Estudios clínicos: lo que necesita saber

+ -Text Size

TEMAS

¿Debería pensar en formar parte de un estudio clínico?

Esta es una de las preguntas más difíciles que muchas personas con cáncer tienen que enfrentar. La respuesta no será la misma para todos. Al tratar de decidir, primero hágase algunas preguntas básicas:

  • ¿Por qué quiero participar en un estudio clínico?
  • ¿Cuáles son mis metas y expectativas si decido participar? ¿Son éstas realistas?
  • ¿Qué tan seguros están mis médicos de cuál será mi futuro...
  • ...si decido participar?
  • ...si decido no participar?
  • ¿He sopesado la beneficios contra los riesgos potenciales?
  • ¿He considerado otros posibles factores, como traslados, tiempo y dinero?
  • ¿He considerado mis otras posibles opciones?

Es posible que algunas de estas preguntas no tengan una respuesta definida, pero deben ayudarle a comenzar a pensar en algunos asuntos importantes. La situación de cada persona es única, y las razones de cada persona para querer o no participar pueden ser diferentes.

Riesgo versus beneficio

Cada estudio clínico ofrece sus propias oportunidades y riesgos, pero la mayoría comparte algunas cosas en común. Por lo general, los estudios clínicos (aparte de los estudios en fase 0) ofrecen algunos de los mismos beneficios potenciales:

  • Su participación podría ayudar a otras personas en el futuro que tienen la misma condición, al contribuir en avanzar la investigación del cáncer.
  • Podría tener acceso al tratamiento que de otra forma no estuviera disponible, el cual puede que sea más seguro o funcionar mejor que las opciones de tratamiento actuales.
  • Puede que aumente el número total de opciones de tratamiento disponibles para usted, incluso si aún no ha recibido todos los tratamientos convencionales.
  • Puede que sienta que tiene mayor control sobre su situación y que está teniendo una participación más activa en su atención médica.
  • Probablemente recibirá mayor atención por parte de su equipo de atención médica y un monitoreo más detallado de su condición y de los posibles efectos secundarios del tratamiento si participa en un estudio clínico.
  • Puede que algunos patrocinadores de estudios paguen en parte o por completo su atención médica, así como otros gastos durante el estudio (esto no aplica a todos los estudios clínicos. Asegúrese de que saber quién se espera que pague por su atención antes de inscribirse en el estudio).

Entre algunos de los posibles perjuicios de participar en un estudio se puede incluir:

  • El nuevo tratamiento podría tener efectos secundarios u otros riesgos desconocidos, que puede que sean o no más graves que los de los tratamientos existentes. Esto aplica especialmente a los estudios clínicos en las fases iniciales.
  • Al igual que con otras formas de terapia, el nuevo tratamiento podría no funcionar para usted incluso si éste sí da resultados en otras personas.
  • Podrían presentarse algunas inconveniencias como tener que acudir frecuentemente al consultorio y someterse a pruebas, así como compromisos que ocupen tiempo y requieran que viaje.
  • Si forma parte en un estudio clínico de asignación aleatoria, no podrá escoger cuál tratamiento recibirá. Si el estudio es de ocultación, usted (y tal vez su doctor) no sabrá cuál tratamiento está recibiendo (aunque esta información está disponible si es necesario por su seguridad). Esto se le explicará antes de que decida participar.
  • Puede que las compañías de seguro no cubran todos los costos de participar en un estudio clínico, pero por lo general cubren los costos de lo que normalmente se considera atención estándar. Asegúrese de hablar con su proveedor de seguro médico y con alguien involucrado en el estudio antes de decidir participar, para saber lo que puede que requiera pagar (para obtener más información sobre este tema, lea la sección “¿A quién le corresponde cubrir los costos? ¿Están los costos cubiertos por mi seguro?”).

Fecha de última actualización: 11/20/2014
Fecha de último cambio o revisión: 11/20/2014