Principios de la quimioterapia

+ -Text Size

TEMAS

¿Cómo se administra la quimioterapia?

Quimioterapia sistémica

Los medicamentos que se usan para la quimioterapia sistémica (todo el cuerpo) se pueden administrar de estas maneras:

  • Oral (PO) – por la boca (usualmente como pastillas).
  • Intravenosa (IV) – se infunde a través de una vena.
  • Intramuscular (IM) – se inyecta en un músculo.
  • Subcutánea (SQ) – se inyecta debajo de la piel.

Algunos medicamentos quimioterapéuticos nunca se dan por la boca debido a que el sistema digestivo no puede absorberlos o porque irritan el sistema digestivo. Aun cuando un medicamento esté disponible en forma oral (como en forma de pastilla o líquido), este método puede no ser la mejor opción. Por ejemplo, algunas personas con ciertos síntomas (como náuseas, vómitos o diarrea grave) no pueden tragar líquidos ni pastillas; otras personas pueden tener problemas para recordar cuándo o cuántas pastillas tomar. Aun así, los medicamentos quimioterapéuticos son tratamientos potentes, independientemente de la forma y el método que se utilice para administrarlos.

El término parenteral se usa para describir aquellos medicamentos que se administran por una vena (vía intravenosa o IV), un músculo (intramuscular o IM) o debajo de la piel (subcutánea o SQ). La ruta IV es la más común. Las inyecciones intramusculares y subcutáneas se usan con menos frecuencia debido a que muchos medicamentos pueden lesionar la piel y el tejido muscular.

La vía IV permite que el medicamento circule rápidamente por todo el cuerpo. La terapia IV se puede administrar a través de un catéter colocado en una vena del brazo o de la mano, lo que se denomina como “línea periférica”. Los medicamentos IV también se pueden administrar a través de un catéter colocado en una vena de mayor tamaño del pecho o cuello, lo que se conoce como catéter venoso central (central venous catheter, CVC) o “línea central”.

Puede que se necesite un catéter venoso central o un dispositivo de acceso vascular.

El catéter venoso central (CVC) también se conoce como dispositivo de acceso vascular. Algunos tipos de catéteres se colocan en el brazo (de modo que se insertan por vía periférica), pero se insertan en una vena de mayor tamaño en el pecho. Éstos se usan por las siguientes razones:

  • Para administrar varios medicamentos a la vez.
  • Para administrar una terapia a largo plazo (a fin de reducir el número de pinchazos de la aguja).
  • Para tratamientos frecuentes (usar un catéter venoso central no causará tanto desgaste y desgarre a las venas, ni tantas cicatrices potenciales y molestias como lo causan las numerosas inyecciones intravenosas que se colocan en las pequeñas venas de los brazos o las manos).
  • Para la quimioterapia de infusión continua.
  • Para administrar medicamentos que pueden ocasionar daños graves a la piel y al tejido muscular en caso de que haya una fuga de la vena (estos medicamentos se conocen como vesicantes). La administración de estos medicamentos a través de un CVC proporciona un acceso más seguro a una vena que una administración IV a corto plazo, y reduce el riesgo de que el medicamento se fugue de la vena y lesione los tejidos.

Se pueden usar muchos tipos diferentes de CVC a fin de permitir una ruta más fácil para las medicinas de administración IV. Estos CVC tienen diferentes tipos de catéteres y puertos. El tipo de CVC que se usa se basa en la duración del tratamiento, el tiempo que se requiere para infundir cada dosis de quimioterapia, sus preferencias, las preferencias de su médico, la atención que se requiere para mantener el CVC y su costo. Antes de estar de acuerdo con un dispositivo de acceso vascular, averigüe con su médico qué tipo él o ella recomienda y por qué. Los dispositivos son colocados en diferentes partes del cuerpo y requieren diferentes niveles de cuidado. Algunos dispositivos pueden restringir ciertas actividades que usted normalmente hace, y la seguridad también puede ser una inquietud. Cada tipo tiene sus propios problemas y complicaciones potenciales. Pregunte sobre otras opciones para asegurarse de recibir el tipo que mejor funcione para usted y al mismo tiempo resuelva sus necesidades de tratamiento. Además usted debe averiguar si su seguro médico cubrirá los costos del CVC.

