Cirugía para el cáncer: una guía para los pacientes y sus familias

+ -Text Size

TEMAS

Planeación y preparación de la cirugía para el cáncer

Tanto usted como su médico tienen cosas que hacer antes de la cirugía para asegurarse de que tiene las mejores probabilidades de un buen resultado. Usted necesita saber tanto como sea posible sobre qué debe esperar, así como sentirse seguro de que la decisión que tomó es la mejor para usted. La gente varía sobre qué tanto quieren involucrarse en el proceso de toma de decisiones respecto a su tratamiento, pero saber tanto como le sea posible sobre lo que se avecina le ayudará, cuando menos, a reducir su nivel de angustia.

No es inusual que los pacientes tengan que esperar algunas semanas para ser sometidos a cirugía después que se les notifica que tienen cáncer. Aproveche el tiempo que tiene para:

  • Aprender más sobre el cáncer.
  • Conservar con otras personas que han tenido cáncer.
  • Explorar sus opciones de tratamiento.
  • Organizar sus pensamientos.
  • Encontrar el equipo de atención médica adecuado para usted.

También puede que desee acudir por una segunda opinión. Es posible que sea necesaria una pre-aprobación del seguro para realizar la cirugía, y esto también toma tiempo. En casi todos los casos, el tiempo necesario para prepararse para una cirugía no debería impactar los buenos resultados de la cirugía. Pero si su situación implica algún tipo de problema médico urgente, la cirugía se llevará a cabo a la brevedad posible.

Consentimiento válido

El consentimiento válido es un documento que conforma una de las partes más importantes de su preparación para la cirugía. En este proceso se le informa sobre todos los aspectos del tratamiento, antes de otorgar permiso por escrito a su médico para que realice una cirugía. Los detalles específicos pueden variar de un estado a otro, aunque el formulario de consentimiento válido por lo general dice que su médico le ha explicado lo siguiente:

  • Su condición o diagnóstico y por qué la cirugía es una opción.
  • El objetivo de la cirugía.
  • La forma en que la cirugía se realizará.
  • Cómo podría beneficiarle.
  • Cuáles son sus riesgos.
  • Qué debe esperar en cuanto a los efectos secundarios.
  • Qué otras opciones de tratamiento tiene.

Cuando firma el consentimiento válido, usted está declarando que ha recibido esta información, la comprende y que está en disposición de someterse a tratamiento con cirugía. También significa que comprende que no hay garantía de que el tratamiento funcionará.

Resulta importante que lea el formulario de consentimiento y comprenda todos los puntos antes de firmarlo. Asegúrese de que su médico le responda todas sus preguntas y que usted entienda las respuestas. También podría ser útil que un familiar o amigo revise el formulario de consentimiento con usted.

Por favor, lea nuestro documento titulado Informed Consent si desea aprender más sobre este proceso.

Pruebas antes de la cirugía

En la mayoría de los casos se necesitan muchas pruebas en los días o semanas previos a su cirugía, especialmente si se planea una operación mayor. Estas pruebas se realizan para asegurar que su cuerpo es lo suficientemente saludable para someterse a la cirugía y recibir los medicamentos que serán usados. Puede que también se hagan para que el médico comprenda mejor su condición y prepare un plan para la cirugía. Puede que no requiera someterse a todas las pruebas que se mencionan a continuación (especialmente si usted se va a someter a un procedimiento menor en el consultorio del médico). Pero con mayor frecuencia se incluyen las siguientes pruebas:

  • Análisis de sangre para medir sus recuentos sanguíneos, el riesgo de sangrado o infección y cuán bien están funcionando su hígado y riñones. También se podría determinar su tipo de sangre en caso de que usted necesite transfusiones durante la operación.
  • Análisis de orina para evaluar cuán bien funcionan sus riñones y determinar si hay infecciones.
  • Radiografía de tórax y EKG (electrocardiograma) para evaluar la función pulmonar y el sistema eléctrico de su corazón.
  • Si es necesario, se realizarán otros estudios como la tomografía computarizada (CT), imágenes por resonancia magnética (MRI) o tomografía por emisión de positrones (PET) para observar el tamaño y la localización de los tumores, y determinar si el cáncer se ha propagado a tejidos adyacentes. Usted puede aprender más sobre estos estudios en el documento titulado Estudios por imágenes (radiología).

Su médico también le hará preguntas sobre su salud, incluyendo hipertensión arterial, enfermedades cardíacas, diabetes, consumo de alcohol y tabaco, así como cualquier otra cosa que podría afectar la cirugía. Usted debe informar a su médico sobre todas las medicinas que toma, incluyendo vitaminas, hierbas, e incluso las medicinas que solo toma de vez en cuando. Además, es importante que usted informe a su médico sobre cualquier reacción alérgica que haya tenido en el pasado, incluyendo reacciones a ciertos alimentos u otras sustancias.

Es posible que su cirujano cambie algunos de los medicamentos que usted toma y le pida que deje de fumar, de consumir alcohol, que pierda peso, así como tratar de mejorar su alimentación o su actividad física antes de la cirugía.

Recuerde: si usted no notifica a su médico sobre un problema potencial que pudiera tener (por ejemplo, un padecimiento hemorrágico o problemas cardiacos) o sobre las medicinas que está tomando (incluyendo productos de hierbas o suplementos), esto puede conducir a problemas graves durante la cirugía.

Si va a recibir medicamentos que le harán dormir profundamente (anestesia general), es probable que le atienda un médico que se especializa en administrar anestesia (anestesiólogo). Se podrían consultar otros especialistas o se podrían realizar otras pruebas si usted tiene alguna otra complicación que pudiera afectar la cirugía.

Cómo prepararse para su cirugía

Dependiendo del tipo de operación, hay cosas que necesita hacer para estar listo para la cirugía.

Asegurar que su estómago e intestinos (tracto digestivo) estén vacíos es importante si estará dormido durante la cirugía. Vomitar mientras se está bajo anestesia puede ser muy peligroso porque el vómito puede entrar a los pulmones y causar una infección. Por este motivo, se le pedirá que no coma ni beba nada desde la noche anterior a la cirugía. También se le podría pedir que use un laxante o un enema para asegurarse de que sus intestinos estén vacíos.

Podría ser necesario afeitar una región de su cuerpo para evitar que el vello corporal se introduzca a través de la incisión. Se limpiará el área antes de la operación para reducir el riesgo de infección. También se podrían necesitar otras preparaciones especiales.

Es normal sentir ansiedad debido a la cirugía y a la anestesia. Hable con sus médicos sobre estos temores, ya que ellos pueden administrarle algún medicamento que le ayude a relajarse antes de la cirugía.


Fecha de última actualización: 12/02/2013
Fecha de último cambio o revisión: 12/02/2013