, pueden interferir con alguna parte del proceso y afectar su capacidad para tener hijos. Los diferentes tipos de tratamientos pueden causar distintos efectos.

  • Quimioterapia.
  • Terapias dirigidas y biológicas (inmunes).
  • Trasplante de médula ósea o células madre.
  • Radioterapia.
  • Cirugía.
  • Otros tratamientos.

Quimioterapia

La mayoría de los medicamentos de quimioterapia (quimio) pueden causar daño a los óvulos de una mujer y/o afectar su fertilidad. (Recuerde que una mujer nace con todos los óvulos que siempre ha de tener, y estos se almacenan en sus ovarios). El efecto dependerá de la edad de la mujer, los tipos de medicamentos que reciba, y las dosis de los medicamentos. Esto dificulta predecir la probabilidad de que una mujer sea fértil después de la quimioterapia.

Los medicamentos de quimioterapia que con más frecuencia causan daño a los óvulos e infertilidad son:

  • Bulsufán.
  • Carboplatino.
  • Carmustina (BCNU).
  • Clorambucil.
  • Cisplatino.
  • Ciclofosfamida (Cytoxan®).
  • Dacarbazina.
  • Doxorrubicina (Adriamycin®).
  • Ifosfamida.
  • Lomustina (CCNU).
  • Mecloretamina.
  • Melfalán.
  • Procarbazina.
  • Temozolomida.

Por otro lado, los medicamentos de quimio que presentan un bajo riesgo de causar daño a los óvulos incluyen:

  • 5-fluorouracilo (5-FU).
  • Bleomicina.
  • Citarabina.
  • Dactinomicina.
  • Daunorubicina.
  • Fludarabina.
  • Gemcitabina.
  • Idarubicina.
  • Metotrexato.
  • Vinblastina.
  • Vincristina.

Consulte con su médico sobre los medicamentos de quimioterapia que recibirá y los riesgos que estos causan a la fertilidad. Si desea más información sobre un medicamento que está usando en su tratamiento o sobre un medicamento específico que se mencionó en esta sección, lea Guide to Cancer Drugs, pregunte a un miembro de equipo de atención médica, o llámenos con los nombres de los medicamentos que está tomando.

La quimio y el embarazo

La edad hace la diferencia: las mujeres que reciben tratamiento para el cáncer antes de los 35 años de edad tienen la mayor posibilidad de quedar embarazadas después del tratamiento. Las mujeres jóvenes que dejan de tener sus períodos menstruales durante el tratamiento a menudo comienzan nuevamente a tener dichos períodos después de dejar la quimio por un tiempo.

Después de la quimio, la fertilidad puede que no dure mucho tiempo: las chicas que recibieron quimio antes de la pubertad (el momento en que comienzan los períodos menstruales) o las mujeres jóvenes cuyos períodos menstruales reaparecen después de la quimioterapia están en riesgo de menopausia precoz (prematura). Cuando una mujer deja de tener los períodos menstruales antes de la edad promedio (aproximadamente a los 51 años), esto se considera como menopausia prematura. Ella se vuelve infértil porque sus ovarios dejan de liberar óvulos. La menopausia precoz también significa que los ovarios dejan de elaborar las hormonas femeninas estrógeno y progesterona.

Los períodos menstruales no siempre significan fertilidad: aunque el período menstrual de una mujer reaparezca después de que el tratamiento del cáncer ha finalizado, su fertilidad todavía puede ser incierta. Usualmente algunos óvulos son destruidos por el tratamiento del cáncer. Es posible que necesite un experto en fertilidad para que le ayude a descubrir si usted es fértil.

Evite quedar embarazada durante la quimio: muchos medicamentos de la quimio pueden dañar a un feto en desarrollo, causando defectos congénitos u otros perjuicios. Usted podría ser fértil durante algunos tipos de quimio, de modo que necesitará usar métodos anticonceptivos muy eficaces. Hable con su médico al respecto.

Si queda embarazada demasiado pronto después de la quimio podría dañar al bebé: a menudo, se les aconseja a las mujeres que no queden embarazadas durante los primeros 6 meses después de la quimio porque es posible que el medicamento haya dañado los óvulos que estaban madurando durante el tratamiento. Si un óvulo dañado es fecundado, el embrión podría ser abortado espontáneamente o convertirse en un bebé con problemas genéticos. Hay pocos estudios sobre este tema. Usted debe hablar de esto con su médico antes de tratar de quedar embarazada.

Para más información sobre la quimioterapia, por favor lea el documento “Quimioterapia: una guía para los pacientes y sus familias”.

Terapias dirigidas y biológicas (inmunes)

Los medicamentos dirigidos atacan a las células cancerosas de distinta manera que los medicamentos de la quimioterapia convencional. El uso de estos medicamentos ha aumentado mucho en los últimos años, aunque se conocen poco sus efectos sobre la fertilidad o si crean problemas durante el embarazo.

El medicamento bevacizumab (Avastin®) es una excepción, pues los estudios han descubierto que este medicamento puede causar insuficiencia ovárica, y los ovarios de algunas mujeres nunca se recuperan.

