Radioterapia: una guía para los pacientes y sus familias

+ -Text Size

TEMAS

Problemas para comer

La radiación a la cabeza y cuello, o a partes del sistema digestivo (como estómago o intestinos) puede producir problemas para comer y para la digestión. Puede que pierda el interés por la comida durante el tratamiento. Pero si no siente hambre, trate de consumir proteínas y algunos alimentos altos en calorías. Los médicos han descubierto que los pacientes que se alimentan bien pueden manejar mejor sus tratamientos contra el cáncer y los efectos secundarios.

Sobrellevar los problemas de alimentación a corto plazo puede ser más fácil de lo que usted espera. Existen guías y folletos de recetas para las personas que necesitan ayuda con sus problemas para comer. Puede obtener una copia de nuestro folleto gratuito Nutrición para la persona durante su tratamiento contra el cáncer: una guía para los pacientes y sus familias llamando a nuestra línea gratuita, o consultarlo en www.cancer.org.

A continuación se sugieren algunas cosas que puede hacer para cuando no sienta ganas de comer y para aprovechar al máximo los momentos en que sí tenga apetito.

  • Coma cuando tenga hambre, aunque no sea hora de comer.
  • Coma cinco o seis porciones pequeñas de comida durante el día, en lugar de dos o tres comidas grandes.
  • Varíe su dieta y pruebe nuevas recetas.
  • Si usted disfruta comer en compañía, trate de comer con familiares o amigos, o bien, coma mientras escucha la radio o ve la televisión.
  • Disponga de bocadillos saludables a su alcance para comerlos cuando le apetezcan.
  • Si otras personas le ofrecen cocinar para usted, permítales que lo hagan, y no sienta timidez en decir lo que le gustaría comer.
  • Si nadie vive con usted, quizá sea conveniente coordinar que reciba comida a domicilio a través de un programa como "Comidas sobre Ruedas" (“Meals on Wheels”). Pregunte a su médico, a su enfermera o en la oficina local de la Sociedad Americana Contra El Cáncer sobre estos programas en su comunidad.
  • Si usted consume bebidas con alcohol, pregunte a su médico si debe dejar de hacerlo durante el tratamiento. Averigüe si el alcohol puede interferir con algún medicamento que esté tomando.

Si solamente puede comer pequeñas porciones de comida, aumente las calorías por ración haciendo lo siguiente:

  • Añada mantequilla o aceite de oliva.
  • Mezcle las sopas de crema (enlatadas) con leche o crema líquida en lugar de agregarles agua.
  • Beba leche-malteadas (licuados o batidas) o latas / botellas de bebidas nutricionales ricas en calorías o suplementos líquidos entre las comidas.
  • Agregue salsa de crema o queso derretido a sus verduras favoritas.

Algunas personas toleran grandes cantidades de líquido, aunque no sientan deseos de comer comidas sólidas. Si éste es su caso, trate de aprovechar al máximo cada vaso enriqueciendo las bebidas con leche en polvo, yogur, jugo o bebidas nutricionales.

Hable con su equipo de atención médica si presenta cualquier problema al comer para que le ayude a determinar la forma de hacerle sentir mejor y consumir los nutrientes que su cuerpo necesita.


Fecha de última actualización: 02/26/2013
Fecha de último cambio o revisión: 02/26/2013