Cirugía para el cáncer: una guía para los pacientes y sus familias

+ -Text Size

TEMAS

¿Cómo se usa la cirugía contra el cáncer?

La cirugía se realiza por muchas razones. Algunos tipos de cirugía son menores y se les puede llamar procedimientos, mientras que otras son operaciones mayores. Los tipos más comunes de cirugías para el cáncer se explican en este documento.

Cirugía preventiva (profiláctica)

La cirugía preventiva o profiláctica se emplea para extraer tejido corporal que tiene probabilidades de convertirse en cáncer, aun cuando no haya signos de cáncer al momento de la operación. Por ejemplo, los pólipos precancerosos se pueden extirpar del colon durante una colonoscopia.

A veces la cirugía preventiva se usa para extirpar un órgano en su totalidad cuando las personas tienen una afección hereditaria que les pone en un riesgo muy alto de llegar a tener cáncer algún día. (Una afección hereditaria se pasa de los padres a los hijos). Por ejemplo, se reporta que algunas mujeres con un contundente historial familiar de cáncer de seno presentan un cambio hereditario (mutación) en un gen de cáncer de seno (llamado BRCA1 o BRCA2). Debido a que su riesgo de desarrollar cáncer de seno es elevado, puede que estas mujeres quieran considerar una mastectomía profiláctica. Esto significa que los senos son extirpados antes de que se detecte cáncer.

Cirugía de diagnóstico

La cirugía a menudo se realiza para ayudar a diagnosticar el cáncer. En la mayoría de los casos, la única manera de saber si una persona tiene cáncer y determinar el tipo de cáncer consiste en extraer un fragmento de tejido (muestra) y realizarle pruebas. A menudo, a este procedimiento se le llama biopsia. El diagnóstico se realiza al observar las células de la muestra con un microscopio o mediante otras pruebas de laboratorio que se le hacen a la muestra. Hay muchos métodos para obtener una muestra de células de una región en la que puede que haya cáncer. Éstos se describen en la sección “Cirugía para diagnosticar y clasificar la etapa del cáncer”.

Cirugía para la clasificación de la etapa

La cirugía para clasificar la etapa del cáncer se hace para descubrir cuánto cáncer hay y cuánto se ha propagado. El examen físico y los resultados de las pruebas de laboratorio y estudios por imágenes se emplean para determinar la etapa clínica del cáncer. Pero por lo general es la etapa quirúrgica (referida también como etapa patológica) la que proporciona una medida más precisa sobre qué tanto se ha propagado el cáncer. Para más información, consulte nuestro documento Staging sobre clasificación por etapas (disponible en inglés).

Entre algunos ejemplos de procedimientos quirúrgicos que se usan frecuentemente para clasificar por etapas a los cánceres, se encuentran la laparotomía y la laparoscopia que se describen en la sección “Cirugía para diagnosticar y clasificar la etapa del cáncer”.

Cirugía curativa

La cirugía curativa se hace usualmente cuando el cáncer se encuentra confinado sólo en una parte del cuerpo, y es probable que éste se pueda extirpar por completo. En este caso, la cirugía curativa puede ser el tratamiento principal. Se puede usar sola o junto con otros tratamientos, como la quimioterapia o radioterapia, los cuales se pueden administrar antes o después de la operación. De hecho, en algunos casos la radioterapia es aplicada durante la operación. (Esto se conoce como radioterapia intraoperatoria).

Cirugía reductora (citorreductora)

La cirugía citorreductora se emplea para extirpar una parte del cáncer (no todo). En ocasiones, se lleva a cabo cuando la extirpación total del tumor ocasionaría demasiado daño a los órganos o a los tejidos circundantes. Por ejemplo, se podría emplear en caso de cáncer de ovario avanzado y algunos linfomas. En estos casos, el médico podría extraer tanto tumor como sea posible y luego tratar lo que quede con radiación, quimioterapia, u otros tratamientos.

Cirugía paliativa

Este tipo de cirugía se realiza para tratar las complicaciones causadas por el cáncer avanzado. Se puede usar para corregir un problema que esté causando incomodidad o incapacidad. Por ejemplo, algunos cánceres en la región del estómago (el abdomen) pueden crecer lo suficientemente grandes como para bloquear (obstruir) el intestino. Si esto ocurre, la cirugía se puede usar para eliminar el bloqueo. La cirugía paliativa también podría usarse para tratar el dolor cuando es difícil controlarlo por otros medios. La cirugía paliativa ayuda a aliviar problemas causados por el cáncer y ayuda a las personas a sentirse mejor, pero no se emplea para tratar o curar el cáncer en sí.

Cirugía de apoyo

La cirugía de apoyo se realiza para facilitar que las personas reciban otros tipos de tratamiento. Por ejemplo, un dispositivo de acceso vascular, tal como un Port-A-Cath® o Infusaport®, es un tubo delgado y flexible que se puede colocar quirúrgicamente en una vena grande y conectarse a un pequeño dispositivo en forma cilíndrica que se coloca debajo de la piel. Se coloca una aguja en el cilindro del acceso para administrar los tratamientos y extraer sangre, en lugar de tener que insertar agujas en las manos y los brazos en cada ocasión.

Cirugía restaurativa (reconstructiva)

Este tipo de cirugía se usa para mejorar la apariencia de una persona después de una cirugía mayor contra el cáncer. También se usa para restaurar la función de un órgano o de una parte del cuerpo después de la cirugía. Algunos ejemplos son la reconstrucción del seno después de una mastectomía, el uso de colgajos de tejido, injertos de hueso o materiales protésicos (de metal o plástico) después de la cirugía para los cánceres en la región de la cabeza y el cuello. Para obtener más información sobre estos tipos de cirugía reconstructiva, lea nuestros documentos Reconstrucción del seno después de la mastectomía y Cáncer de orofaringe y de cavidad oral. Estos documentos pueden consultarse en Internet o puede solicitar una copia llamando a 1-800-227-2345.


Fecha de última actualización: 10/27/2014
Fecha de último cambio o revisión: 10/27/2014