LECTURA SENCILLA

Si usted tiene cáncer de piel de células basales o de células escamosas

¿Qué es el cáncer de piel?

El cáncer se puede originar en cualquier parte del cuerpo. El cáncer de piel se origina cuando las células de la piel crecen sin control y sobrepasan en número a las células normales. Esto dificulta que la piel funcione de la manera que debería.

Las células cancerosas se pueden propagar a otras partes del cuerpo. En ocasiones, las células cancerosas en la piel pueden trasladarse hasta los huesos y crecer ahí. Esta propagación de las células de cáncer se denomina metástasis. Para los médicos, las células cancerosas que invaden un nuevo sitio lucen justo como las que se originaron en la piel.

El cáncer siempre lleva el nombre del lugar donde se originó. Por lo tanto, si el cáncer de piel se propaga a los huesos (o a cualquier otro lugar), se sigue llamando cáncer de piel. Solamente se le puede llamar cáncer de hueso al cáncer que se haya originado de las células en los huesos.

 

La piel

Pídale a su médico utilizar esta imagen para que le muestre dónde está su cáncer.

La piel

La piel es el órgano más grande del cuerpo que ayuda a mantener la temperatura normal del cuerpo, protege de los rayos solares, cubre órganos dentro del cuerpo, protege contra gérmenes y ayuda a producir la vitamina D. Está compuesta por muchos tipos de células.

¿Hay diferentes tipos de cáncer de piel?

Hay muchos tipos de cáncer de piel. Algunos son muy poco comunes. Su médico puede darle más información sobre su tipo de cáncer.

Los dos tipos de cáncer de piel más comunes son:

  • Cáncer de células basales que comienza en la capa más profunda de la piel
  • Cáncer de células escamosas que comienza en la capa más externa de la piel

Hay otro tipo de cáncer de piel que se denomina melanoma. Estos cánceres se originan a partir de las células de la piel responsables de dar color a la piel (los melanocitos). Usted puede leer sobre el melanoma en el artículo Si usted tiene cáncer de piel del tipo melanoma.

Preguntas para el médico

  • ¿Por qué cree que tengo cáncer?
  • ¿Hay alguna probabilidad de que no sea cáncer?
  • ¿Me podría escribir el nombre del tipo de cáncer que usted cree tengo?
  • ¿Qué sigue?

¿Cómo sabe el médico que tengo cáncer de piel?

Pruebas que se podrían realizar

Es posible que usted no sepa que tiene cáncer de piel sino hasta que el cáncer esté realmente grande. Es entonces cuando el cáncer puede causar comezón, sangrado o incluso dolor. No obstante, es posible que usted pueda notar cambios en la piel antes de que el cáncer se pueda observar o palpar.

Los cánceres de piel de células basales y de células escamosas pueden verse como:

  • Áreas planas, firmes, pálidas o amarillas que pueden parecerse mucho a una cicatriz
  • Manchas rojizas elevadas que podrían causar comezón
  • Manchas rojas que son ásperas o escamosas, y que podrían sangrar o formar costra
  • Protuberancias enrojecidas o rosadas, brillosas y nacaradas que pueden tener áreas de color azul, marrón o negro
  • Crecimientos o protuberancias de color rosa con bordes elevados y un área hundida en el centro
  • Úlceras abiertas (que puede tener supuración o áreas costrosas) que no se curan, o que se curan y vuelven a regresar
  • Crecimientos similares a verrugas

El médico le hará preguntas para saber cuándo apareció la mancha en la piel y si ha cambiado de tamaño o de apariencia. También le examinará el resto de su piel. Durante el examen, su médico revisará el tamaño, la forma, el color y la textura de cualquier cambio en la piel. Si los signos indican que puede tratarse de cáncer de piel, se harán más pruebas.

Biopsia de piel

Para hacer una biopsia, el médico toma una pequeña cantidad de tejido (de piel) para analizarla y ver si hay células cancerosas. Una biopsia es la única forma de saber con seguridad si usted tiene cáncer, así como el tipo de cáncer.

Hay muchos tipos de biopsias de piel. Pregunte a su médico cuál tipo es la que usted necesita. Cada tipo de biopsia tiene ventajas y desventajas. El tipo adecuado para usted dependerá de su caso particular.

