Cánceres posteriores al cáncer de hueso

Las personas que han padecido cáncer pueden verse afectadas por una serie de problemas de salud, pero a menudo su mayor preocupación consiste en enfrentarse nuevamente al cáncer. Si el cáncer regresa después del tratamiento, a esto se le llama recurrencia. Sin embargo, algunas personas que han padecido cáncer llegan a padecer un nuevo cáncer, no relacionado con el primero. A este se le denomina un cáncer posterior.

Recibir tratamiento contra el cáncer no significa que no pueda padecer otro cáncer, aun después de sobrevivir el primero. Las personas que han tenido cáncer aún pueden padecer los mismos tipos de cáncer que otras personas padecen. De hecho, ciertos tipos de cáncer y sus tratamientos pueden estar relacionados con un mayor riesgo de padecer otros cánceres.

Los sobrevivientes de cánceres de huesos y de articulación pueden padecer cualquier otro tipo de cáncer, pero tienen un mayor riesgo de padecer otro cáncer de hueso o de articulaciones (esto es diferente al regreso del primer cáncer). A veces este es el mismo tipo de cáncer que el tumor original, aunque puede ser un tipo diferente. Por ejemplo, alguien que tenía un condrosarcoma puede padecer un osteosarcoma. El sarcoma de los tejidos blandos también se presenta más a menudo de lo esperado después de un cáncer de hueso o de articulación.

Los sobrevivientes de cánceres de hueso y articulación también tienen un mayor riesgo de:

El riesgo de leucemia está vinculado a tratamiento con quimioterapia.

Cuidado de seguimiento después del tratamiento

Después del tratamiento para el cáncer de hueso, usted debe consultar a su médico con regularidad. Usted tendrá que hacerse pruebas para saber si hay señales de que el cáncer pueda haber regresado o de que se haya propagado. Los expertos no recomiendan ninguna prueba adicional para detectar otros cánceres en pacientes que no presentan síntomas. Informe a su médico acerca de cualquier nuevo problema o síntoma, ya que podría deberse a que el cáncer está regresando, a una nueva enfermedad o a otro cáncer.

Los sobrevivientes del cáncer de hueso deben seguir las directrices sobre la detección temprana del cáncer de la Sociedad Americana Contra El Cáncer.

El Children’s Oncology Group cuenta con directrices para el seguimiento de los pacientes niños, adolescentes o adulto jóvenes tratados de cáncer , incluyendo pruebas de detección para cánceres posteriores. Estas directrices se pueden encontrar en www.survivorshipguidelines.org.

Todos los sobrevivientes de cáncer deben evitar los productos derivados del tabaco. El tabaco aumenta el riesgo de muchos tipos de cáncer y podría aumentar aún más el riesgo de algunos de los otros cánceres observados después de haber tenido cáncer de hueso.

Para ayudar a mantener una buena salud, las personas que han padecido cáncer también deben:

  • Lograr y mantener un peso saludable
  • Mantenerse físicamente activo
  • Comer saludablemente con un énfasis en los alimentos de origen vegetal
  • Limitar el consumo de alcohol a no más de una bebida al día para las mujeres o dos al día para los hombres

Estas medidas también pueden ayudar a disminuir el riesgo de algunos tipos de cáncer.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Last Medical Review: November 28, 2017 Last Revised: February 5, 2018

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.