Quimioterapia - Qué es y cómo ayuda

+ -Text Size

TEMAS

Preguntas sobre quimioterapia

¿Qué es quimioterapia?

La quimioterapia es el uso de medicamentos para tratar y combatir el cáncer. A menudo escuchará que la gente use el término “quimio” en lugar de quimioterapia, lo cual se refiere al mismo tratamiento.

La quimioterapia se usó contra el cáncer por primera vez en la década de 1950. Su utilidad ha permitido que muchas personas tengan vidas plenas. Los medicamentos de la quimioterapia que su médico o enfermera le administra han sido sometidos a prueba numerosas veces, y la investigación ha demostrado que son efectivos en ayudar a combatir las células cancerosas.

¿Qué hace la quimioterapia?

En la actualidad, existen más de 100 medicamentos quimioterapéuticos. Los médicos seleccionan ciertos medicamentos de acuerdo al tipo de cáncer y a la etapa de la enfermedad (qué tanto cáncer hay en el cuerpo). La quimioterapia puede ser empleada por distintas razones y su médico hablará con usted sobre ellas antes de comenzar el tratamiento.

La quimioterapia puede ser usada para:

  • Evitar que el cáncer se propague.
  • Desacelerar el crecimiento del cáncer.
  • Matar las células cancerosas que puede que se hayan propagado hacia otras partes del cuerpo.
  • Aliviar los síntomas como el dolor o las obstrucciones causadas por los tumores cancerosos.
  • Curarse del cáncer.

¿Será la quimioterapia mi único tratamiento contra el cáncer?

Algunas veces la quimioterapia es el único tratamiento necesario. Más a menudo, es una parte del plan de tratamiento que puede también incluir cirugía y radioterapia.

Estas son las razones para ello:

  • La quimioterapia se puede emplear para encoger los tumores antes de someterse a una cirugía o recibir radiación.
  • Puede utilizarse después de la cirugía o el tratamiento con radiación para ayudar a combatir las células cancerosas que hayan quedado.
  • Puede utilizarse con otros tratamientos en caso de que el cáncer regrese.

¿Cómo funciona la quimioterapia?

El cuerpo está compuesto por billones de células normales y sanas. El cáncer se origina cuando algo genera cambios en una célula normal. Esta célula cancerosa luego se reproduce sin control formando más células cancerosas. Cada tipo de cáncer afecta su cuerpo de manera diferente. Si el cáncer no es tratado, éste puede propagarse y afectar el resto del cuerpo.

Puede que su médico sugiera la quimioterapia para curarse del cáncer. Algunas veces la meta es desacelerar el crecimiento del tumor, mientras que en otras ocasiones el objetivo es dar un alivio contra los síntomas o problemas que surgen por el crecimiento de los tumores. La quimioterapia a menudo se usa para combatir el cáncer propagado hacia otras partes del cuerpo (cáncer que ha hecho metástasis). Asegúrese de hablar con su médico sobre el objetivo de su tratamiento.

La quimioterapia destruye las células cancerosas. Estos medicamentos pueden afectar también a las células sanas, pero las células normales se pueden recuperar por sí solas.

Probablemente su tratamiento utilizará más de un medicamento quimioterapéutico. A esto se le llama combinación de quimioterapia. Los medicamentos funcionan en combinación para destruir más células cancerosas.

¿Cómo se administra la quimioterapia?

La mayoría de los medicamentos de quimioterapia se administra en una de las siguientes formas:

  • Algunas veces la quimioterapia se administra en forma de píldoras (tabletas) o fluidos. Simplemente se toman estos medicamentos por vía oral (por la boca) conforme a las indicaciones recetadas por el médico. Se puede tomar los medicamentos en casa, pero hay que tener mucho cuidado en seguir las indicaciones.
  • La quimioterapia puede ser inyectada como si fuera una vacuna contra la gripe. Estas inyecciones pueden administrarse en el consultorio de su médico, en un hospital, en una clínica o en su casa.
  • Más a menudo, los medicamentos de quimioterapia ingresan a la sangre a través de las venas mediante un tubo de plástico diminuto llamado catéter. Esto se conoce como quimioterapia intravenosa (IV).
  • Otros tipos de quimioterapia se pueden aplicar directamente en la columna vertebral, pecho, abdomen o untarse en la piel.

Puede que reciba quimioterapia una vez al día, dos veces a la semana, o incluso una vez al mes. Esto depende del tipo de cáncer que tenga y de los medicamentos que esté recibiendo. La quimioterapia por lo general se administra en varias sesiones de tratamiento, con cierto tiempo entre cada sesión. Este tiempo entre las sesiones permite que las células sanas que fueron afectadas se recuperen, lo cual ayuda a que se fortalezca. El tiempo que durará su quimioterapia dependerá del tipo de cáncer, los objetivos del tratamiento y la forma en que su cuerpo responda a los medicamentos.

¿Causa dolor la quimioterapia?

Puede que duela muy poco en el momento en que coloca la aguja (tal como cuando se extrae sangre para ser analizada en un laboratorio), pero los medicamentos en sí no causan dolor. Si siente dolor, ardor, frío o alguna sensación que no había tenido mientras recibe el tratamiento, notifique inmediatamente a su médico o enfermera.

¿Puedo tomar mis otras medicinas mientras esté recibiendo quimioterapia?

Algunas de las otras medicinas pueden afectar la quimioterapia. Asegúrese de informar a su médico o enfermera sobre todos los medicamentos que esté tomando. No olvide incluir tanto los medicamentos recetados, como aquellos que no requieran de receta médica. Además, incluya vitamínicos, productos herbarios y cualquier otro producto que esté tomando para su salud. Prepare y conserve una lista de todo lo que esté tomando, y manténgala actualizada para compartirla con todos sus médicos.

