Acerca de recibir la quimioterapia

Es útil familiarizarse con los aspectos básicos de la experiencia de recibir la quimioterapia y las precauciones de seguridad importantes que usted requiere tener en cuenta para proteger su salud y a quienes viven con usted.

¿En dónde recibiré la quimioterapia?

El lugar donde reciba su tratamiento depende de cuáles medicamentos de quimioterapia estará recibiendo, las dosis de los medicamentos, las normas del hospital, su cobertura de seguro médico, sus preferencias y lo que recomiende su médico.

Puede que la quimioterapia se administre:

  • En casa
  • En el consultorio de su médico
  • En una clínica
  • En una sala de infusiones de un centro de atención ambulatoria
  • En un hospital

Algunos de estos centros de atención pueden contar con habitaciones privadas para administrar el tratamiento, mientras que otras administran el tratamiento a muchos pacientes juntos en una habitación amplia. Hable con su médico o enfermera sobre esto con antelación para que sepa qué esperar en su primer día.

¿Con qué frecuencia necesitaré recibir quimioterapia y por cuánto tiempo durará?

La frecuencia y la duración de la quimioterapia dependen del tipo de cáncer que usted tenga, de los objetivos del tratamiento, de los medicamentos que se van a utilizar y de la forma en que su cuerpo responda a ellos.

Puede que reciba tratamiento diaria, semanal o mensualmente, pero por lo general éste se administra por sesiones o ciclos. Esto significa, por ejemplo, que puede que reciba quimioterapia las primeras dos semanas y dejar la tercera semana sin recibir tratamiento, convirtiéndose así en un ciclo que recomienza cada tres semanas. Estas pausas libres de tratamiento permiten que su cuerpo se reconstituya con nuevas células para recuperar fuerza.

Su equipo de profesionales contra el cáncer podrá decirle cuántas sesiones de quimioterapia están planeadas y cuánto tiempo se espera que dure su tratamiento.

Muchas personas se preguntan por cuánto tiempo en realidad los medicamentos permanecerán en el cuerpo y cómo éstos se eliminarán del organismo. Sus riñones e hígado desintegran y procesan la mayoría de los medicamentos de quimioterapia, para que luego sean eliminados del cuerpo a través de la orina y las heces fecales. Cuánto le tomará a su cuerpo eliminar los medicamentos dependerá de muchos factores, incluyendo el tipo de quimioterapia que recibe, otras medicinas que toma y su edad, así como qué tan bien están sus riñones e hígado. Su equipo de profesionales contra el cáncer le indicará si requiere tomar cualquier precaución especial en función de los medicamentos que esté recibiendo.

Si su cáncer regresa, podría ser que requiera recibir quimioterapia de nuevo. Esta vez se podrían administrar medicamentos diferentes para aliviar los síntomas o para disminuir el crecimiento o propagación del cáncer. Los efectos secundarios podrían ser diferentes, dependiendo de los medicamentos, la dosis y cómo se administren.

¿Cómo se me administrará la quimioterapia?

Por vía intravenosa

La mayoría de los medicamentos de quimioterapia se administran directamente al torrente sanguíneo a través de un tubo de plástico muy pequeño y flexible llamado catéter. Se usa una aguja para colocar un catéter en una vena de su antebrazo o mano; luego se extrae la aguja mientras que el catéter permanece colocado. A esto se le llama tratamiento intravenoso o IV. Los medicamentos intravenosos se pueden administrar de estas maneras:

  • Los medicamentos se pueden administrar rápidamente a través de un catéter directamente desde una jeringa en pocos minutos, lo que se conoce como bolo intravenoso.
  • La infusión intravenosa puede tomar de algunos minutos hasta unas cuantas horas. Una mezcla de medicamentos fluye desde una bolsa de plástico a través del tubo que se adhiere al catéter. A menudo, se controla el flujo mediante una máquina llamada bomba intravenosa.
  • Algunas veces es necesario realizar infusiones continuas que generalmente duran de uno a siete días. Éstas siempre son controladas mediante bombas intravenosas electrónicas.

Las agujas y los catéteres pueden causar cicatriz o daño en las venas a medida que se administra la quimioterapia. Otra opción es el catéter venoso central (CVC). El CVC es un catéter más grande que se coloca en una vena grande en el pecho o en el antebrazo. Queda colocado durante todo el tiempo que dure el tratamiento, de tal forma que no se requiere que le inserten una aguja para cada sesión. Hay muchos tipos de CVCs disponibles.

Muchas personas hablan con sus médicos sobre la opciones de CVCs incluso antes de comenzar el tratamiento. Algunas descubren que durante el tratamiento necesitan un CVC porque las venas de sus manos y de sus brazos no están en condiciones lo suficientemente adecuadas para completar el tratamiento de quimioterapia planeado. Su médico puede ayudarle a decidir si usted necesita un CVC, y el tipo de CVC adecuado para usted.