Otro grupo de medicamentos que causa preocupación son los medicamentos dirigidos llamados inhibidores de la tirosina cinasa (TKIs), tal como imatinib (Gleevec®), los cuales causan defectos de nacimiento en animales en estudios de laboratorios. Actualmente se recomienda que las mujeres consulten con sus médicos antes de quedar embarazadas mientras reciben TKIs.

Lea Targeted Therapy e Immunotherapy para aprender más sobre estos tratamientos contra el cáncer.

Trasplante de médula ósea o células madre

El trasplante de médula ósea o de células madre por lo general involucra altas dosis de quimio y en ocasiones de radiación a todo el cuerpo antes del trasplante. En la mayoría de los casos, esto causa que una mujer deje de liberar óvulos de manera permanente. Hable con su médico o enfermera acerca de este riesgo antes de comenzar el tratamiento. (Lea “Quimioterapia” y “Radioterapia” para obtener más información sobre estos aspectos del trasplante).

Si desea aprender más sobre trasplantes, lea nuestro documento Trasplante de células madre (trasplantes de sangre periférica, médula ósea y sangre del cordón umbilical).

Radioterapia

Los tratamientos de radiación usan rayos de alta energía para destruir las células cancerosas. Estos rayos también pueden dañar los ovarios de la mujer. Para una mujer que recibe radioterapia en el abdomen (vientre) o pelvis, la cantidad de radiación absorbida por los ovarios determinará si ella se vuelve infértil. Las dosis altas pueden destruir algunos o todos los óvulos en los ovarios y podrían causar infertilidad o una menopausia precoz.

Aunque la radiación no apunte directamente a los ovarios, los rayos pueden ir de un lado a otro dentro del cuerpo y aun así podrían dañar los ovarios.

Cuando la radiación es dirigida al interior de la vagina, los ovarios absorben una alta dosis de radiación.

La radiación al útero puede causar cicatrización, lo cual restringe la flexibilidad y el flujo sanguíneo hacia el útero. Estos problemas pueden limitar el crecimiento y la expansión del útero durante el embarazo, y aumentar el riesgo de abortos espontáneos, bebés de bajo peso al nacer y nacimientos prematuros.

En ocasiones, la radiación al cerebro afecta la glándula pituitaria. La glándula pituitaria normalmente envía señales a los ovarios para producir hormonas, de modo que interferir con estas señales puede afectar la ovulación (liberación de óvulos por parte de los ovarios). Esto podría o no afectar a la fertilidad dependiendo del método y de la dosis de radiación.

Es posible que usted sea fértil cuando comienza a recibir tratamientos con radiación, no obstante es importante que no quede embarazada hasta que finalice el tratamiento ya que la radiación puede causar daño al feto. Hable con su médico al respecto.

Usted puede obtener más detalles sobre este tipo de tratamiento en Radioterapia: una guía para los pacientes y sus familias.

Cirugía

La cirugía en ciertas partes del sistema reproductor puede causar infertilidad. Para ciertos tipos de cáncer, una histerectomía forma parte del tratamiento. Una histerectomía es la cirugía que extirpa el útero ya sea a través de la vagina o mediante un corte en el abdomen (vientre). Una vez que se extirpa el útero, la mujer no puede tener hijos.

Los ovarios se pueden extirpar (llamado ooforectomía) al mismo tiempo que se saca el útero. Sin ovarios, una mujer no puede quedar embarazada dado que ya no tiene ningún óvulo más. En algunas mujeres con cáncer de ovario o de cuello uterino en etapa temprana, el cirujano tratará de salvar un ovario, si es posible, para conservar los óvulos, y permitir que la mujer quede embarazada. Mantener al menos un ovario también conserva las hormonas que previenen los síntomas de la menopausia como los sofocos o bochornos y la sequedad vaginal.

Algunas mujeres con cánceres pequeños de cuello uterino pueden realizarse una cirugía llamada cervicectomía uterina, la cual extirpa el cuello uterino pero deja el útero de modo que una mujer puede llevar adelante un embarazo. (Consulte “Cervicectomía uterina radical” en la sección titulada “Cómo conservar la fertilidad en las mujeres con cáncer”).

En ocasiones la cirugía puede causar fibrosis en las trompas de Falopio. Esta fibrosis puede bloquear los conductos y evitar que los óvulos hagan su recorrido hasta el espermatozoide. Esto significa que no pueden ser fecundados y avanzar hacia el útero para ser implantados en el revestimiento.

Nuestro documento Cirugía para el cáncer: una guía para los pacientes y sus familias provee más información sobre cirugía como tratamiento del cáncer.

Otros tratamientos

Las terapias hormonales que se usan para tratar el cáncer de seno y otros tipos de cáncer pueden afectar su capacidad para tener hijos. El efecto de algunos otros tratamientos sobre la fertilidad y el embarazo aún se desconoce. Siempre es mejor hablar con su médico, enfermera u otro miembro de su equipo de atención médica acerca de su tratamiento y cualquier posible efecto sobre su función sexual y fertilidad.


Fecha de última actualización: 01/23/2014
Fecha de último cambio o revisión: 01/23/2014