¿Qué es el cansancio relacionado con el cáncer?

El cansancio relacionado con el cáncer (referido también como fatiga) es distinto al agotamiento producto de la vida cotidiana. Este fatiga no es del tipo de cansancio que un paciente solía tener antes del cáncer.

Puede que las personas digan sentirse débiles, desganadas, agotadas, extenuadas o desgastadas. Algunas personas pueden sentirse demasiado cansadas para comer, caminar hasta el baño o incluso utilizar el control remoto de la TV. Moverse o pensar pueden ser actividades que resulten difíciles. El descanso no hace que desaparezca, y solo un mínimo de actividad puede ser agotador. Para algunas personas, este tipo de cansancio causa más molestias que el dolor, las náuseas y el vómito o la depresión.

A continuación se mencionan algunas señales del cansancio relacionado con el cáncer de las que usted y su familia pueden estar al pendiente.

  • Cansancio que no se alivia con descanso o tras dormir, que sigue reapareciendo o que se vuelve intenso.
  • Sentir más cansancio de lo normal durante o después de una actividad.
  • Sentir cansancio y que no se deba a una actividad.
  • Sentir demasiado cansancio para hacer las actividades cotidianas.
  • Las piernas y los brazos se sienten pesados y difíciles de mover.
  • Falta de energía.
  • Debilidad.
  • Pasar más tiempo en cama y/o durmiendo, o bien, tener problemas para conciliar el sueño.
  • Permanece en la cama por más de 24 horas
  • Experimentar confusión, falta de concentración o dificultad para pensar.
  • Cansancio que interfiere con actividades del trabajo, de la vida social o de la rutina diaria.

Puede que sea difícil para las personas con cáncer hablar sobre el cansancio, pero es necesario informar al equipo de profesionales médicos al respecto. Informe sobre cómo está afectando en su vida. Alguien del equipo de profesionales médicos debe ayudarle si ellos saben que usted está presentando este problema. El control del cansancio es parte de una buena atención contra el cáncer. Consulte con el equipo de profesionales médico para encontrar y tratar las causas de su cansancio.

¿Cuánto dura el cansancio relacionado con el cáncer?

El cansancio asociado con el cáncer puede durar desde unos meses a varios años. A menudo perdura después de haber finalizado el tratamiento.

  • Para las personas que reciben quimioterapia en ciclos, el cansancio a menudo empeora en los primeros días tras una sesión y luego se alivia hasta la siguiente sesión, repitiéndose así el mismo patrón.
  • Para quienes reciben radioterapia, el cansancio por lo general empeora conforme progresa el tratamiento.

El cansancio relacionado con el cáncer puede:

  • Variar de un día a otro en intensidad y en qué tanto esto le afecta.
  • Ser abrumador y dificultar que se sienta bien.
  • Dificultar que pueda pasar el tiempo con familiares y amigos
  • Dificultar su capacidad para hacer sus actividades cotidianas, incluyendo trabajar.
  • Hacer que sea más difícil seguir su plan de tratamiento contra el cáncer

¿Qué causa el cansancio relacionado con el cáncer?

Las causas del cansancio relacionado con el cáncer no siempre pueden explicarse de forma clara. Puede que se deban al cáncer o a su tratamiento. A continuación se mencionan algunas de las posibles causas:

  • El cáncer y el tratamiento contra el cáncer pueden cambiar los niveles normales de proteína y hormona, y están vinculados a procesos inflamatorios que pueden causar o empeorar el cansancio.
  • El tratamiento mata células normales y células cancerosas, lo que resulta en una acumulación de residuos celulares. El cuerpo utiliza energía adicional para limpiar y reparar el tejido dañado.
  • El cáncer produce sustancias tóxicas en el cuerpo que cambian el funcionamiento de las células normales.