Tipos de catéter venoso central o dispositivo de acceso vascular

    Tipo de dispositivo y algunos medicamentos de marca

    Comentarios

 

    Catéter central por vía periférica (peripherally inserted central catheter, PICC)

    (Per-Q-Cath, Groshong PICC)

    Se inserta en una vena del brazo y se inserta hasta cerca del corazón. Un catéter de uso a término medio que permite el acceso continuo por varias semanas a meses. No se necesita cirugía. Es necesario cuidar el catéter externo e irrigarlo regularmente.

    Catéter corto

    (Per-Q-Cath Midline, Groshong corto)

    También se coloca en una vena del brazo, pero no se inserta tanto como un PICC. Este catéter es usado para terapias de duración intermedia cuando una IV regular a corto plazo no es recomendable o no está disponible. No se necesita cirugía. Es necesario cuidar el catéter externo e irrigarlo regularmente.

    Catéter venoso central canalizado

    (Hickman, Broviac, Groshong, Neostar)

    El catéter puede tener múltiples lúmenes separados (canales o tubos) y se coloca quirúrgicamente en una vena central grande del tórax. El catéter se canaliza por debajo de la piel, pero las aberturas hacia los lúmenes permanecen en el exterior del cuerpo. Éste es un catéter de uso a largo plazo que puede durar de meses a años. Es necesario cuidar el área externa del catéter e irrigarlo regularmente.

    Puerto implantable de acceso venoso

    (Port-A-Cath, BardPort, PassPort, Medi-port, Infusaport)

    Un puerto de plástico en forma de barril, acero inoxidable o titanio con un separador de silicona por la parte superior. Este dispositivo se coloca quirúrgicamente por debajo de la piel del pecho o de la parte superior del brazo. El catéter conectado se extiende hacia una vena central o grande. Se logra acceso al puerto a través de la piel y hacia el separador con una aguja Huber. Está indicado para uso a largo plazo. No necesita cuidado de rutina mientras no haya aguja en el puerto, aunque puede ser necesario irrigarlo cuando no se usa durante más de un mes completo.

    Bomba implantable

    Una bomba de titanio con una fuente de potencia interna que se implanta quirúrgicamente para administrar quimioterapia de infusión continua, generalmente en el hogar. Cuenta con un depósito que se puede volver a llenar para las infusiones continuas que se accede mediante la colocación de una aguja a través de la piel.

En la mayoría de los casos, estos catéteres o puertos se colocan mientras usted está despierto. La inserción del puerto o el catéter se puede hacer en el centro de tratamiento, clínico, u hospital. Usted puede verificar con su médico o enfermera sobre si necesita limitar el consumo de sus alimentos y líquidos antes del procedimiento, y si se usará medicina para mantenerse cómodo. La inserción de algunos de los dispositivos de acceso vascular es más compleja que la de otros, y puede requerir medicina que reduzca el dolor y le haga sentir somnoliento. Consulte con su médico para averiguar si usted necesita un amigo o un familiar que le lleve a su casa después del procedimiento.

Problemas que pueden surgir cuando se coloca el catéter venoso central o el dispositivo de acceso vascular:

  • Cualquier cosa que se coloque en el interior de un vaso sanguíneo podría dañar el vaso, causar moretones o sangrado en el lugar de la punción, o causar infección.
  • Sangrado (el médico ordenará análisis de sangre antes de colocar el catéter para asegurarse de que su sangre coagula normalmente). Aun con una coagulación normal, puede haber filtración de sangre de la vena y causar moretones, presión en otros vasos sanguíneos u órganos, y otros problemas.
  • Cuando un CVC se coloca en el tórax o el cuello, algunas veces puede surgir una afección, llamada neumotórax. Esto ocurre cuando se perfora un pulmón y se acumula aire en el tórax fuera del pulmón. Esto puede ocasionar que uno de los pulmones deje de funcionar. El riesgo de este problema se reduce significativamente si se usa una ecografía o fluoroscopia para guiar la colocación del CVC.
  • Cuando se coloca el catéter, puede que se altere el ritmo cardiaco normal. Por lo general, esto se presenta temporalmente y deja de ser un problema cuando se cambia la posición del catéter. En pocas ocasiones, esto causa problemas graves.
  • En muy pocas ocasiones, el catéter se dirigirá hacia una arteria en lugar de una vena. Si esto ocurre, será necesario extraer el catéter. Si no existen otras complicaciones, la arteria usualmente se sana por sí sola.
  • Puede que surja una infección en la incisión que se hace para colocar el catéter. Asegúrese de seguir las instrucciones que reciba sobre el cuidado de sus incisiones a medida que sanan.

