5 beneficios del entrenamientos con pesas

Escrito por Stacy Simon. Traducción por contextglobal, inc. editado por Rafael Delfín.
diverse group work out with weights and exercise balls during a class in studio


El entrenamiento de fuerza o con pesas puede ayudarle a ponerse más fuerte, y como consecuencia a verse y a sentirse mejor con tan solo unas pocas sesiones cada semana. El entrenamiento de fuerza se puede llevar a cabo con pesas libres como pesas (halteras) y mancuernas, usando máquinas de pesas, o sin ningún equipo en absoluto.

Los ejercicios que usan su cuerpo para resistencia incluyen:

  • Contracciones abdominales
  • Arremetidas
  • Flexiones (lagartijas)
  • Sentadillas
  • Ejercicios de step (con escalón)

Las bandas y tubos de resistencia se pueden usar con:

  • Flexiones de brazos
  • Patadas
  • Sentadillas
  • Otros ejercicios

Consejos para el entrenamiento con pesas:

  • La Asociación Americana del Corazón recomienda el entrenamiento con pesas al menos dos veces a la semana.
  • Usted querrá consultar con un profesional de acondicionamiento físico para aprender la manera correcta de hacer cada ejercicio.
  • Hacer cada ejercicio de 8 a 12 veces normalmente es suficiente para ejercitar sus músculos.
  • Usted sabe que está haciendo ejercicio suficiente si sus músculos están tan cansados que apenas llega a la 12a repetición.
  • Empiece lentamente y aumente gradualmente la resistencia o el peso a medida que el ejercicio se hace más fácil.

Hombres y mujeres de todas las edades pueden beneficiarse del entrenamiento de fuerza, pero obtenga la aprobación de un médico antes de empezar, especialmente si no ha hecho ejercicio por un tiempo.

Dos o tres sesiones de entrenamiento de fuerza de 20 a 30 minutos cada semana pueden resultar en beneficios de salud significativos:

  • Mayor masa muscular: La masa muscular naturalmente disminuye con la edad; sin embargo, el entrenamiento de fuerza puede ayudar a revertir esa tendencia.
  • Huesos más fuertes: El entrenamiento de fuerza aumenta la densidad ósea y reduce el riesgo de fracturas.
  • Flexibilidad de las articulaciones: El entrenamiento de fuerza ayuda a mantener la flexibilidad articular y puede reducir los síntomas de la artritis.
  • Control del peso: A medida que gana músculos, su cuerpo empieza a quemar calorías con mayor facilidad, facilitando el control de su peso.
  • Equilibrio: Los ejercicios de fortalecimientos pueden aumentar la flexibilidad y el equilibrio a medida que las personas envejecen, reduciendo las caídas y lesiones.

 

 

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.