El cansancio a menudo se debe a más de una causa. Algunos de las causas más comunes del cansancio relacionado con el cáncer son:

Anemia

Existen muchas causas diferentes para la anemia. El cáncer en sí puede causar cansancio debido a la propagación del mismo a la médula ósea, ocasionando un recuento bajo de glóbulos rojos anemia. Los glóbulos rojos llevan oxígeno a todas las células del cuerpo. Un nivel muy bajo en el recuento de glóbulos rojos implica que no hay suficiente energía para satisfacer las necesidades del cuerpo. La quimioterapia y la radioterapia también pueden afectar la médula ósea y los recuentos sanguíneos.

Para obtener más información sobre este tema, refiérase a nuestro contenido sobre anemia en personas con cáncer.

Dolor

El dolor causado por el cáncer puede interferir con su nivel de actividad, causar falta de apetito, problemas para dormir y depresión (todo lo cual puede resultar en cansancio). El dolor causado por el cáncer no debe ser aceptado como parte del tratamiento contra el cáncer. Siempre se pueden tomar medidas para aliviar el dolor. Hable con su médico o enfermera para obtener más información acerca del tratamiento del dolor debido al cáncer.

Angustia emocional

Las personas con cáncer tienen que lidiar con muchas emociones desagradables. A estos sentimientos desagradables a menudo se les asocia como angustia o agonía. La angustia puede incluir una sensación de tristeza sobre la pérdida de una buena salud o miedo de lo que sucederá en el futuro. Es normal tener estos sentimientos. Pero a veces la angustia se vuelve tan intensa que causa problemas físicos como el cansancio. La depresión y la ansiedad son tipos comunes de angustia que pueden causar o empeorar el cansancio.

Problemas para dormir

Si se despierta a menudo durante la noche, tiene problemas para quedarse dormido, o se despierta temprano por la mañana y no puede volver a dormir, probablemente no está recibiendo el descanso que necesita. Estos cambios en los hábitos del sueño pueden resultar en cansancio.

Medicinas

Muchos medicamentos pueden causar cansancio y problemas con el razonamiento, incluyendo ciertos medicamentos sin receta y posiblemente hierbas otros suplementos, así como medicamentos que requieren receta. Los medicamentos que muy probablemente causan cansancio son:

  • Medicamentos contra el dolor
  • Medicamentos para dormir
  • Antidepresivos
  • Medicamentos contra las náuseas
  • Medicamentos contra las convulsiones
  • Ciertos antihistamínicos
  • Determinados medicamentos para el corazón

Algunos de estos medicamentos también pueden causar que se sienta soñoliento. El grado de soñolencia varía de persona a persona. Además, tomar muchos medicamentos que causan muchos efectos secundarios puede empeorar el cansancio. Es importante decirle a su equipo de profesionales médicos sobre todos los suplementos, los medicamentos, las vitaminas, y las hierbas que usted toma. No olvide incluir a los medicamentos que no requiera de receta médica, así como los que toma de vez en vez según lo requiera.

Llevar un registro de todo lo que toma, junto con las dosis, horarios, y cuándo surgen los síntomas, puede ayudar a identificar cuáles pueden ser parte de su cansancio.

Otros problemas de salud

Muchas personas tienen otros problemas de salud o enfermedades no relacionadas con el cáncer que pueden contribuir al malestar del cansancio. Ejemplos de otros problemas de salud que podrían ser parte del cansancio son:

  • Problemas con otros órganos, como el corazón, los pulmones, el hígado, los riñones o el cerebro
  • Problemas con el sistema nervioso
  • Problemas con el sistema digestivo
  • Infecciones, como neumonía, infecciones del tracto urinario, o enfermedades virales
  • Deshidratación
  • Baja función de la glándula suprarrenal (poco frecuente, pero puede causar presión arterial baja, desmayos y deshidratación)
  • Bajo nivel de hormonas sexuales (tal como estrógeno en las mujeres o testosterona en los hombres)
  • Baja función tiroidea

Si es necesario, su médico puede realizar pruebas para saber si alguno de estos problemas de salud está empeorando su cansancio. Por ejemplo, la función baja de la glándula tiroides es bastante común en las personas en los Estados Unidos. A menudo puede ser detectada mediante una prueba de sangre simple y es fácil de tratar.

