Radioterapia: una guía para los pacientes y sus familias

+ -Text Size

TEMAS

Radioterapia dirigida a la región de la pelvis

Si usted recibe radioterapia en cualquier parte de la pelvis, podría padecer uno o más de los problemas digestivos ya descritos. Puede que también tenga algo de irritación en su vejiga, lo cual puede ser molesto y hacer que tenga que orinar con frecuencia. Puede que también tenga cambios en su fertilidad (capacidad para tener hijos), así como en su vida sexual.

Fertilidad

Mujeres: no intente quedar embarazada durante la radioterapia (la radiación puede dañar el feto en desarrollo). Hable con su médico sobre sus opciones de métodos anticonceptivos y la manera en que la radiación puede afectar su fertilidad. Si usted está o pudiera estar embarazada, infórmeselo a su médico antes de comenzar el tratamiento.

Las mujeres que reciben radioterapia en el área de la pelvis puede que dejen de menstruar y tener otros síntomas de la menopausia, dependiendo de la dosis de radiación que reciban. El tratamiento también puede causar picazón, ardor y resequedad en la vagina. Informe a su médico sobre estos síntomas para que le informe sobre las formas para aliviar estos efectos secundarios.

Hombres: la radioterapia que se administra a un área que incluya los testículos puede reducir tanto el número de espermatozoides, así como su capacidad de fecundación. Pero esto no significa que no se pueda dar un embarazo. Si usted quiere tener hijos y le preocupa la reducción de su fertilidad, hable con su médico antes de comenzar el tratamiento. Una opción puede ser el almacenamiento con antelación de su esperma.

Además de las investigaciones que han estudiado a sobrevivientes de bombas atómicas, existe poca información sobre los efectos de la radiación en los hijos que fueron concebidos por hombres durante o después de haber sido expuestos a la radiación. Debido al riesgo incierto, los médicos a menudo recomiendan al hombre evitar embarazar a la mujer durante y después de varias semanas del tratamiento, especialmente si se administró radiación al área genital o alrededor.

Sexo

Con algunos tipos de radioterapia en donde está involucrada la pelvis y/o los órganos sexuales, puede que hombres y mujeres noten cambios en su capacidad de disfrutar del sexo o una disminución en su apetito sexual.

Mujeres: durante el tratamiento dirigido a la pelvis, a ciertas mujeres se les indica que se abstengan de tener relaciones sexuales. Puede que esto sea más difícil en algunas personas. Lo más probable es que usted pueda reanudar las relaciones sexuales pocas semanas después de concluir el tratamiento, pero consúltelo con su médico primero. Algunos tipos de tratamiento puede que tengan efectos de largo plazo, como tejido cicatricial que podría afectar la elasticidad de la vagina durante la actividad sexual. Una vez más, su médico puede ofrecerle algunas recomendaciones si esto ocurre. Usted puede obtener mucha más información en nuestro documento Sexualidad para la mujer con cáncer.

Hombres: puede que la radiación afecte las terminales nerviosas que hacen que el hombre pueda tener una erección. Si usted está recibiendo radioterapia mediante un implante permanente, verifique con su médico sobre la necesidad de tomar medidas de seguridad durante las relaciones sexuales. Si surgen problemas de erección, por lo general suceden de forma gradual durante el transcurso de muchos meses o años. Si esto es algo que le preocupa, hable con su médico acerca de opciones de tratamiento. Usted puede obtener mucha más información en nuestro documento Sexualidad para el hombre con cáncer.


Fecha de última actualización: 02/26/2013
Fecha de último cambio o revisión: 02/26/2013