Por vía oral

Usted ingiere el medicamento de quimioterapia en forma de pastilla, píldora, tableta, cápsula o en forma líquida, como suele hacerse con muchas medicinas. Este tipo de quimioterapia a menudo puede tomarse en casa. Si usted toma los medicamentos de quimioterapia oralmente, es muy importante que tome la dosis exacta en el horario indicado durante el tiempo que corresponda. Para más información, consulte el documento Oral Chemotherapy: What You Need to Know.

Por vía intratecal

La quimioterapia intratecal se administra al inyectar la medicina al canal vertebral para llegar hasta el líquido que rodea el cerebro y la médula espinal para llegar a las células cancerosas que se encuentren ahí. A este líquido se le llama líquido cefalorraquídeo (CSF, siglas en inglés). Esto es importante debido a que la mayoría de los medicamentos quimioterapéuticos que se administran por vía oral o intravenosa no pueden alcanzar el cerebro debido a la barrera sanguínea cerebral.

La quimioterapia puede administrarse al líquido cefalorraquídeo a través de una inyección que se coloca en la región de la médula espinal, o mediante un catéter largo que contiene un puerto, el cual que se coloca por debajo de la piel de la cabeza mediante cirugía y que es usado por largo plazo. A este puerto se le denomina reservorio de Ommaya, y consiste de un pequeño dispositivo de forma cilíndrica que tiene adherido un pequeño tubo. El tubo va al líquido cefalorraquídeo en una cavidad del cerebro y el puerto permanece colocado por debajo del cuero cabelludo hasta que finalice el tratamiento.

Por vía intraarterial

Para esta modalidad, el medicamento de quimioterapia se administra en la arteria principal que suministra de sangre al tumor, para tratar una sola parte en el cuerpo (como el hígado, o un brazo o pierna). Este método ayuda a limitar el efecto que el medicamento tiene sobre otras partes del cuerpo, por lo que se conoce como quimioterapia regional.

Por vía intracavitaria

Puede que los medicamentos de quimioterapia sean administrados a través de un catéter que se coloca en una región del cuerpo que esté confinada, tal como el abdomen (quimioterapia intraperitoneal) o el pecho (quimioterapia intrapleural).

Por vía intramuscular

El medicamento se administra a través de una inyección a un músculo.

Por vía intralesional

Se usa una aguja para administrar el medicamento directamente en el tumor. Esto es posible solamente cuando el tumor puede ser alcanzado por la aguja de forma segura.

Por vía intravesical

La quimioterapia se administra directamente en la vejiga a través de un catéter suave, el cual permanece colocado por algunas horas para hacer un dreando y luego se retira.

Por vía tópica

La medicina se coloca directamente en una región del cáncer sobre la piel a través de una crema, jalea o ungüento.

¿Qué deberé comer antes de mi primera sesión de quimioterapia?

Una sesión de quimioterapia puede tomar desde unos cuantos minutos hasta muchas horas. Asegúrese de comer algo antes del tratamiento. La mayoría de las personas ven que comer una comida ligera o un bocadillo alrededor de una hora antes funciona mejor. Si la sesión del tratamiento durará algunas horas, planee con antelación y traiga una pequeña comida o bocadillos en una bolsa térmica o contenedor para refrigerios. Averigüe si hay algún refrigerador y horno de microondas que usted pueda usar.

¿Podré convivir con mi familia y mis amigos mientras reciba quimioterapia?

La mayoría de los medicamentos quimioterapéuticos reducen la capacidad de combatir una infección, aunque hay formas para evitar las infecciones.

  • Manténgase alejado de cualquier persona que tenga alguna enfermedad infecciosa.
  • Lávese las manos a menudo, especialmente antes de tocar su cara, nariz, boca u ojos. Pida a su familia y amistades que hagan lo mismo cuando se encuentren con usted.
  • Muy pocos tratamientos requerirán que usted evite el contacto directo con sus seres queridos por un tiempo breve. Si esto es algo que será necesario hacer, su médico hablará con usted cuando analicen las opciones de tratamiento.
  • Asegúrese estar al día con todas sus inmunizaciones. La vacuna contra la gripa (influenza) es especialmente importante debido a que la gente con cáncer está a un riesgo elevado de tener complicaciones graves por la gripa. Su proveedor de atención médica le indicará cuáles vacunas son necesarias.
  • Las infecciones pueden contraerse a través de los alimentos y las bebidas. Por lo tanto, la seguridad con los alimentos es muy importante durante el tiempo en que su sistema inmunitario está debilitado. Hable con su equipo de profesionales contra el cáncer para determinar si necesita llevar alguna dieta especial durante su tratamiento.
  • Algunas mascotas también pueden transmitir infecciones, por lo que deberá asegurarse de mantenerlas con un buen estado de salud y tomar las medidas de precaución necesarias al estar alrededor de ellas.

