Náuseas y vómitos causados por el tratamiento del cáncer

Los tratamientos contra el cáncer, como la quimioterapia o la radioterapia pueden causar náuseas y vómitos.   Algunos otros medicamentos, tales como la terapia dirigida y la inmunoterapia también pueden causar náuseas y vómitos. Existen muchos tipos diferentes de cada tipo de tratamiento. Algunos pueden provocarle náuseas y/o vómitos mientras que otros no. A menudo, el tipo de cáncer que tiene también puede provocarle náuseas y vómitos.

La probabilidad de que tenga náuseas y vómitos mientras recibe tratamiento depende de muchos factores. Algunos de estos son:

  • Los tipos de tratamiento que recibió. Los medicamentos que recorren todo el cuerpo tienen más probabilidades de causar náuseas y vómitos que el tratamiento que afecta solo un área del cuerpo, tal como la radioterapia. Y, es más probable que algunos medicamentos causen más náuseas y vómitos que otros.
  • La dosis de los medicamentos (es más probable que las dosis más altas causen náuseas y vómitos, especialmente determinados medicamentos de quimioterapia)
  • Cuándo y con qué frecuencia se administra el medicamento.  Por ejemplo, si las dosis de un medicamento de quimioterapia que causa náuseas y vómitos se dan muy juntas, hay menos tiempo para que la persona se recupere de los efectos de la última dosis antes que se administre la siguiente dosis
  • Cómo se administran los medicamentos. Por ejemplo, la quimioterapia que se administra a través de una vena (intravenosa o IV) puede causar náuseas y vómitos mucho más rápido que un medicamentos que se administra vía oral (por boca).   Esto se debe a que el medicamentos administrado vía intravenosa (IV) se absorbe más rápido
  • Diferencias individuales; no todas las personas tendrán la misma respuesta a una dosis o tipo de tratamiento
  • Tener un tumor en el cerebro, hígado o tracto gastrointestinal puede aumentar el riesgo de tener náuseas y vómitos
  • Otros medicamentos (tal como los analgésicos) que pueden causar o empeorar las náuseas y/o vómitos

Algunos factores personales de riesgo que pueden hacer que sea más propenso a tener náuseas y vómitos incluyen:

  • Ser mujer
  • Ser más joven
  • Haber tenido náuseas matutinas durante el embarazo
  • Ser muy ansioso(a) o nervioso(a)
  • Haber tenido mareos por movimiento
  • Ser propenso(a) a vomitar cuando está enfermo(a)
  • Haber sido abstemio o bebedor ocasional (de alcohol)
  • Haber recibido quimioterapia en el pasado

No existe forma de saber con certeza si usted tendrá náuseas y vómitos, no obstante, su médico tendrá en cuenta estos factores al escoger los medicamentos contra las náuseas y vómitos que va a usar en su tratamiento contra el cáncer.

Náuseas y vómitos debido a la quimioterapia y a otros medicamentos que tratan el cáncer

Es posible que también escuche hablar de las náuseas y los vómitos relacionados con el tratamiento como náuseas y vómitos inducidos por la quimioterapia (CINV, en inglés). Si está recibiendo un medicamento para tratar el cáncer, asegúrese de hablar con su equipo de atención oncológica sobre qué tipo de medicamento es y qué probabilidades tiene de causar náuseas y vómitos.

Existen distintos tipos de náuseas y vómitos, dependiendo de cuándo ocurren.

Las náuseas y vómitos agudos por lo general ocurren en cuestión de minutos a horas después de administrado el tratamiento y generalmente dentro de las primeras 24 horas. Es más común cuando el tratamiento se administra por infusión intravenosa o cuando se toma por vía oral.

Las náuseas o vómitos diferidos (tardíos) generalmente empiezan más de 24 horas después del tratamiento y pueden durar hasta unos pocos días después de finalizado el tratamiento. Es más probable con determinados tipos de quimioterapia u otros medicamentos para tratar el cáncer. Pregúntele a su médico si sabe si el tratamiento que está recibiendo causa náuseas o vómitos diferidos.

Las náuseas y vómitos anticipatorios son una respuesta aprendida o condicionada. Al parecer son el resultado de experiencias anteriores con un tratamiento que provocó náuseas y vómitos, en el cual el cerebro relaciona algunas partes del tratamiento con vistas, sonidos y olores del área del tratamiento con los vómitos. Las náuseas y/o vómitos anticipatorios pueden ocurrir antes o durante la administración del tratamiento.

Las náuseas y vómitos irruptivos ocurren a pesar de que se ha administrado tratamiento para tratar de prevenirlo. Cuando esto ocurre, puede que necesite tomar más medicamentos u otros medicamentos para ayudar a evitar que se produzcan más náuseas y vómitos. 

