Sexualidad para el hombre con cáncer

+ -Text Size

TEMAS

Reavivar el interés sexual

De vez en vez todos tenemos ideas o sensaciones eróticas, pero a veces las ignoramos o nos olvidamos de ellas. Sus pensamientos sexuales pueden mejorar su vida sexual. Procure llevar un ‘Diario del deseo’. A continuación le indicamos cómo:

  • Cada día durante una semana, prepárese con una hoja de papel la cual será su 'Diario del deseo' y llevará consigo a donde quiera que vaya. Cuando tenga un pensamiento o sensación sexual, anótelo. Escriba la hora del día y si se encontraba a solas o con alguien. También escriba qué es lo que hizo respecto al pensamiento que tuvo.
  • Busque en su ‘Diario del Deseo’ si hay algún patrón, como ciertos lugares, personas o momentos del día que le ayudan a sentir más deseo sexual.
  • Una vez que ha encontrado algunos patrones, puede comenzar poniéndose en las situaciones que provocan una disposición sexual, tales como hacer ejercicio, planificar una salida informal por la noche con su pareja, hacer un esfuerzo especial para verse y sentirse atractivos, leer una historia erótica sobre sexo, mirar una película romántica con una trama romántica o sexual, o fantasear sobre un encuentro sexual.
  • Obtenga la ayuda de su pareja en algún momento. Hablen sobre cualquier temor que tenga ya sea usted o su pareja sobre retomar la actividad sexual. Si tiene preguntas sobre riesgos médicos, usted y su pareja deberán hablarlos con el doctor.

Como ejemplo, a continuación se presenta una muestra del ‘Diario del deseo’ de un hombre. Aunque el hombre no tuvo actividad sexual alguna, sintió el deseo algunas veces durante el día. A veces con solo llevar un registro de sus deseos aumentará el número de pensamientos y sentimiento sexuales que percibe.

    Lunes

 

    Hora

    ¿Quién estaba conmigo?

    Pensamiento o sensación sexual

    Acción realizada

    7:30 a.m.

    Esposa

    Quise acariciar la región de los senos de mi esposa mientras preparaba el desayuno.

    Ninguna debido a que sé que mi esposa lo hubiera encontrado inapropiado.

    1:30 p.m.

    Solo

    Observé a una mujer atractiva cerca en la estación del café en el trabajo. Me pregunté cómo se vería sin ropa.

    Ninguna

    3:15 p.m.

    Solo

    Pensé en tener sexo esta noche.

    Ninguna

    10:00 p.m.

    Esposa

    Sentí deseos de tener sexo cuando me metí a la cama.

    Le pregunté que si quería tener sexo y me dijo que estaba muy cansada, pero que quizás al amanecer.

Si estas medidas no logran reavivar su interés por el sexo, considere acudir a un sexoterapeuta. La sección de “Ayuda profesional” ofrece algunas sugerencias.


Fecha de última actualización: 09/30/2013
Fecha de último cambio o revisión: 01/22/2014