Radioterapia: una guía para los pacientes y sus familias

+ -Text Size

TEMAS

¿Superan los beneficios de la radioterapia a los riesgos y efectos secundarios?

Puede que la radioterapia resulte ser de mayor provecho en algunos casos que en otros. Por ejemplo, algunos tipos de cáncer son más sensibles a la radiación, así como algunos tumores en ciertas áreas son más fáciles de tratar con radiación sin que se generen efectos secundarios graves.

Hay límites en la cantidad de radiación que una persona puede recibir en toda su vida. Los médicos están informados sobre la cantidad de radiación que las partes sanas del cuerpo pueden recibir sin peligro de causar daños irreversibles. Ellos usan esta información para que les ayude a decidir cuánta radiación administrar y en qué punto se deberá dirigir esta radiación durante el tratamiento. Si alguna parte de su cuerpo ha recibido radiación antes, puede que no sea posible que vuelva a recibir radiación en esa parte una segunda vez (depende de cuánta radiación haya recibido la primera vez). Si una parte de su cuerpo ya recibió la cantidad máxima de por vida de radiación, podría ser posible que aun reciba radioterapia dirigida hacia otra parte del cuerpo si la distancia entre ambas es lo suficientemente amplia.

Si su médico o equipo de atención médica contra el cáncer recomienda un tratamiento con radiación, es porque entiende que los beneficios que recibirá superarán los posibles efectos secundarios. Aun así, esto es algo con lo que usted debe de estar de acuerdo. Saber todo lo que pueda sobre los posibles beneficios y riesgos puede ayudarle a estar seguro de que la radioterapia es lo mejor para usted. Entre las preguntas que podría hacer a su médico, se incluye las siguientes:

  • ¿Cuál es el propósito de la radioterapia contra mi tipo de cáncer? ¿Es para destruir o para reducir el tumor, para prevenir o detener la propagación del cáncer, o para reducir la probabilidad de que el cáncer recurra?
  • Si debe aplicarse radiación tras la cirugía, ¿cuáles son las probabilidades de que se eliminará cualquier residuo de células cancerosas? ¿Podría usarse la radiación en vez de la cirugía?
  • ¿Cuál es la probabilidad de que el cáncer se propague o reaparezca si decido ya sea recibir o no recibir radioterapia?
  • ¿Hay otras opciones de tratamiento?
  • ¿Qué puedo hacer para prepararme para el tratamiento?
  • ¿Cómo será la experiencia de someterse a la radioterapia? ¿Con cuánta frecuencia se administra? ¿Cuánto tiempo tomará?
  • ¿Cómo afectará la radiación el área que rodea al cáncer?
  • ¿Qué efectos secundarios son propensos a surgir?
  • ¿Afectará alguno de estos efectos secundarios la forma natural de hacer ciertas actividades como comer, beber, hacer ejercicio, trabajar, etc.?
  • ¿Cambiarán los efectos secundarios mi aspecto físico?
  • ¿Cuánto tiempo durarán los efectos secundarios?
  • ¿Tendré un riesgo mayor de padecer algún otro problema de salud en el futuro?

Radiación y embarazo

Mujeres: Es importante evitar el embarazo mientras se recibe la radioterapia, ya que la radiación puede causar daño al feto. Si usted cree que existe una probabilidad de quedar embarazada, asegúrese de consultar con su médico sobre los métodos anticonceptivos.

Si usted está o pudiera estar embarazada, infórmeselo a su médico antes de comenzar el tratamiento.

Hombres: Se conoce poco sobre los efectos de la radiación en los hijos que fueron concebidos por hombres que recibieron radioterapia. Debido a que el riesgo es incierto, los médicos a menudo recomiendan a los hombres evitar embarazar a una mujer durante y después de varias semanas del tratamiento.


Fecha de última actualización: 06/03/2014
Fecha de último cambio o revisión: 06/03/2014