Los vómitos refractarios ocurren cuando se están tomando medicamentos para prevenir o controlar náuseas y vómitos, pero los medicamentos no surten efecto. Sus náuseas y vómitos se han vuelto refractarios (ya no responden) a los medicamentos que está tomando para prevenirlos. Esto significa que probablemente necesite tomar más medicamentos u otros medicamentos para detener las náuseas y los vómitos. Los vómitos refractarios pueden ocurrir después de algunos o incluso después de varios tratamientos de quimioterapia.

Medicamentos contra náuseas y vómitos que se usan debido a los medicamentos para tratar el cáncer

Los medicamentos para tratar náuseas y vómitos se llaman terapia antiemética.   El medicamento que se administra y la frecuencia con que lo toma se basa en la probabilidad de que la quimioterapia y otros medicamentos pueden causar náuseas y vómitos. Es más fácil prevenir las náuseas y los vómitos que detenerlos una vez que comienzan. Ningún medicamento puede prevenir o controlar al 100% las náuseas y los vómitos relacionados con el tratamiento. Esto se debe a que los tratamientos actúan en el cuerpo de diferentes maneras y cada persona responde a la quimioterapia y a los medicamentos contra las náuseas y los vómitos de diferentes formas.

A fin de escoger el mejor el plan de tratamiento para usted, el médico hará lo siguiente:

  • Considerará la probabilidad que tiene su tratamiento de causar náuseas y vómitos
  • Seleccionará los medicamentos en base a si se sabe que el tratamiento contra el cáncer afecta el centro del vómito en el cerebro
  • Preguntará sobre sus antecedentes de náuseas y vómitos
  • Preguntará qué tan bien le han funcionado los medicamentos antieméticos anteriormente
  • Considerará los efectos secundarios de los medicamentos antieméticos
  • Prescribirá la dosis eficaz más baja del medicamento antiemético antes que se le administre el tratamiento
  • Hará cambios según sea necesario para ayudar a evitar que tenga náuseas y vómitos

Los medicamentos contra náuseas y vómitos generalmente se administran en un horario regular durante todo el día. Su médico podría aconsejarle que los tome en un horario incluso si no tiene náuseas o vómitos. A veces, puede tomar el medicamento "según sea necesario". Esto significa que usted toma el medicamento al primer indicio de náuseas para evitar que éstas empeoren. Pregunte a su equipo de atención oncológica cómo debe tomar estos medicamentos.

  • La medicación preventiva debe comenzar antes de administrar el tratamiento.
  • La medicación debe continuar mientras que el tratamiento contra el cáncer pueda causar vómitos, lo cual podría ser diferente para las distintas personas según el tipo de medicamento de quimioterapia administrado.

Cada vez que empieza un nuevo ciclo de quimioterapia, asegúrese de decirle a su equipo de atención oncológica lo que funcionó y lo que no funcionó la última vez.

Náuseas y vómitos debido a la radioterapia

Las náuseas y los vómitos pueden ser causados por la radioterapia dependiendo de:

La parte del cuerpo que se está tratando. El riesgo es mayor cuando se está tratando el cerebro o si el área del cuerpo que se está tratando incluye una parte grande de la parte superior del abdomen (vientre); principalmente el intestino delgado y/o el hígado.

La irradiación de todo el cuerpo (que se utiliza en trasplantes de células madre) está relacionada con un alto riesgo de náuseas y vómitos si no se administra tratamiento para prevenirlo.   Los pacientes también pueden recibir altas dosis de quimioterapia para prepararlos para un trasplante, lo que aumenta aún más la probabilidad de tener náuseas y vómitos.

La dosis de radiación administrada. Cuanto mayor es la dosis de radiación administrada, mayor es el riesgo de presentar náuseas y vómitos.

Con qué frecuencia se administra el tratamiento. Las personas que reciben una gran dosis de radiación tienen una mayor probabilidad de presentar náuseas y vómitos que quienes reciben radiación repartida en dosis más pequeñas.

Si se administra quimioterapia u otro medicamentos para tratar el cáncer junto con la radiación. Cuando se administra radiación junto con quimioterapia, el tratamiento antiemético que se usa se basa en el riesgo de náuseas y vómitos de los medicamentos de quimioterapia administrados.

Medicamentos contra náuseas y vómitos que se usan para la radioterapia

Si es probable que su tratamiento con radiación cause náuseas y vómitos, su médico probablemente le dará medicamentos para ayudar a prevenirlo todos los días antes de recibir radiación.  Los medicamentos contra náuseas y vómitos pueden administrarse vía oral o intravenosa, o ambas.

