Radioterapia: una guía para los pacientes y sus familias

+ -Text Size

TEMAS

Radioterapia dirigida al área de la cabeza y el cuello

Algunas personas que reciben radiación en la cabeza y el cuello presentan enrojecimiento e irritación en la boca, resequedad bucal, llagas en la boca, y problemas de deglución (tragar), así como cambios en el sabor de los alimentos o náuseas. Otros posibles efectos secundarios incluyen pérdida del gusto, dolor de oídos e inflamación. Puede que se caiga el cabello y la textura de su piel podría cambiar; puede que sienta rigidez en la mandíbula.

Si recibe radioterapia en la región del cuello o la cabeza, es necesario que tenga una buena atención de su dentadura, encías, boca y garganta.

A continuación se dan algunos consejos prácticos que le ayudarán a controlar los problemas en la boca.

  • Evite los condimentos y alimentos de dura consistencia como las verduras crudas, las galletas saladas secas o las nueces.
  • No coma alimentos ni tome bebidas que estén muy calientes o muy fríos.
  • Evite fumar, masticar tabaco o consumir bebidas con alcohol, ya que estos productos pueden empeorar las llagas en la boca.
  • Evite los bocadillos azucarados.
  • Pida a su médico o enfermera que le recomiende un enjuague bucal adecuado. El alcohol en algunos enjuagues bucales puede causar resequedad e irritación de los tejidos de la boca.
  • Enjuague su boca con agua tibia salada y agua de soda cada una a dos horas según lo requiera (use una cucharadita de sal con una de bicarbonato de sodio en un litro de agua).
  • Tome bebidas refrescantes con frecuencia durante el día.
  • Coma caramelos o gomas de mascar (chicles) sin azúcar para mantener húmeda la boca.
  • Humedezca los alimentos con salsas y aderezos para hacerlo más fáciles de comer.
  • Consulte a su médico o enfermera sobre medicinas para el tratamiento de llagas en la boca y para controlar el dolor al comer.

Si no es suficiente con estas medidas, consulte con su médico o enfermera. La resequedad en la boca puede ser un problema incluso después de finalizar el tratamiento. De ser así, hable con su médico o dentista sobre el uso de la saliva artificial.

Salud dental

La radioterapia a la región de la cabeza y el cuello puede aumentar sus probabilidades de caries. La atención de la boca para prevenir problemas será parte importante de su tratamiento. Antes de comenzar la radiación, sométase a una revisión completa con su dentista. Solicite a su dentista que hable con el médico de su radioterapia antes de comenzar el tratamiento. Si tiene uno o más problemas dentales, su dentista puede que le sugiera extraer las piezas dentales afectadas antes de comenzar el tratamiento. La radioterapia (y la resequedad de la boca) puede dañarlos al punto en que luego requerirán ser extraídos cuando resulte más difícil hacerlo tras iniciado el tratamiento.

Si utiliza dentadura postiza, puede que no sea posible continuar usándola debido a la inflamación en las encías. Si su dentadura postiza le causa irritación, puede que requiera dejar usarla hasta que la radioterapia haya concluido para evitar que las llagas se infecten.

Su dentista probablemente querrá verle durante la radioterapia para hablarle sobre la atención de su boca y dientes, y para asesorarle sobre cómo lidiar con cualquier problema. Es muy probable que se le indique hacer lo siguiente:

  • Lavar sus dientes y encías con un cepillo de cerdas suaves tras comer y al menos una vez adicional cada día.
  • Usar pasta dental (o dentífrico) con fluoruro que no contenga sustancias abrasivas.
  • Usar hilo dental encerado para pasarlo entre los dientes una vez al día.
  • Enjuagar su boca bien con agua fresca o con una solución con bicarbonato de sodio después de cepillarse los dientes (use una cucharadita de bicarbonato de sodio para un litro de agua).

Fecha de última actualización: 02/26/2013
Fecha de último cambio o revisión: 02/26/2013