Urostomía: una guía

+ -Text Size

TEMAS

Manejo de la urostomía

Al principio puede parecer difícil cuidar de su urostomía, pero con práctica y tiempo se convertirá en uno de sus hábitos cotidianos, como afeitarse o bañarse.

Selección de un sistema de bolsa

Decidir cuál sistema de bolsa o dispositivo es el más adecuado para usted es un asunto muy personal. Cuando se pruebe su primer sistema colector, es mejor hablar con una enfermera especialista en ostomía o con alguien que tenga experiencia en esta área. Debe haber alguien en el hospital que lo inicie con el equipo y le dé instrucciones de uso después de la cirugía. A medida que se vaya preparando para abandonar el hospital, asegúrese de que se le refiera a un enterostomista o centro de atención donde se atiendan a pacientes como usted, o bien, en Estados Unidos puede solicitar información sobre la oficina de su región de la United Ostomy Associations of America. Aun cuando tenga que viajar para conseguir esta ayuda, bien vale la pena, ya que usted querrá un buen comienzo y así evitar percances. Incluso con ayuda, puede que tenga que probar diferentes tipos o marcas hasta encontrar el sistema de bolsa más adecuado para usted (lea la sección “Ayuda, información y apoyo”).

Al buscar el sistema colector que funcione mejor para usted, hay algunos factores que debe considerar, como la longitud del estoma, la firmeza y forma del abdomen, la ubicación del estoma, las cicatrices y pliegues cerca del estoma y su estatura y peso. Es posible que sea necesario hacer cambios especiales a los estomas ubicados cerca del hueso de la cadera, la línea de la cintura, la ingle o cicatrices. Algunas compañías ofrecen productos a la medida para situaciones poco comunes.

Un buen sistema colector debe ser:

  • Seguro, con un sello a prueba de derrames que dure de 3 a 7 días.
  • Que proteja la piel que circunda el estoma.
  • Casi invisible cuando se cubra con la ropa.
  • Fácil de poner y quitar.

Tipos de sistemas colectores

Las bolsas vienen en muchos estilos y tamaños, pero todas tienen la misma función de recolectar la orina. Hay disponibles dos tipos principales de sistemas. Ambos tipos incluyen una parte que se adhiere a su piel (llamada cubierta frontal, reborde, barrera cutánea u oblea) y una bolsa para la recolección.

  • Los sistemas de una pieza se colocan en la barrera cutánea.
  • Los sistemas de dos piezas consisten en una barrera cutánea y una bolsa que se puede retirar y volver a colocar en la barrera.

Puede que sea necesario hacer un orificio en la barrera o la cubierta frontal de la bolsa para el estoma, o se puede medir y recortar. Está diseñada para proteger la piel de la orina y para ser tan suave en la piel como sea posible.

One-piece pouch Two-piece pouch

Cada bolsa de urostomía tiene una válvula de drenaje en el fondo para vaciar la bolsa cuando sea necesario. Se recomienda vaciar su bolsa cuando la tercera parte esté llena. Durante el día, la mayoría de las personas necesitan vaciar la bolsa tan frecuentemente como ellas acudían al baño antes de que se sometieran a una cirugía de urostomía o tuvieran cualquier otro problema de la vejiga.

En la noche, se puede adherir un tubo flexible a la válvula de drenaje de la bolsa. Esto permite que la orina fluya hacia una bolsa más grande que se encuentra al lado de su cama mientras usted duerme. Muchas personas descubren que es mejor una unidad de drenaje ubicada al lado de su cama que tener que levantarse durante la noche para vaciar la bolsa (esto se discutirá más adelante en la sección “Sistema de drenaje nocturno”).

Mientras usted se encuentre en el hospital después de la cirugía, una enfermera de ostomía hablará con usted sobre sus necesidades personales y puede ayudarle a escoger un sistema de bolsa. Para algunas personas, este tipo de bolsa es el que usan por el resto de sus vidas, mientras que otras necesitarán posteriormente cambiar a un tipo de sistema de bolsa nuevo o diferente si ganan peso, crecen (en el caso de un niño) o por otras razones. Si la bolsa recomendada no le funciona de la manera que usted necesita, no siga usándola. Trate tipos diferentes de bolsas hasta que encuentre una que sea cómoda, funcione bien y que sea fácil de usar.