Es poco frecuente que los cánceres de piel de células basales y de células escamosas se propaguen a los ganglios linfáticos cercanos. (Los ganglios linfáticos son pequeñas agrupaciones en forma de fríjol que contienen células del sistema inmunitario). Pregúntele a su médico si se harán pruebas a sus ganglios linfáticos.

Clasificación del cáncer de piel por grados

A las células cancerosas de la muestra obtenida mediante la biopsia se les asigna un grado. Esto ayuda al médico a predecir con cuánta rapidez es probable que el cáncer crezca y se propague. Las células cancerosas se clasifican por grados basándose en qué tanto se parecen a las células normales. Para asignar el grado se usan los números 1, 2 y 3. Las células que se ven muy diferentes a una célula normal son clasificadas con un grado mayor, y tienden a crecer más rápido. Pídale a su médico que le explique el grado de su cáncer. El grado ayuda al médico a decidir cuál tratamiento sería el mejor para usted.

Preguntas para el médico

  • ¿Cuáles pruebas necesitaré hacerme?
  • ¿Quién realizará estas pruebas?
  • ¿Dónde se realizarán?
  • ¿Quién puede explicarme las pruebas?
  • ¿Cómo y cuándo recibiré los resultados?
  • ¿Quién me explicará los resultados?
  • ¿Qué es lo siguiente que necesito hacer?

 

¿Qué tan grave es mi cáncer?

Si usted tiene cáncer de piel, el médico querrá saber qué tanto se ha propagado. A esto se le llama determinar la etapa (estadio) del cáncer. Es posible que usted haya escuchado a otras personas decir que el cáncer estaba en “etapa 1” o “etapa 2”. Su médico querrá saber la etapa de su cáncer para ayudar a decidir qué tipo de tratamiento es el más adecuado para usted.

La etapa describe el crecimiento o la propagación del cáncer a través de la piel. También indica si el cáncer se ha propagado a otras partes de su cuerpo que se encuentren ya sea cerca o más distantes.

Su cáncer se puede clasificar en etapa 0,1, 2, 3, o 4. Mientras menor sea el número, menos se ha propagado el cáncer. Un número mayor, como la etapa 4, significa un cáncer más grave que se ha propagado más allá de la piel. Asegúrese de preguntar al médico sobre la etapa de su cáncer y lo que podría significar en su caso.

Preguntas para el médico

  • ¿Sabe usted la etapa del cáncer?
  • Si no, ¿cómo y cuándo podrá saber la etapa del cáncer?
  • ¿Podría explicarme lo que significa la etapa en mi caso?
  • De acuerdo con la etapa del cáncer, ¿cuánto tiempo piensa que viviré?
  • ¿Qué sigue?

¿Qué tipo de tratamiento necesitaré?

Hay muchas maneras de tratar el cáncer de piel. Los tipos principales de tratamiento son cirugía, radiación, terapia dirigida y quimioterapia. La mayoría de los cánceres de células basales y de células escamosas se pueden curar con cirugía o con otros tipos de tratamientos que solo afectan un área de la piel.

El plan de tratamiento que sea mejor para usted dependerá de:

  • La etapa y el grado del cáncer
  • La probabilidad de que algún tipo de tratamiento pueda curar el cáncer o ser útil de alguna manera
  • Su edad
  • Otros problemas de salud que tenga
  • Su opinión acerca del tratamiento y los efectos secundarios que causa

Cirugía

La cirugía es el principal tipo de tratamiento para la mayoría de los cánceres de piel. Hay diferentes tipos de cirugías. El tipo de cirugía más apropiado para usted depende del tipo de cáncer de piel, del tamaño y del lugar donde se encuentra. Pida a su doctor que le explique qué tipo de cirugía realizará y lo que debe esperar del tratamiento.

Efectos secundarios de la cirugía

En cualquier tipo de cirugía puede haber algunos riesgos y efectos secundarios. Asegúrese de preguntar a su médico lo que puede esperar. Si tiene algún problema, dígaselo a sus médicos. Los médicos que tratan el cáncer de piel deberán poder ayudarle con cualquier problema que pueda surgir.

Tratamientos con radiación

Los tratamientos con radiación utilizan rayos de alta energía (por ejemplo, rayos X) para destruir las células cancerosas. Los rayos de electrones se utilizan para tratar el cáncer de piel. Este tipo de radiación usa electrones que solo alcanzan la piel. Esto limita el daño a las partes del cuerpo debajo de la piel donde se administra el tratamiento.

