La fertilidad en las mujeres con cáncer

+ -Text Size

TEMAS

Otros asuntos relacionados con la fertilidad que se deben considerar

El seguro médico y las preocupaciones económicas

Después de revisar los tratamientos para conservar la fertilidad, la mayoría de las personas se preguntarán si alguna vez podrán pagar alguna de estas opciones. Muchas de las pruebas que diagnostican la fertilidad están cubiertas por el seguro médico; sin embargo, los costos del tratamiento por lo general no están cubiertos. Algunos estados tienen leyes que exigen montos variables de cobertura para los tratamientos de infertilidad y de IVF. No obstante muchos pacientes no están cubiertos por estas leyes y muchos otros viven en estados sin cobertura o con cobertura limitada.

A fin de hacer que su plan de seguro pague los tratamientos de infertilidad, usted primero debe llamar a su compañía aseguradora y preguntar acerca de los pasos que necesita dar para solicitar cobertura. Algunos pacientes pudieron conseguir que su tratamiento de infertilidad fuera cubierto cuando explicaron o hicieron que sus médicos mostraran que la infertilidad fue un efecto secundario de un tratamiento necesario para el cáncer.

Los costos de los tratamientos de infertilidad constituyen el obstáculo principal para la mayoría de los pacientes. Aun así, hay opciones disponibles para algunas personas, incluso si no pueden conseguir que el seguro médico le brinde cobertura.

Averigüe qué tratamiento podría ser una opción para usted, dónde puede recibirlo y cuánto cuesta. Es útil hablar con un asesor en prácticas profesionales de fertilidad y solicitar información acerca del tratamiento, sus costos e incluso los códigos específicos del seguro para los servicios que podría necesitar. Un consejo práctico es pedirle al asesor financiero que obtenga una carta de confirmación escrita de su compañía de seguro sobre cuáles son los costos que están cubiertos y cuáles no. En ese momento, es posible que tenga que sentarse y revisar sus finanzas. Tenga en cuenta lo que tiene en su cuenta bancaria y de jubilación, cualquier línea de crédito (incluyendo tarjetas de crédito) o incluso si puede obtener ayuda de sus familiares.

Algunos centros proporcionan paquetes de tratamiento a un solo precio y algunos ofrecen opciones de financiamiento para que el tratamiento sea más asequible pagándolo a largo plazo. Pregunte si estas opciones están disponibles. Algunos centros pueden formar parte del programa de ayuda económica de Fertile Hope llamado “Sharing Hope” (Compartiendo la esperanza), el cual reduce los costos de conservación de la fertilidad para los pacientes que califican. (Puede encontrar información acerca del programa Fertile Hope en la sección: “¿Cómo obtener más información?”).

Es difícil pensar en gastar dinero en la fertilidad mientras está lidiando con otras facturas médicas y el cáncer. Otro obstáculo es que a menudo se debe actuar bastante rápido para conservar la fertilidad antes de que comience el tratamiento del cáncer. Obtener ayuda económica y asesoramiento es un primer paso y le ayudará a que se sienta menos sola al intentar planificar un futuro después del cáncer. La mayoría de las familias dirían que esto merece el esfuerzo aunque al principio pueda ser difícil.

Consideraciones legales

Puede que usted quiera consultar con un abogado sobre las opciones de fertilidad que está considerando y las posibles implicaciones legales que podrían surgir. Un abogado puede ayudarle a entender los documentos legales y sus derechos. Dado que usted podría estar sobrellevando problemas médicos complejos, encuentre a un abogado que esté familiarizado con los aspectos legales de la tecnología reproductiva.

Por ejemplo, si un cónyuge o pareja muere después de que los embriones son fecundados, ¿estaría él o ella igualmente dispuesto/a a que el padre sobreviviente los use? Si no usa todos sus embriones fecundados, ¿qué hará con ellos? ¿Estaría dispuesto a donarlos a otras personas que los necesiten? Es necesario entender y resolver de antemano este tipo de posibilidades. Un abogado experto en la materia puede ayudarle con los asuntos complejos de la reproducción asistida, la donación de espermatozoides u óvulos y la subrogación de vientre.

También hay abogados especializados que trabajan con los servicios de adopción. Ellos pueden ayudar a los padres biológicos a ceder (poner fin a) sus derechos legales sobre el niño y manejar el proceso de adopción. Esto puede ayudar a garantizar una adopción sin contratiempos con menos temor y ansiedad.

Servicios de salud mental

Tener que lidiar con su tratamiento del cáncer y los problemas de fertilidad puede provocarle emociones fuertes. Puede sentirse abrumado, desalentado o deprimido. Algunos de los medicamentos que las mujeres toman para la fecundación in vitro o para conservar la fertilidad también pueden tener efectos secundarios. Estos sentimientos son normales. Un profesional de la salud mental puede ayudarle a adaptarse a su diagnóstico de cáncer y a lidiar con sus sentimientos respecto a su fertilidad. Este experto también puede ayudarle a lidiar con los sentimientos de culpa, enojo, pérdida y discapacidad. Su terapeuta debe entender el impacto del cáncer sobre la fertilidad y ayudarle a considerar sus decisiones sobre las opciones de paternidad. Contar con un tercero que no esté tan involucrado emocionalmente como usted y su pareja puede ser de mucha ayuda.

Probablemente pueda encontrar un grupo de apoyo para personas con problemas de infertilidad por medio del consultorio de su especialista en fertilidad. Las parejas que comparten sus experiencias únicas a menudo encuentran un vínculo y una fortaleza especial. La infertilidad puede ser una montaña rusa llena de altibajos. Resulta útil pasar por esto con otras personas que entiendan del tema.

Una vida sin hijos

Muchas parejas pueden decidir conscientemente no tener hijos y enfocarse en las ventajas de esta decisión. La vida sin hijos permite que la pareja busque obtener otras metas en la vida, tales como una profesión, viajar o realizar trabajo voluntario para ayudar a otras personas. Si no está seguro acerca de tener hijos, hable con su cónyuge o pareja. Tomar una decisión juntos puede convertirse en una nueva y emocionante inversión en su futuro como pareja. Si aún se siente inseguro, hablar con un profesional de la salud mental puede ayudarles a ambos a pensar con más claridad sobre estos asuntos y tomar la mejor decisión.


Fecha de última actualización: 01/23/2014
Fecha de último cambio o revisión: 01/23/2014