Sexualidad para la mujer con cáncer

+ -Text Size

TEMAS

Cómo superar la ansiedad sobre el sexo

Muchas parejas consideran que el sexo debería siempre darse de manera espontánea, con poca o sin planeación alguna. Pero en ocasiones se tiene que lidiar con algún síntoma relacionado con el cáncer o efecto secundario del tratamiento que hace imposible ser espontáneos como se acostumbraba. Lo más importante es ser abiertos para hablar de ello y comenzar a programar un horario para que pasen tiempo juntos de forma relajada. Las parejas requieren retomar su actividad sexual gradualmente.

Parte de la ansiedad sobre la reanudación del sexo se debe a la presión por satisfacer a la pareja. Una forma de explorar su propia capacidad de disfrutar el sexo puede consistir en comenzar por autoestimularse usted. La autoestimulación (masturbación) no es algo necesario para retomar la actividad sexual, pero puede ser útil. Con la autoestimulación de sus genitales y lograr el orgasmo, podrá determinar si el tratamiento contra el cáncer ha cambiado su respuesta sexual sin tener que preocuparse de que su pareja vaya a frustrarse. Si descubre qué parte del cuerpo podría estar irritada o muy sensible, puede indicar a su pareja lo que debe evitar hacer.

Puede ser que a muchos de nosotros desde niños se nos haya inculcado que la masturbación es mala o algo de lo que hay que avergonzarse, pero realmente es una experiencia normal y positiva para la mayoría de la gente. La mayoría de los hombres y las mujeres ha estimulado sus órganos genitales durante algún momento de su vida. Muchas personas que disfrutan de una vida sexual con su pareja aún practican la masturbación. Hombres y mujeres que están en sus 70s, 80s y 90s a menudo siguen practicado y disfrutando la práctica de la autoestimulación.

Si se siente bien con esta idea, trate de acariciar no solo sus genitales, sino todas las partes sensibles en su cuerpo. Esté atenta de las diferentes sensaciones de placer que pueda sentir.

Los libros de autoayuda en la sección “Para obtener más información” pueden ayudarle con sus inquietudes sobre la autoestimulación. Posteriormente podrá enseñar a su pareja cualquier descubrimiento nuevo que haya tenido sobre zonas sensibles en su cuerpo. Incluso si el tratamiento contra el cáncer no ha cambiado su respuesta sexual, puede que descubra nuevas caricias que realcen su rutina sexual.

Autoestimulación

  • investigación ha reportado que la masturbación es la conducta sexual más común entre los humanos. Aunque es más común entre los hombres, las mujeres también disfrutan de esta práctica.
  • autoestimulación puede que no vaya bien con sus preferencias personales o sistema de creencias religiosas, y no debe ser forzada. El aspecto más importante del ser sexual es sentirse bien con sus ideas y creencias personales.
  • masturbación es una conducta sexual real que no se ha visto que sea considerada como una alternativa negativa al sexo con una pareja. Muchas personas con sanas relaciones aún se masturban.
  • que descubra que acariciar suavemente no solo sus genitales sino otras partes de su cuerpo le brinda una sensación de bienestar. Muchas mujeres identifican el área del pecho, pezón y otras partes de su cuerpo como las más sensibles al tacto. Cada mujer detecta distintas partes de su cuerpo como placenteras al tacto. Dedique tiempo a la exploración de su cuerpo. Puede que algunas áreas hayan quedado muy sensibles tras la cirugía o la radiación, por lo que puede que quiera evitar estimular estas partes por el momento, pero pruebe con explorarlas posteriormente.
  • la idea no le incomoda, planifique un tiempo de intimidad en la que no tendrá interrupciones, y suavemente explore su cuerpo para determinar sus zonas erógenas (de alta sensibilidad a las caricias sensuales). Puede que quiera incluir a su pareja en sus hallazgos o que elija mantenerlos para sí misma. Muchas personas disfrutan de este placer erótico mientras toman el baño o la ducha.
  • mujeres se sienten bien con la idea de explorarse y autoestimularse. Dedique el tiempo para determinar su nivel de comodidad con este tipo de actividad sexual. El proceso difiere en cada persona, para que no se apresure ni se fuerce a sí misma a hacer algo con lo que no se sienta cómoda.

Fecha de última actualización: 03/19/2013
Fecha de último cambio o revisión: 01/22/2014