Una guía sobre quimioterapia

+ -Text Size

TEMAS

Cansancio a raíz del tratamiento contra el cáncer

El cansancio (fatiga) es uno de los efectos secundarios más comunes del tratamiento contra el cáncer. Puede variar desde un ligero agotamiento hasta sentirse completamente extenuado. Este cansancio es diferente al que se siente después de un largo día y no se alivia con descanso ni con dormir. El cansancio tiende a ser peor al final de un ciclo de tratamiento. Al igual que la mayoría de los efectos secundarios, por lo general desaparece con el transcurso del tiempo una vez que haya terminado la quimioterapia.

Lo que puede hacer ante el cansancio:

  • Descanse mucho y tome periodos de descanso durante el día.
  • Hable con su médico o enfermera sobre un programa habitual de ejercicio. De hecho, el ejercicio puede reducir la fatiga.
  • Mantenga una alimentación balanceada y tome muchos líquidos.
  • Limite sus actividades. Solamente haga lo que sea más importante para usted.
  • Solicite ayuda cuando la necesite. Pida a familiares, amigos y vecinos que le ayuden con algunas cosas, por ejemplo, con cuidar los niños, hacer las compras, arreglar la casa o conducir el automóvil. Por ejemplo, usted pudiera solicitar la ayuda de sus vecinos para que hagan la compra en el supermercado de lo que usted requiera en el momento en que ellos hagan la suya propia.
  • Cuando esté sentado(a) o acostado(a), levántese lentamente para evitar el mareo.
  • Notifique a su médico si tiene problemas para dormir durante la noche.

Para más información, refiérase a nuestro documento sobre cansancio, el cual puede obtener llamándonos para solicitar una copia gratuita, o consultarlo en nuestro sitio Web.


Fecha de última actualización: 09/24/2014
Fecha de último cambio o revisión: 09/24/2014