La radiación también puede usarse para tratar el cáncer que se ha propagado a otras partes del cuerpo.

Efectos secundarios de los tratamientos de radiación

Si su médico sugiere la radioterapia como tratamiento, pregúntele acerca de los efectos secundarios que podrían presentarse. Los efectos secundarios dependen del tipo de radiación que se use. Los efectos secundarios más comunes de la radiación son:

  • Cambios en la piel y caída de pelo donde se administró la radiación
  • Sensación de mucho cansancio (fatiga)

La mayoría de los efectos secundarios se alivian después que finaliza el tratamiento. Sin embargo, algunos pueden durar más tiempo. Hable con su equipo de atención contra el cáncer sobre los efectos secundarios que se espera ocurran.

Otros tratamientos que afectan sólo la piel

Hay maneras de tratar el cáncer de piel sin tener que hacer un corte en la piel. Algunos de los métodos usan congelación, quimioterapia directamente en la piel y fototerapia para destruir las células cancerosas.

Si usted está recibiendo uno de estos tratamientos, consulte con su médico acerca de cómo funciona y qué puede esperar del tratamiento. Asegúrese de saber cómo será el tratamiento y cómo su piel se sentirá y lucirá después del mismo.

Quimioterapia sistémica

La quimioterapia (“quimio”, como suele ser referida de forma abreviada) consiste en el uso de medicamentos para combatir el cáncer. Este tratamiento utiliza medicamentos que se inyectan en una vena o se toman como una pastilla. Estos medicamentos pasan a través del torrente sanguíneo a todas las partes del cuerpo. Contrario a la quimio que se coloca en la piel, la quimioterapia que se administra de esta manera puede atacar las células cancerosas que se han propagado a los ganglios linfáticos y a otros órganos.

Efectos secundarios de la quimioterapia

La quimioterapia puede causarle sensación de mucho cansancio, malestar en el estómago o la caída de su cabello. Pero estos efectos secundarios desaparecen después de finalizar el tratamiento.

Hay formas de tratar la mayoría de los efectos secundarios causados por la quimioterapia. Si presenta efectos secundarios, asegúrese de decírselo a su equipo de atención contra el cáncer para que le puedan ayudar.

Terapia dirigida para los cánceres de piel de células basales y de células escamosas

Los medicamentos de terapia dirigida se pueden usar para ciertos tipos de cáncer de piel. Estos medicamentos buscan y atacan a las células cancerosas causando poco daño a las células normales. Cada medicamento funciona de diferente manera, pero todos cambian la forma en que las células cancerosas crecen, se dividen o se reparan.

Estudios clínicos

Los estudios (o ensayos) clínicos son investigaciones para probar nuevos medicamentos o tratamientos en humanos. Estos estudios comparan los tratamientos convencionales con otros que podrían ser mejores.

Si le interesa participar en un estudio clínico, comience por preguntar a su médico si en la clínica u hospital donde trabaja se realizan estudios clínicos. Usted puede ponerse en contacto con nuestro servicio de compatibilidad de estudios clínicos llamando al 1-800-303-5691 o visitando la página www.cancer.org/clinicaltrials (recurso disponible en inglés) para encontrar estudios cerca de usted.

Los estudios clínicos son una forma de tener acceso al tratamiento más novedoso. Es la mejor forma que tienen los médicos de encontrar mejores maneras para tratar el cáncer. Si su médico puede encontrar un estudio clínico sobre el tipo de cáncer que tiene, es usted quien decide si participa del estudio. En caso de que se inscriba en un estudio clínico, usted podrá dejar de participar en cualquier momento.

¿Cuál es la opinión respecto a otros tratamientos de los que he oído hablar?

Es posible que usted se entere de otros métodos para tratar el cáncer o sus síntomas. Puede que no siempre sean tratamientos médicos convencionales. Estos tratamientos pueden incluir vitaminas, hierbas y dietas especiales, entre otras cosas. Tal vez usted tenga inquietudes sobre estos tratamientos.