Protección a la piel

El flujo constante de orina que sale del estoma puede irritar la piel cercana. Por lo tanto, la mayoría de las bolsas de urostomía tienen barreras protectoras para la piel. Los sistemas de bolsas están disponibles con una abertura predeterminada o se pueden cortar para que se ajuste al tamaño y forma de su estoma.

Después de la cirugía, el estoma estará inflamado, pero su tamaño se reducirá durante las próximas seis a ocho semanas. Durante este tiempo, se debe medir el estoma aproximadamente una vez a la semana. En las cajas de las bolsas o en las cajas de las barreras para la piel puede que se incluya una tarjeta para medir el estoma, o usted puede hacer su propio modelo que iguale la forma de su estoma. La abertura en la barrera dérmica no debe medir más de 1/8 de pulgada de largo que el tamaño del estoma para mantener la orina fuera de la piel.

Factores que pueden afectar el sello del sistema colector

La cantidad de tiempo que una bolsa permanece sellada a la piel depende de muchos factores, como el entalle adecuado, el clima, la condición de la piel, las cicatrices, los cambios en el peso, la alimentación, la actividad y la forma de su cuerpo cerca del estoma. A continuación se presentan algunas otras cosas que pueden afectar el tiempo que la bolsa se adhiere:

  • Sudar durante el verano en los climas cálidos y húmedos reducirá el número de días que puede usar una bolsa. El calor del cuerpo, aunado con la temperatura ambiente, ocasionará que las barreras para la piel se aflojen más rápido de lo habitual.
  • La piel grasosa y húmeda reduce el tiempo de uso.
  • Ganar o perder peso también afectará el tiempo que podrá usar una bolsa. El peso que aumente o pierda después de la cirugía para la urostomía puede cambiar la forma de su abdomen. lo cual puede hacer que necesite un sistema totalmente distinto.
  • Puede que las actividades físicas afecten el tiempo de uso de una aplicación. El nadar, los deportes de actividad intensa o cualquier cosa que le haga sudar puede reducir el tiempo de uso de la aplicación.

Cambio de la bolsa

Puede que sea más fácil cambiar la bolsa en la mañana, antes de comer o beber algo. Si éste no es el mejor momento para usted, trate de esperar al menos de una a dos horas después de haber consumido líquidos de manera que el flujo de orina no le moleste mientras cambia la bolsa. Algunas personas encuentran útil usar papel higiénico enrollado o papel toalla para absorber el gotereo de orina que sale del estoma.

Usted tendrá que descubrir la mejor posición para colocarse su bolsa, ya sea sentado, parado o acostado. La posición que use debe ser la que permita ver su estoma y la más fácil para cuando usted cambie la bolsa. Algunas personas se paran frente al inodoro de manera que las gotas de orina provenientes del estoma caigan en el inodoro. Cuando se hace el cambio de bolsa sentado en una silla de ruedas, resulta útil deslizar las nalgas hacia el frente de la silla e inclinarse un poco. Un espejo le puede ayudar a centralizar la bolsa en el estoma.

Al principio, cambiar la bolsa puede que le tome hasta 30 minutos, pero con el pasar del tiempo y practica puede que tome cambiarla 10 minutos o menos. Recuerde que la bolsa debe cambiarse en un horario que se ajuste a su rutina. En otras palabras, no espere a que haya una fuga de orina para cambiar la bolsa.

La limpieza de las bolsas reduce las probabilidades de que gérmenes (bacteria) alcancen el sistema urinario. Las bacterias se pueden multiplicar rápidamente incluso en la gota de orina más diminuta. Estos gérmenes pueden desplazarse hasta los uréteres y causar una infección renal. Las bacterias también pueden causar que la orina sea muy maloliente.

No tiene que usar material esterilizado (el estoma y la piel adyacente están limpios pero no estériles). Sin embargo, mantener todos sus suministros limpios y organizados le ahorrará tiempo y dinero. Se recomienda que siempre tenga al menos dos bolsas, una en su cuerpo y otra lista para reemplazar la que usa (lea “Pedido y almacenamiento de suministros").