¿Cómo puedo protegerme yo y a aquellos con quienes vivo mientras recibo mi quimioterapia?

Existen muchas cosas que puede hacer durante y después de la quimioterapia para evitar que tanto usted como sus seres queridos resulten afectados por los medicamentos mientras su organismo los elimina. Toma alrededor de 48 horas para que su cuerpo procese y/o elimine la mayoría de los medicamentos de quimioterapia.

La mayor parte del desecho se elimina a través de sus secreciones corporales (orina, heces fecales, lágrimas y vómito). Los medicamentos también están presentes en su sangre. Cuando estos medicamentos quimioterapéuticos son eliminados del cuerpo, pueden ser dañinos e irritantes a la piel (tanto para usted como para los demás). Tenga en cuenta que los inodoros pueden ser un peligro para los niños y las mascotas, por lo que es importante tomar precauciones. Hable con su equipo de profesionales contra el cáncer sobre éstas y otras precauciones que deberá seguir.

Durante el tratamiento y por 48 horas tras una sesión de quimioterapia:

  • Cuando use el inodoro, tire de la cadena dos veces. Baje la tapa antes de tirar de la cadena para evitar que salpique. De ser posible, puede que quiera usar un inodoro de forma exclusiva durante este tiempo. De no ser posible, use guantes para limpiar el inodoro tras cada uso.
  • Tanto hombres como mujeres deben sentarse en el inodoro para usarlo. Esto reduce el salpicado.
  • Lávese las manos con jabón y agua tibia tras haber usado el inodoro. Seque sus manos con toallas de papel y deséchelas en el cesto de basura.
  • Si vomita en el inodoro, limpie todas las salpicaduras y tire de la cadena dos veces. Si vomita en una cubeta/cubo o algún recipiente, vacíe cuidadosamente el vómito en el inodoro sin que haya salpicaduras del contenido y tire de la cadena dos veces. Lave el recipiente en agua caliente con jabón y enjuáguelo, vacíe en el inodoro el agua que usó para lavar y enjuagar el recipiente, y luego tire de la cadena. Seque el recipiente con toallas de papel y deséchelas en el cesto de basura.
  • Las personas al cuidado de la persona enferma deben usar guantes desechables dobles (dos pares) al tener contacto con cualquiera de sus secreciones corporales (éstos se pueden comprar en la mayoría de las farmacias). Siempre deberán lavarse las manos con jabón y agua tibia, incluso si han usado guantes.
  • Si una persona que le atiende ha estado en contacto con cualquier fluido corporal, ésta debe lavar muy bien el área con jabón y agua caliente. Aunque no es probable que esto cause algún daño, trate de evitar el contacto con cualquier fluido corporal. En su próxima consulta con el médico, notifíquele que esto ocurrió. Estar expuestos frecuentemente puede causar problemas y se debe ser más cuidadoso para evitar esto.
  • Cualquier ropa o sábanas expuestos a los fluidos corporales deberán lavarse en la máquina lavadora, y no a mano. Lave con agua caliente y detergente común para lavar ropa. No lave estas prendas junto con otra ropa. Si no las puede lavar inmediatamente, manténgalas en una bolsa de plástico cerrada.
  • Si se usa ropa interior, pañales desechables para adultos o almohadillas sanitarias, colóquelas en doble bolsa de plástico, cierre la bolsa y tírela al cesto de la basura.

 

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Kirby JS, Miller CJ. Intralesional chemotherapy for nonmelanoma skin cancer: A practical review. J Am Acad Dermatol. 2010;63(4):689-702.

Centers for Disease Control and Prevention. National Institute for Occupational Safety and Health. Preventing Occupational Exposures to Antineoplastic and Other Hazardous Drugs in Health Care Settings. September 2004. Accessed at www.cdc.gov/niosh/docs/2004-165/pdfs/2004-165.pdf on December 4, 2015.

Cleveland Clinic Foundation. Chemotherapy Precautions During and After Treatment. 2010. Accessed at www.cchs.net/health/health-info/docs/4300/4350.asp?index=13586&pflag=1. Content no longer available.

Walton AML, Mason S, Busshart M, et al. Safe Handling: Implementing Hazardous Drug Precautions. CJON. 2012;16(3): 251-254.

Yuki M, Sekine S, Takase K, Ishida T, Sessink PJ. Exposure of family members to antineoplastic drugs via excreta of treated cancer patients. J Oncol Pharm Pract. 2013;19(3):208-217.

Last Medical Review: April 17, 2016 Last Revised: April 17, 2016

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.