Quimioterapia: una guía para los pacientes y sus familias

+ -Text Size

TEMAS

Cambios en la piel y las uñas

Usted podría presentar problemas menores en la piel durante el tratamiento, incluyendo cambios en el color, enrojecimiento, picazón, despellejado, resequedad, irritaciones y acné.

Usted mismo(a) puede atender casi todos estos problemas si hace lo siguiente:

  • Si presenta acné, trate de mantener siempre su rostro limpio y seco.
  • Para evitar la resequedad, báñese rápidamente bajo la ducha (regadera) con agua tibia en lugar de darse un baño caliente y prolongado en la bañera (tina).
  • Aplique alguna crema o bálsamo después de bañarse cuando su piel esté todavía húmeda.
  • No use perfume, agua de colonia ni loción de afeitar (aftershave). Estos productos a menudo contienen alcohol que pueden ocasionar resequedad en su piel.
  • Para la picazón (comezón), puede aplicar almidón de maíz (maicena).

Cuando se aplican por vía intravenosa, ciertos medicamentos de quimioterapia pueden oscurecer la piel a lo largo de la vena. Esta decoloración por lo general desaparece con el tiempo una vez termina el tratamiento.

La mayor parte de los problemas de piel no son graves, pero algunos necesitarán atención inmediata. Por ejemplo, ciertos medicamentos administrados por vía intravenosa pueden causar graves daños a largo plazo en los tejidos si se filtran fuera de la vena. Avise inmediatamente a su médico o enfermera si nota inflamación o siente cualquier ardor o dolor cerca del lugar de la línea intravenosa cuando le están administrando los medicamentos por esa vía. La aparición de estos síntomas no siempre significa que haya algún problema, pero siempre deben revisarse de inmediato.

Notifique de inmediato a su médico o enfermera en caso de presentar picazón repentina o intensa, si aparece alguna erupción o urticaria, o si comienza a presentar respiración sibilante o tiene cualquier otro problema al respirar. Estos síntomas pueden significar que usted tiene una reacción alérgica que requiere atención inmediata.

Algunos medicamentos de quimioterapia pueden tornar su piel más sensible al sol. Consulte a su médico o enfermera sobre el uso de un bloqueador solar. Puede que sea necesario que evite completamente exponerse a la luz directa del sol. Use camisas de algodón de manga larga, sombreros de ala ancha y pantalones para protegerse del sol.

Sus uñas pueden tornarse oscuras, quebradizas o agrietadas, o pueden presentar líneas verticales o franjas. Proteja sus uñas usando guantes al lavar trastes, trabajar en el jardín o al realizar cualquier otra labor doméstica. Algunos productos de mostrador pueden servir para reforzar sus uñas, pero pueden causar irritación.

  • los problemas de la piel y las uñas no se resuelven con los cuidados anteriores, consulte a su médico. Asegúrese de informar a su médico si tiene enrojecimiento, dolor o cambios alrededor de sus cutículas o cualquier otro problema de la piel que le preocupe.

Fecha de última actualización: 04/01/2013
Fecha de último cambio o revisión: 04/01/2013