Urostomía: una guía

+ -Text Size

TEMAS

Cómo evitar y manejar los problemas de una urostomía

Problemas graves de la piel

Las áreas de la piel que están enrojecidas, adoloridas y siempre mojadas impedirán que usted logre un buen cierre alrededor del estoma. Es importante tratar inmediatamente las irritaciones menores. Si usted presenta un área grande irritada que no desaparece en algunos días, o piel costrosa alrededor del estoma (costra), comuníquese con su médico o enfermera de ostomía. Ellos pueden recetarle medicina que le ayudará a secar y sanar su piel.

En el caso de las úlceras por presión profundas causadas por un cinturón de ostomía muy apretado, afloje o quítese el cinturón y llame inmediatamente a su médico o enfermera enterostomista. Necesitará que se le dé tratamiento.

Recuerde que un sistema colector bien ajustado, el consumo de suficientes líquidos y un buen cuidado de su piel pueden ayudar a prevenir problemas.

Cristales urinarios

Los cristales urinarios en el estoma o la piel son causados por la orina alcalina. Los cristales lucen como partículas blancas y arenosas que pueden causar la irritación o sangrado del estoma. La limpieza apropiada, el mantener su orina ácida y el ajustar cuidadosamente la barrera cutánea ayudarán a prevenir cristales urinarios.

Para ayudar a reducir los cristales urinarios, usted puede preparar una compresa de vinagre y aplicarla al estoma por varios minutos cuando cambie la bolsa. Utilice un paño o toalla pequeña de baño para empaparlo en una mezcla de agua y vinagre blanco por partes iguales y luego aplique el paño húmedo en el estoma.

Cuándo hay que llamar al médico

Usted debe llamar al médico o enfermera enterostomista si presenta:

  • Una cortadura en el estoma
  • Lesiones en el estoma
  • Mucho sangrado proveniente de la abertura del estoma (o si es que en varias ocasiones encuentra un sangrado moderado en la bolsa cuando va a vaciarla)
  • Sangrado en el punto de unión del estoma y la piel
  • Irritación de la piel grave o úlceras (llagas) profundas
  • Un cambio inusual en el tamaño o color de su estoma
  • Fiebre o fuerte olor a orina que puede ser un signo de infección renal

Fecha de última actualización: 03/26/2015
Fecha de último cambio o revisión: 03/26/2015