Estudios clínicos: lo que necesita saber

+ -Text Size

TEMAS

Estudios clínicos: lo que necesita saber

En la mayoría de los estudios de investigación sobre la salud que se difunden en los medios de comunicación, sólo se observan a las personas y en algunos estudios ni siquiera éstas participan. Sin embargo, los estudios clínicos son diferentes. En estos estudios, las personas participan voluntariamente en la investigación de medicamentos o dispositivos médicos nuevos. A través de los estudios clínicos, los médicos descubren si un tratamiento nuevo funciona y si es seguro para la gente. Esta clase de estudios se requiere para el desarrollo de tratamientos nuevos para enfermedades graves, como el cáncer.

Decidir participar en un estudio clínico puede ser difícil, pero es una decisión suya. Mucho ha cambiado durante las últimas décadas, y mucha gente quiere saber tanto como sea posible sobre todas las opciones de tratamiento antes de decidir qué es lo que quiere hacer. Un estudio clínico puede ser una opción para usted, si existe un estudio clínico para el cual sea elegible.

Siempre habrá incertidumbre al momento de considerar un estudio clínico. Parte de ello es que ni siquiera los médicos a cargo de un estudio clínico saben de antemano cuáles serán los resultados. Si lo supieran, no habría necesidad de realizar un estudio en primer lugar. Debido a esto no hay una respuesta concreta a la pregunta "¿debo participar en un estudio clínico?"

La mayoría de las personas no presta atención a los estudios clínicos sino hasta que tienen una enfermedad grave como el cáncer. Las innovaciones médicas (los hallazgos en los estudios clínicos u otras clases de investigación) con frecuencia se reportan en las noticias, pero por lo general uno no se entera de los estudios clínicos en sí salvo que algo haya salido mal en uno de ellos. Por ejemplo, los medios de comunicación informan con rapidez si en algún momento un voluntario resultó perjudicado en un estudio. Aunque es bastante improbable, ha habido casos de personas que han resultado perjudicadas o que incluso murieron mientras participaban en los estudios clínicos. Los informes sobre estos resultados trágicos son importantes, porque contribuyen a exponer los problemas en el sistema. Estos problemas pueden entonces ser manejados de manera que no ocurran nuevamente. Y debido a experiencias negativas en el pasado, existen leyes, requisitos y procedimientos para proteger los derechos y la salud de los voluntarios que participan en los estudios clínicos.

Lo que no suele escucharse en las noticias es sobre los miles de personas que se benefician cada año por haber decidido participar en un estudio clínico. También es probable que no haya escuchado sobre los millones de personas que se benefician a raíz de la participación que otras personas tuvieron en los estudios clínicos.

No existe una respuesta que sea buena o mala al momento de decidir sobre la participación en un estudio clínico, y es una decisión muy personal que depende de muchos factores, incluyendo los beneficios y riesgos del estudio, así como lo que la persona espera lograr con su participación. También dependerá de los valores, preferencias y prioridades individuales.

Saber todo lo posible sobre los estudios clínicos en general (y los que está considerando en particular), puede ayudarle a sentirse mejor sobre su decisión. Si decide participar, saber con antelación lo que debe esperar puede ser útil también.

Esta guía responderá muchas preguntas y dudas básicas que le darán una mejor comprensión y preparación para hablar sobre los estudios clínicos con su doctor y su familia. Esta información le ayudará a decidir cuáles preguntas necesita hacer y lo que las respuestas podrían significar para usted. Sin embargo, al final sólo usted puede decidir si participar en un estudio clínico es lo correcto en su caso.

Un comentario adicional: esta guía está enfocada sobre los estudios clínicos para personas que están siendo tratadas contra el cáncer, pero la mayor parte de la información aquí incluida aplica para otros tipos de estudios clínicos también.


Fecha de última actualización: 11/29/2012
Fecha de último cambio o revisión: 11/29/2012