Su médico podrá decirle si está bien que esté tomando sus otras medicinas mientras recibe quimioterapia. Una vez que comience el tratamiento, asegúrese de consultar con su médico antes de comenzar a tomar cualquier medicamento nuevo, así como antes de dejar de tomar aquellos que ya esté tomando.

¿Cómo sabré si mi quimioterapia está funcionando?

Los médicos y enfermeras de su equipo de atención contra el cáncer estarán observando su progreso con el tratamiento mediante exámenes médicos, análisis de sangre y radiografías. Pida a su médico que le explique los resultados de cualquiera de estas pruebas que no entienda y cómo se puede observar el progreso en su tratamiento. Tenga en cuenta que los efectos secundarios que pueda estar teniendo no son un reflejo directo de que el tratamiento esté (o no) funcionando.

¿Cuánto cuesta la quimioterapia?

Cuánto cuesta la quimioterapia dependerá de muchos factores, como los medicamentos utilizados, la forma en que se administran y la frecuencia. Usted puede preguntar a su médico sobre el costo y dónde pedir ayuda para pagar por la quimioterapia si lo necesita.

Si usted cuenta con un seguro de salud, verifique si incluye cobertura para estos medicamentos. Usted querrá mantener su seguro de salud, incluso si tiene que dejar su empleo para recibir tratamiento. Si usted tiene seguro de salud a través de su trabajo, no renuncie hasta que investigue la forma de mantener su seguro de salud. Explore si es posible que se tome una licencia familiar y médica o si quedará bajo la protección de la Ley sobre Estadounidenses con Discapacidades. Para más información, llámenos al 1-800-227-2345.

Si su compañía aseguradora no cubre el tratamiento, o si le han negado el pago del mismo, hable con su doctor o enfermera al respecto. Puede que también quiera hablar con algún asesor de pacientes en su centro de tratamiento. Esta persona puede orientarle sobre programas gubernamentales, como Medicare o Medicaid, u otras agencias que puedan ofrecerle ayuda. Las compañías farmacéuticas que producen los medicamentos también cuentan con programas de apoyo.

El tratamiento contra el cáncer puede costar mucho. Es bueno saber qué tipo de cobertura tiene y cuáles fuentes de ayuda están disponibles para usted.

¿Qué debo preguntar a mi doctor?

Debido a que el cáncer es diferente para cada persona, se planificará su quimioterapia justo para usted. Colabore con su médico para decidir qué es lo mejor para su caso. Haga preguntas. Todas las preguntas que tenga, hágalas a sus médicos, enfermas y otras personas a cargo de su atención médica. Ellos saben más sobre la quimioterapia y cómo funciona.

Esté preparado(a). Escriba sus preguntas con antelación y llévelas consigo. No tema expresar su confusión y que requiere que le aclaren la información. Nada de lo que diga sonará tonto ni extraño para su equipo de atención médica. Ellos saben que usted tiene deseos de informarse tanto sobre la quimioterapia como sea posible. Todo paciente bajo tratamiento de quimioterapia tiene preguntas, y a continuación se presentan algunas que quisiera plantear:

  • ¿Cuál es el objetivo de la quimioterapia en mi caso?
  • ¿Cómo saber si la quimioterapia está funcionando?
  • Tras la quimioterapia, ¿me habré curado?
  • ¿Hay otras formas además de la quimioterapia para tratar mi tipo de cáncer?
  • Si la quimioterapia no resulta eficaz, ¿existen otros tratamientos para mí?
  • ¿Cómo recibiré la quimioterapia, con qué frecuencia y por cuánto tiempo?
  • ¿Cuál son los efectos secundarios de los que tengo que estar al pendiente? ¿Deberé llamarle si presento cualquiera de estos efectos secundarios, incluso durante la noche o el fin de semana? ¿A cuál número telefónico?
  • ¿Hay algo que deba hacer en preparación para el tratamiento?
  • ¿Tendré que someterme a cirugía o radiación? Si es así, ¿cuándo y por qué?
  • ¿Está cubierta la quimioterapia por mi seguro? Si no, ¿cómo se hace el pago de ésta?
  • ¿Podré seguir trabajando (o asistir a mis clases) durante el tratamiento?

¿Podré trabajar durante el tratamiento?

Durante la quimioterapia, muchas personas pueden continuar haciendo las cosas que hacían, como ir al trabajo o a la escuela. Los efectos secundarios de la quimioterapia impiden que algunas personas lleven a cabo sus rutinas. Además, puede que algunos tratamientos requieran ser administrados en el hospital.

Si la quimioterapia afecta su vida profesional y/o personal, puede que requiera tomar algunas medidas al respecto. Una forma consiste de recibir la quimioterapia al final del día o justo antes del fin de semana, de esta manera no afectará tanto su rutina diaria.

El cansancio (fatiga) es un efecto secundario común de la quimioterapia. Esto puede dificultar tener una jornada completa de trabajo o hacer las cosas que le gustaría hacer. Podría contemplar cambiar el número de horas laborables, ya sea como trabajo de medio tiempo o parcial, o cambiando el horario de tal forma que pueda asegurar un descanso que sea necesario.

En los Estados Unidos, hay leyes federales y estatales que requieren a los empleadores ofrecer flexibilidad en su horario de trabajo mientras recibe su tratamiento. Si le gustaría obtener más información sobre sus derechos en el lugar de trabajo, póngase en contacto con la Sociedad Americana Contra El Cáncer llamando sin costo al 1-800-227-2345 o enviando un mensaje a través del enlace “En contacto con nosotros” en www.cancer.org.


Fecha de última actualización: 04/04/2013
Fecha de último cambio o revisión: 04/04/2013