La ciencia que sustenta la radioterapia

+ -Text Size

TEMAS

Siguiente tema

Radiofármacos

Radioterapia interna (braquiterapia)

La radioterapia interna también se conoce como braquiterapia, término que significa terapia a corta distancia. Con este método, las fuentes de radiación se colocan en o cerca del área que necesita tratamiento. La radiación solo se desplaza a una corta distancia de manera que hay menos riesgo de daño a los tejidos normales adyacentes. La braquiterapia se puede usar para administrar una alta dosis de radiación a un área pequeña en un periodo de tiempo bastante breve. Esta terapia es útil para tumores que necesitan una alta dosis de radiación o que se encuentran cerca de tejidos normales que son afectados fácilmente por la radiación.

Los principales tipos de radiación interna son:

  • Radiación intersticial: la fuente de radiación se coloca directamente en el tumor o junto a él usando pequeños gránulos, semillas, cables, tubos o recipientes.
  • Radiación intracavitaria: se coloca un recipiente con material radioactivo en una cavidad del cuerpo, como el tórax, el recto, el útero o la vagina.

Se usa ultrasonido, rayos X o CT para ayudar al médico a colocar la fuente radioactiva en el lugar correcto. La colocación puede ser permanente o temporal.

La braquiterapia permanente usa pequeños recipientes, a menudo llamados gránulos o semillas, que tienen el tamaño aproximado de un grano de arroz. Se colocan directamente dentro del tumor mediante agujas huecas y delgadas. Una vez en su lugar, los gránulos emiten radiación durante varias semanas o meses. Debido a su pequeño tamaño, su presencia causa pocas molestias y simplemente se dejan en ese lugar después de que se agota su material radioactivo.

La braquiterapia temporal puede administrarse en alta tasa de dosis (high-dose rate, HDR) o en baja tasa de dosis (low-dose rate, LDR). En ambos tipos se coloca cilindros, agujas huecas, tubos (catéteres) o globos llenos de líquido en el área que se va a tratar, y luego se remueven después del tratamiento. El material radioactivo se puede colocar en estos recipientes por poco tiempo y luego se extrae. Esto lo puede hacer el personal del hospital, o el material radiactivo se puede colocar en forma remota dentro del artefacto con una máquina.

    En la braquiterapia HDR, la fuente de radiación se coloca durante unos minutos a la vez y luego se extrae. Este proceso se puede repetir dos veces al día hasta por una semana, o una vez a la semana durante varias semanas.

    En el caso de la braquiterapia LDR, la fuente de radiación permanece en su lugar durante hasta siete días. Para evitar que el implante se mueva, necesitará permanecer en cama y quedarse moderadamente inmóvil. Por esta razón, es necesario que permanezca en el hospital durante su terapia LDR.

Tratamiento con radiación interna

Es poco probable que sufra dolor intenso o indisposición mientras se introducen los implantes radiactivos o los catéteres, los dispositivos, o los tubos para la colocación temporal del material radiactivo. Es posible que se sienta somnoliento, débil o con náuseas por un breve tiempo si recibe anestesia (medicamentos para provocar sueño) para la colocación del implante o dispositivo. Diga a la enfermera si tiene efectos secundarios inusitados como ardor o sudoración.

Usualmente no se necesita anestesia para extraer implantes de braquiterapia temporales. La mayoría se puede extraer en su cuarto del hospital (la habitación está especialmente protegida para contener la radiactividad y el personal usa escudos móviles para protegerse mientras trabaja con los materiales radiactivos). Si tuvo que permanecer en cama durante la terapia de implantación, es posible que se tenga que quedar en el hospital un día o más después de que se le extrae el implante. Esto es solo para asegurase que usted no presente problemas en el área donde se colocaron los implantes.

Una vez que se extraen los implantes, no queda radioactividad en su cuerpo. El médico le dirá si tiene que limitar su actividad física durante algún tiempo. Se recomienda a la mayoría de los pacientes que hagan tanto como puedan. Algunas personas necesitan sueño adicional o descansos durante sus primeros días en casa, pero probablemente recuperará sus fuerzas rápidamente. El área tratada con el implante puede estar dolorida o sensible durante algún tiempo después del tratamiento.

Radioembolización

Hoy día, este tipo especial de radiación interna se usa solamente para cáncer en el hígado que no se puede extraer quirúrgicamente. Se inyectan pequeñas partículas radiactivas (llamadas microesferas) en la arteria que alimenta al tumor en el hígado. Los nombres de marca para estas esferas incluyen TheraSphere® y SIR-Spheres®. Una vez inyectadas, las esferas se alojan en los vasos sanguíneos cercanos al tumor donde emiten pequeñas cantidades de radiación hacia el lugar donde está el tumor por varios días. La radiación se desplaza a una distancia muy corta de modo que sus efectos son limitados principalmente al tumor. En algunos casos, puede causar otros problemas, como úlceras en los intestinos, bajos recuentos de glóbulos blancos, daño pulmonar, o daño grave a las células normales del hígado.


Fecha de última actualización: 12/12/2014
Fecha de último cambio o revisión: 12/12/2014