Cómo vaciar la bolsa

Debido a que las bacterias crecen rápidamente en la orina, resulta importante vaciar a menudo la bolsa, en horarios regulares. Demasiada orina también podría causar daño al cierre de la bolsa.

Durante el día, es probable que usted necesite vaciar la bolsa cada dos a cuatro horas, o con más frecuencia si usted bebe muchos líquidos. Puede que los niños necesiten vaciar las bolsas con más frecuencia, ya que en ellos éstas son más pequeñas. Trate de vaciar la bolsa cuando alcance de 1/3 a ½ de capacidad. Siga estos pasos:

  • Siéntese en el escusado tan atrás como pueda.
  • Coloque una pequeña tira de papel sanitario en el escusado para disminuir las salpicaduras.
  • Sujete la parte inferior de la bolsa hacia arriba y abra la válvula.
  • Vacíe suavemente el contenido directamente en el escusado.
  • Cierre la válvula.
  • Seque el extremo de la válvula con papel toalla.

Cinturones y cinta adhesiva

Adjustable belt

El uso de un cinturón de ostomía es una preferencia personal. El cinturón adherido al sistema de bolsa y se ajusta alrededor de su cintura. Algunas personas con urostomías usan un cinturón porque las hace sentirse más seguras y soporta el sistema colector, el cual pesa más a medida que se llena de orina. Otras personas encuentran incómodo el uso del cinturón y usan cinta. La cinta se puede colocar alrededor del borde exterior de la barrera dérmica, como un marco, para ayudar a mantenerla en su lugar.

Si opta por usar un cinturón de ostomía, ajústelo de manera que le quepan dos dedos entre el cinturón y su cintura. Esto ayuda a evitar que se le forme una ranura o corte profundo en la piel alrededor del estoma, lo cual podría causar daños graves al estoma o úlceras por presión en la piel adyacente. El cinturón se debe usar de tal manera que no quede sobre o debajo del nivel de las lengüetas (hebillas) del sistema de bolsa. Las personas en sillas de ruedas pueden necesitar cinturones especiales para las ostomías. Las compañías de suministros frecuentemente venden cinturones especiales, o una enfermera especialista en ostomía puede decirle cómo hacer uno.

Sistema de drenaje nocturno

Durante la noche, la parte inferior de la bolsa se conecta a un sistema de drenaje nocturno que conducirá la orina fuera del estoma mientras usted duerme. Esto le permite dormir sin interrupciones. El drenaje de la orina se hace por gravedad en un recipiente que se encuentra al lado de la cama. Su bolsa no estará tan llena ni pesada como para desprenderse de su cuerpo, y su estoma estará protegido contra la acumulación de mucha orina.

Night drainage system

Cuando conecte la bolsa a la unidad de drenaje ubicada al lado de su cama, deje una pequeña cantidad de orina en la bolsa antes de conectar el tubo. Esto evita tener que preparar un vacío en el sistema. El recipiente ubicado al lado de la cama debe estar ventilado y el tubo en la parte superior de la bolsa o botella debe estar fijado en su lugar sin exceder una pulgada que vaya hacia la bolsa o la botella. Si la orina regresa al tubo, esto detendrá el drenaje. El recipiente de drenaje puede ser colgado sobre el lado de la cama, o se puede colocar otro recipiente en el piso. Para este propósito, se puede usar un cesto.

Limpie el tubo de goma y el recipiente de drenaje cada mañana. Vierta alrededor de dos onzas de una solución de vinagre/agua en la bolsa vacía que sea adherida al sistema de drenaje nocturno. (Use tres partes de agua por cada parte de vinagre blanco). Deje que este líquido pase por su bolsa, a través del tubo y hacia el recipiente que almacena la orina. Luego extraiga el líquido y cuelgue el sistema de drenaje durante la noche para que se pueda secar al aire.


Fecha de última actualización: 04/21/2011
Fecha de último cambio o revisión: 04/21/2011