Una guía sobre quimioterapia

+ -Text Size

TEMAS

Seguridad con la quimioterapia

¿Podré convivir con mi familia y mis amigos mientras reciba quimioterapia?

Muy pocos tratamientos requieren que usted evite el contacto directo con sus seres queridos por un corto periodo de tiempo. Si esto es algo que será necesario hacer, su médico hablará con usted cuando analicen las opciones de tratamiento.

Entre los medicamentos de quimioterapia, la mayoría afectará su capacidad para combatir infecciones. Por lo tanto, es muy importante mantenerse lejos de cualquier persona que esté enferma. La mejor manera de prevenir infecciones consiste en lavarse las manos a menudo, especialmente antes de tocar su cara, nariz, boca u ojos. Pida a su familia y amistades que hagan lo mismo cuando se encuentren con usted. Para más información, refiérase a la sección “Mayor propensión a moretones, sangrado, infección y anemia”.

Para más información sobre permanecer en casa con familiares y amigos durante el tratamiento, refiérase a los documentos Apoyo a los niños cuando un familiar tiene cáncer: cómo afrontar el tratamiento y El cuidado del paciente con cáncer en el hogar: una guía para pacientes y sus familias Pueden consultarse en Internet o puede llamar para solicitar copias gratuitas.

¿Cómo puedo protegerme yo y a aquellos con quienes vivo mientras recibo mi quimioterapia?

Existen muchas cosas que puede hacer durante y después de la quimioterapia para evitar que tanto usted como sus seres queridos se afecten por los medicamentos mientras su organismo los elimina. Toma alrededor de 48 horas para que su cuerpo procese y/o elimine la mayoría de los medicamentos de quimioterapia.

La mayor parte del desecho se elimina a través de sus secreciones corporales (orina, heces fecales, lágrimas y vómito). Los medicamentos también están presentes en su sangre. Cuando estos medicamentos quimioterapéuticos son eliminados del cuerpo, pueden ser dañinos e irritantes a la piel (tanto para usted como para los demás). Tenga en cuenta que los inodoros pueden ser un peligro para los niños y mascotas, por lo que es importante tomar precauciones. Hable con su médico sobre éstas y otras precauciones que deberá seguir.

Durante el tratamiento y durante las 48 horas tras una sesión de quimioterapia:

  • Cuando use el inodoro, tire de la cadena dos veces. Baje la tapa antes de tirar de la cadena para evitar que salpique. De ser posible, puede que quiera usar un inodoro de forma exclusiva durante este tiempo. De no ser posible, use guantes para limpiar el inodoro tras cada uso.
  • Tanto hombres como mujeres deben sentarse en el inodoro para usarlo. Esto reduce el salpicado.
  • Lávese las manos con jabón y agua tibia tras haber usado el inodoro. Seque sus manos con toallas de papel y deséchelas en el cesto de basura.
  • Si vomita en el inodoro, limpie todas las salpicaduras y tire de la cadena dos veces. Si vomita en una cubeta/cubo o algún recipiente, vacíe cuidadosamente el vómito en el inodoro sin que haya salpicaduras del contenido y tire de la cadena dos veces. Lave el recipiente en agua caliente con jabón y enjuáguelo, vacíe en el inodoro el agua que usó para lavar y enjuagar el recipiente, y luego tire de la cadena. Seque el recipiente con toallas de papel y deséchelas en el cesto de basura.
  • Las personas al cuidado de la persona enferma deben usar guantes desechables dobles (dos pares) al tener contacto con cualquiera de sus secreciones corporales (éstos se pueden comprar en la mayoría de las farmacias). Siempre deberán lavarse las manos con jabón y agua tibia, incluso si han usado guantes.
  • Si una persona que le atiende ha estado en contacto con cualquier fluido corporal, ésta debe lavar muy bien el área de contacto con jabón y agua caliente. Aunque no es probable que esto cause algún daño, trate de tener más cuidado para evitar el contacto con cualquier fluido corporal. En su próxima visita, notifique a su médico que esto ocurrió. Estar expuestos frecuentemente puede causar problemas y se debe tener más cuidado para evitar esto.
  • Cualquier ropa o sábanas que hayan tenido contacto con fluidos corporales deben lavarse en la máquina lavadora, y no a mano. Lávelas en agua caliente con detergente común para lavar ropa. No las lave junto con otra ropa. Si no las puede lavar inmediatamente, manténgalas en una bolsa de plástico cerrada.
  • Si se usa ropa interior, pañales desechables para adultos o almohadillas sanitarias, colóquelas en doble bolsa de plástico, cierre la bolsa y tírela al cesto de la basura.

Fecha de última actualización: 09/24/2014
Fecha de último cambio o revisión: 09/24/2014