Nutrición deficiente

Su cuerpo necesita proteínas, carbohidratos, grasas, vitaminas, minerales y agua para funcionar. El cansancio puede ser causado por un consumo bajo de alimentos, líquidos y ciertos minerales, así como por:

  • Cambios en el metabolismo (la capacidad del cuerpo para desintegrar y utilizar alimentos)
  • El aumento de la energía necesaria para reparar las células dañadas
  • Crecimiento tumoral descontrolado que compite por los nutrientes (un tumor canceroso consume energía, proteína, vitaminas, entre otros, para su propio crecimiento)
  • Falta de apetito (sin deseos de comer)
  • Náuseas y vómitos
  • Diarrea

Puede que su médico le requiera hacer pruebas médicas para medir sus niveles de minerales importantes en la sangre, como sodio, potasio, calcio y magnesio. Usted puede pedir que le recomienden a un dietista que pueda ayudarle a aprender cómo satisfacer mejor sus necesidades de alimentación durante este tiempo.

Puede encontrar más información en nuestro contenido sobre nutrición para la persona con cáncer durante el tratamiento.

Falta de ejercicio

El tratamiento del cáncer junto con menos actividad física puede disminuir su capacidad de realizar las actividades a las que estaba acostumbrado. Podría notar que toma mucho más esfuerzo y más energía realizar sus actividades.

Aunque parezca extraño, la actividad física puede ayudar a disminuir el cansancio y a desarrollar resistencia para hacer más actividades habituales. Por el contrario, el reposo, puede empeorar el cansancio a largo plazo.

Consulte con su equipo de atención contra el cáncer antes de comenzar cualquier plan de ejercicios. Una evaluación completa realizada por un terapeuta físico puede ayudarle a planificar las actividades físicas adecuadas para usted.

Alcohol u otros medicamentos que no requieren receta

El alcohol y otras drogas consumidas con fines recreativos pueden hacerle sentir mejor por un corto tiempo, pero a largo plazo pueden hacerle sentir más cansancio y afectar sus hábitos de sueño. También pueden tener reacciones con los medicamentos contra el cáncer que está tomando, lo cual conlleva sus propios problemas en la salud.

Si cree que consumir bebidas alcohólicas u otras drogas puede representarle un problema, hable francamente con su médico acerca de la cantidad y la frecuencia en que usted bebe o usa drogas. Además, tenga en cuenta, que el alcohol es un agente carcinógeno (agente que causa cáncer), que muchas personas con cáncer prefieren evitar por completo.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Bower JE. Cancer-related fatigue-mechanisms, risk factors, and treatments. Nat Rev Clin Oncol. 2014;11(10):597-609.

Jacobsen PB, Donovan KA, Weitzner MA. Distinguishing fatigue and depression in patients with cancer. Semin Clin Neuropsychiatry. 2003;8(4):229-240.

National Cancer Institute. Fatigue PDQ (Health Professional Version). 8/28/14. Accessed at www.cancer.gov/about-cancer/treatment/side-effects/fatigue/fatigue-hp-pdq on May 2, 2016.

National Comprehensive Cancer Network. NCCN Clinical Practice Guidelines in Oncology. Cancer-Related Fatigue – V.1.2016. Accessed at www.nccn.org/professionals/physician_gls/f_guidelines.asp on May 2, 2016.

Trudel-Fitzgerald C, Savard J, Ivers H. Which symptoms come first? Exploration of temporal relationships between cancer-related symptoms over an 18-month period. Ann Behav Med. 2013;45(3):329-337.

Última revisión médica completa: octubre 22, 2018 Actualización más reciente: octubre 22, 2018

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.