Se sabe que algunos de estos métodos son útiles, pero muchos no han sido probados. Se ha visto que algunos de ellos no son útiles, otros pueden ser hasta peligrosos. Hable con su médico sobre cualquier cosa que usted esté considerando, ya sea una vitamina, algún régimen alimentario o cualquier otro método.

Preguntas para el médico

  • ¿Podría, por favor, anotarme el tipo de cáncer de piel que tengo?
  • ¿Ha crecido mi cáncer en la piel? ¿Se ha extendido?
  • ¿Necesitaré otras pruebas antes de que podamos decidir el tratamiento?
  • ¿Tengo que consultar con otros médicos?
  • ¿Qué tratamiento usted considera que sea el mejor para mí?
  • ¿Cuál es el objetivo de este tratamiento? ¿Cree que podría curar el cáncer?
  • ¿Cómo será la experiencia del tratamiento? ¿Dónde se administrará? ¿Cuánto tiempo tomará?
  • ¿Estaré bien si el cáncer sólo se extirpa, sin recibir otro tratamiento?
  • ¿Cuáles efectos secundarios podría experimentar debido a estos tratamientos?
  • ¿Dejará el tratamiento una cicatriz? ¿Cómo lucirá?
  • ¿Cuáles son las probabilidades de que el cáncer de piel regrese? ¿Qué haríamos si eso sucediera?
  • ¿Cuáles son las posibilidades de que padezca cáncer de piel otra vez?
  • ¿Hay algún estudio clínico que pueda ser adecuado para mí?
  • ¿Qué opinión tiene sobre las vitaminas o dietas especiales que me han mencionado mis amistades? ¿Cómo sabré si son seguras?
  • ¿Cuán pronto necesito comenzar el tratamiento?
  • ¿Qué debo hacer para prepararme para el tratamiento?
  • ¿Hay algo que pueda hacer para ayudar a que el tratamiento sea más eficaz?
  • ¿Debo tomar medidas especiales para evitar la exposición al sol? ¿Cómo?
  • ¿Está alguno de mis familiares en riesgo de padecer cáncer de piel? ¿Qué debo decirles que hagan?
  • ¿Cuál es el siguiente paso?

¿Qué pasará después del tratamiento?

Usted sentirá satisfacción al completar el tratamiento. Su médico querrá que usted examine su piel por lo menos una vez al mes. Será muy importante que evite demasiada exposición al sol.

Después de terminar su tratamiento, necesitará ir a consulta médica durante varios años. Al principio sus citas se programan cada tres a seis meses. Luego, entre más tiempo haya pasado sin cáncer, menos citas necesitará. Asegúrese de acudir a todas las citas de seguimiento con su médico. Su médico le hará preguntas sobre sus síntomas y le examinará para saber si hay signos de que el cáncer haya regresado o si ha surgido un nuevo cáncer de piel. También se pudiera requerir hacer otras pruebas.

Afrontar el cáncer y lidiar con el tratamiento puede ser difícil, pero también puede ser el momento para nuevos cambios en su vida. Probablemente usted desea saber cómo puede contribuir a mejorar su salud. Llámenos al 1-800-227-2345 o hable con su equipo de atención contra el cáncer y pregunte qué puede hacer para sentirse mejor.

Usted no puede cambiar el hecho de tener cáncer. Lo que sí puede cambiar es la manera en que vivirá el resto de su vida al tomar decisiones que beneficien su salud y sentirse tan bien como le sea posible.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Biopsia: extraer una pequeña porción de tejido (piel) para ver si contiene células cancerosas.

Carcinoma de células basales: tipo más común de cáncer de piel. Se origina en la capa más profunda de la piel, llamada capa de células basales.

Carcinoma de células escamosas: cáncer que comienza en las células planas en la superficie externa de la piel.

Melanoma: cáncer de piel que comienza en las células llamadas melanocitos. Estas células producen y mantienen el pigmento que hace a la piel más oscura (melanina). Este cáncer puede propagarse rápidamente si no se trata.

Metástasis: células cancerosas que se han propagado del lugar donde se originaron a otras partes del cuerpo.

Tenemos mucha más información para usted. Puede encontrarla en línea en www.cancer.org. O bien, puede llamar a nuestro número gratuito de asistencia al    1-800-227-2345 para hablar con uno de nuestros especialistas en información sobre el cáncer.

Last Medical Review: April 7, 2016 Last Revised: April 7, 2016

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.