Para elegir el mejor plan de tratamiento, el médico:

  • Considerará la probabilidad que tiene la radiación de causar náuseas y vómitos
  • Preguntará sobre sus antecedentes de náuseas y vómitos
  • Preguntará qué tan bien le han funcionado los medicamentos antieméticos anteriormente
  • Considerará los efectos secundarios de los medicamentos antieméticos
  • Prescribirá la dosis eficaz más baja del medicamento antiemético antes que se le administre radioterapia
  • Hará cambios de medicamentos según sea necesario para ayudar a evitar que tenga náuseas y vómitos

Los medicamentos contra náuseas y vómitos a menudo se administran en un horario regular durante todo el día. Su médico puede aconsejarle que los tome en un horario aún si no tiene náuseas o vómitos. A veces, puede tomar el medicamento "cuando lo necesite". Esto significa que usted toma el medicamento al primer indicio de náuseas para evitar que éstas empeoren. Pregunte a su equipo de atención oncológica cómo debe tomar sus medicamentos contra náuseas y vómitos.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Fauci AS, Braunwald E, Kasper DL, et al (Eds). Harrison’s Principles of Internal Medicine, 17th ed. New York: McGraw-Hill Medical, 2008.

Camp-Sorrell D, Hawkins RA. Clinical Manual for the Oncology Advanced Practice Nurse, Second Ed. Pittsburgh: Oncology Nursing Society, 2006.

Cope DG, Reb AM. An Evidence-Based Approach to the Treatment and Care of the Older Adult with Cancer. Pittsburgh: Oncology Nursing Society, 2006.

Houts PS, Bucher JA. Caregiving, Revised ed. Atlanta: American Cancer Society, 2003.

Kaplan M. Understanding and Managing Oncologic Emergencies: A Resource for Nurses. Pittsburgh: Oncology Nursing Society, 2006.

Kuebler KK, Berry PH, Heidrich DE. End-of-Life Care: Clinical Practice Guidelines. Philadelphia: W.B. Saunders Co. 2002.

National Comprehensive Cancer Network. Palliative Care. Version 1.2015. Accessed at www.nccn.org/professionals/physician_gls/pdf/palliative.pdf on March 19, 2015.

Oncology Nursing Society. Cancer Symptoms. Accessed at www.cancersymptoms.org on April 3, 2013.

Ripamonti C, Bruera E. Gastrointestinal Symptoms in Advanced Cancer Patients. New York: Oxford University Press, 2002.

Varricchio CG. A Cancer Source Book for Nurses, 8th ed. Sudbury, MA: Jones and Bartlett, 2004.

Yarbro CH, Frogge MH, Goodman M. Cancer Symptom Management, 3rd ed. Sudbury, MA: Jones and Bartlett, 2004.

 

Referencias

Fauci AS, Braunwald E, Kasper DL, et al (Eds). Harrison’s Principles of Internal Medicine, 17th ed. New York: McGraw-Hill Medical, 2008.

Camp-Sorrell D, Hawkins RA. Clinical Manual for the Oncology Advanced Practice Nurse, Second Ed. Pittsburgh: Oncology Nursing Society, 2006.

Cope DG, Reb AM. An Evidence-Based Approach to the Treatment and Care of the Older Adult with Cancer. Pittsburgh: Oncology Nursing Society, 2006.

Houts PS, Bucher JA. Caregiving, Revised ed. Atlanta: American Cancer Society, 2003.

Kaplan M. Understanding and Managing Oncologic Emergencies: A Resource for Nurses. Pittsburgh: Oncology Nursing Society, 2006.

Kuebler KK, Berry PH, Heidrich DE. End-of-Life Care: Clinical Practice Guidelines. Philadelphia: W.B. Saunders Co. 2002.

National Comprehensive Cancer Network. Palliative Care. Version 1.2015. Accessed at www.nccn.org/professionals/physician_gls/pdf/palliative.pdf on March 19, 2015.

Oncology Nursing Society. Cancer Symptoms. Accessed at www.cancersymptoms.org on April 3, 2013.

Ripamonti C, Bruera E. Gastrointestinal Symptoms in Advanced Cancer Patients. New York: Oxford University Press, 2002.

Varricchio CG. A Cancer Source Book for Nurses, 8th ed. Sudbury, MA: Jones and Bartlett, 2004.

Yarbro CH, Frogge MH, Goodman M. Cancer Symptom Management, 3rd ed. Sudbury, MA: Jones and Bartlett, 2004.

 

Actualización más reciente: febrero 1, 2020

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.