Problemas que pueden surgir más tarde con el catéter venoso central o el dispositivo de acceso vascular:

  • Infección (puede comenzar una infección de la piel cuando se coloca el catéter o el puerto en el cuerpo). En algunos casos, también pueden surgir infecciones del torrente sanguíneo más graves. La probabilidad de infección se puede minimizar si usted (y cualquier otra persona que maneje el catéter) se lava las manos antes de usarlo, cambia el vendaje con cuidado, examina la piel cada vez que cambia el vendaje, y usa cuidadosamente una técnica estéril cuando maneja el catéter.
  • Un orificio o una ruptura en el catéter puede conducir a una fuga de líquido. Es importante que no ajuste siempre el catéter en el mismo lugar, lo que puede debilitar esa área. Nunca use demasiada fuerza cuando lo vacíe.
  • Cualquier tipo de catéter puede obstruirse con sangre coagulada. Usted puede minimizar este riesgo al drenar cuidadosamente el catéter, según se indica. Una vez un catéter está obstruido, a veces se puede abrir inyectando ciertas medicinas, aunque en algunos casos puede que sea necesario removerlo o remplazarlo.
  • El catéter se puede mover o extraer si no está pegado con cinta o con una sutura en la piel.
  • Siempre se debe cerrar el catéter cuando no esté en uso, y las tapas deben estar bien ajustadas para evitar que el aire entre al torrente sanguíneo. Una gran cantidad de aire en el catéter puede ocasionar una emergencia que causa dolor de pecho o dificultad para respirar.
  • Si la vena donde se colocó el catéter está obstruida, se puede formar un coágulo sanguíneo. Esto puede ocasionar hinchazón del brazo, el hombro, el cuello o la cabeza. El coágulo se puede tratar con anticoagulantes, pero en algunos casos, será necesario remover el catéter.

Asegúrese de entender los beneficios y los riesgos de tener un CVC u otro VAD. Conozca a cuáles problemas debe prestar atención, cómo atenderlos, y cuándo llamar a su médico.

Quimioterapia regional

Cuando es necesario administrar altas dosis de quimioterapia en un área específica del cuerpo, puede hacerse mediante el método regional. La quimioterapia regional dirige los medicamentos contra el cáncer en la parte del cuerpo en donde está el cáncer. El propósito de este método es hacer llegar más medicamento al cáncer, mientras se trata de minimizar los efectos secundaros en todo el cuerpo A menudo, los efectos secundarios aún se presentarán ya que los medicamentos pueden ser absorbidos parcialmente en el torrente sanguíneo y pasar por todo el cuerpo. Los ejemplos de quimioterapia regional incluyen medicamentos administrados en estas partes del cuerpo:

  • Intraarterial (inyectado en una arteria que se dirige hacia cierta parte del cuerpo).
  • Intravesical (se infunde en la vejiga).
  • Intrapleural (se infunde en la cavidad torácica entre el pulmón y la pared torácica).
  • Intraperitoneal (se infunde en el abdomen alrededor de los intestinos y otros órganos).
  • Intratecal (se infunde en el sistema nervioso central mediante el líquido cefalorraquídeo).
  • Intralesional/intratumoral (se inyecta directamente en el tumor).
  • Tópica (se aplica en la piel como crema o loción).

Quimioterapia intraarterial

Una infusión intraarterial permite la administración directa del medicamento quimioterapéutico en el tumor canceroso mediante un catéter colocado en la arteria que suministra sangre al tumor. Este método se usa para tratar enfermedades en órganos tales como el hígado (perfusión hepática aislada) o para tratar una extremidad, como la pierna (perfusión aislada de extremidad).

El objetivo es concentrar el medicamento en el área del tumor y reducir los efectos secundarios sistémicos. El catéter se conecta a una bomba implantada o portátil. Aunque esta estrategia parece buena idea para lograr mayor efectividad y menores efectos secundarios, los resultados de la mayoría de los estudios no indican que sea tan útil como se esperaba. Esta estrategia se está investigando en estudios clínicos para muchos tipos de cáncer. Excepto para estos estudios clínicos, raramente está disponible fuera de centros especializados de cáncer.

Quimioterapia intracavitaria

El término intracavitaria se usa para describir la quimioterapia que se administra directamente en una cavidad del cuerpo El medicamento de quimioterapia se administra a través de un catéter colocado en una de estas áreas descritas a continuación.

La quimioterapia intravesical frecuentemente se usa en el tratamiento de cáncer de la vejiga en etapas tempranas. Usualmente la quimioterapia se administra semanalmente durante cuatro a 12 semanas. En cada tratamiento se coloca un catéter en la vejiga para administrar el medicamento. Este medicamento se retiene en la vejiga por aproximadamente dos horas y luego se drena. El catéter urinario se extrae después de cada tratamiento.

