Principios de la quimioterapia

+ -Text Size

TEMAS

Los objetivos de la quimioterapia

Hay tres objetivos posibles de los tratamientos de quimioterapia:

Curación: si es posible, la quimioterapia se usa para curar el cáncer, lo que significa que el cáncer desaparece y no regresa. Sin embargo, la mayoría de los médicos no usan la palabra “curación”, excepto como una posibilidad o intención. Cuando se administra un tratamiento que tiene probabilidades de curar el cáncer de una persona, el médico puede describirlo como un tratamiento con intención curativa. Pero no existen garantías, y aunque la cura podría ser el objetivo, el resultado no siempre es el esperado. A menudo puede que transcurran muchos años para saber si el cáncer de una persona en realidad se curó.

Control: si no es posible una curación, la meta puede ser controlar la enfermedad, reducir el tamaño de cualquier tumor canceroso y/o evitar el crecimiento y la propagación del cáncer. Esto puede ayudar a que una persona con cáncer se sienta mejor y posiblemente viva más tiempo. El muchos casos el cáncer no desaparece completamente, pero es controlado y tratado como una enfermedad crónica, de manera similar a la enfermedad cardiaca o la diabetes. En otros casos, puede parecer que el cáncer desapareció por un tiempo, pero se espera que regrese.

Paliación: cuando el cáncer se encuentra en una etapa avanzada, los medicamentos quimioterapéuticos se pueden usar para paliar los síntomas causados por el cáncer. Cuando la única meta de cierto tratamiento es mejorar la calidad de la vida, sin tratar la enfermedad en sí, se le llama tratamiento paliativo o paliación.

Quimioterapia que se suministra con otros tratamientos

Algunas veces la quimioterapia es el único tratamiento utilizado. En otros casos se puede administrar quimioterapia con otros tratamientos. Puede ser usado como terapia adyuvante o terapia neoadyuvante.

Quimioterapia adyuvante: después de que el cáncer se extirpa mediante una cirugía, pueden quedar algunas células cancerosas que no se pueden ver. Cuando se usan medicamentos para destruir esas células que no se pueden ver, el tratamiento se llama quimioterapia adyuvante. El tratamiento adyuvante también se puede administrar después de la radiación. Un ejemplo de esto sería terapia hormonal adyuvante después de la radiación para el cáncer de próstata.

Quimioterapia neoadyuvante: la quimioterapia se puede administrar antes del tratamiento principal del cáncer (como cirugía o radiación). La administración inicial de quimioterapia puede reducir el tamaño de un tumor canceroso grande, facilitando así su extirpación mediante cirugía. La reducción del tamaño del tumor también puede permitir que se trate más fácilmente con radiación. La quimioterapia neoadyuvante también puede destruir pequeños depósitos de células cancerosas que no se pueden ver mediante exámenes exploratorios o con rayos X.


Fecha de última actualización: 04/18/2013
Fecha de último cambio o revisión: 04/18/2013