La quimioterapia intrapleural no se usa con mucha frecuencia, pero puede ser de utilidad para algunas personas con mesotelioma (cáncer que se desarrolla en el recubrimiento del pulmón), y para aquellas que padecen cáncer del pulmón o del seno que se ha propagado a la pleura (la membrana que rodea los pulmones y el recubrimiento de la cavidad torácica). La quimioterapia intrapleural se administra a través de catéteres torácicos que se pueden conectar a un puerto implantable. Estos catéteres se pueden usar para administrar los medicamentos y para drenar el líquido que se puede acumular en el espacio pleural cuando el cáncer se ha propagado a esa área.

La quimioterapia intraperitoneal se ha convertido en uno de los tratamientos convencionales en ciertas etapas del cáncer de los ovarios. También se puede usar para tratar algunos cánceres de colon recurrentes, así como cánceres del apéndice o estómago que se han propagado extensamente en el abdomen. La quimioterapia intraperitoneal se administra a través de un catéter Tenckhoff (un catéter especialmente diseñado para extraer o añadir grandes cantidades de líquido a la cavidad abdominal), o a través de un puerto implantado conectado en el catéter. Los medicamentos quimioterapéuticos inyectados en el puerto se desplazan a través del catéter a la cavidad abdominal, en donde se absorben en el área afectada antes de entrar al torrente sanguíneo. Esta estrategia puede ser muy eficaz, pero también puede ocasionar efectos secundarios más graves que la terapia IV regular. Es posible que las dosis más elevadas que se usan, junto con una mayor absorción gradual del medicamento en el organismo, sean parte de la razón por la cual se pueden empeorar los efectos secundarios.

La quimioterapia intratecal se administra directamente en el líquido que rodea al cerebro y la médula espinal (el líquido cerebroespinal [cerebrospinal fluid, CSF]) para que llegue hasta las células cancerosas del líquido y del sistema nervioso central. La mayoría de los medicamentos quimioterapéuticos que se administran en el torrente sanguíneo no pueden cruzar la barrera presente entre el torrente sanguíneo y el sistema nervioso central llamada barrera hematoencefálica. La quimioterapia intratecal suministra el medicamento directamente al sistema nervioso central.

La quimioterapia intratecal se administra mediante uno de dos métodos:

  • La quimioterapia se puede administrar diaria o semanalmente mediante una punción lumbar. En este procedimiento se coloca una aguja fina entre los huesos de la parte baja de la espalda y en el espacio a través del cual el CSF fluye alrededor de la médula espinal.
  • Se puede usar un dispositivo especial llamado reservorio de Ommaya que consiste en un pequeño puerto parecido a un tambor colocado debajo de la piel del cráneo. Un catéter conectado pasa por el cráneo hacia un ventrículo (un espacio dentro del cerebro lleno de CSF). Se coloca una aguja especial a través de la piel y en el puerto para administrar la quimioterapia.

La quimioterapia se administra de esta manera cuando es necesario tratar células cancerosas que han ingresado en el sistema nervioso central (lo que se denomina propagación leptomeningeal). Esto se observa más comúnmente en las leucemias, pero también sucede con algunos linfomas y tumores sólidos avanzados, como en cánceres del seno y del pulmón. La quimioterapia intratecal no es útil cuando los tumores ya comenzaron a desarrollarse en el cerebro o en la médula espinal.

Quimioterapia intralesional

La quimioterapia intralesional se refiere al medicamento que se inyecta directamente en el tumor canceroso. Se puede emplear en tumores que se encuentran en o debajo de la piel, y pocas veces para tumores que están en un órgano del interior del cuerpo. Sólo es posible cuando el tumor se puede alcanzar con seguridad con una aguja, y se usa con más frecuencia cuando la cirugía no es una opción.

Quimioterapia tópica

La quimioterapia se aplica a la piel en forma de crema o loción. Con más frecuencia, se coloca en cánceres de piel, tal como los tipos de células basales o células escamosas. También se usa para tratar los crecimientos precancerosos en la piel. El paciente o un familiar usualmente coloca la crema de quimioterapia en la piel. Resulta importante saber cuándo se aplicará el medicamento, cómo aplicar exactamente estos potentes medicamentos, y qué clases de precauciones se deben tener.


Fecha de última actualización: 04/18/2013
Fecha de último cambio o revisión: 04/18/2013