LECTURA SENCILLA

Si usted tiene cáncer de ano

¿Qué es el cáncer de ano?

Al cáncer que se origina en la región del ano referido como cáncer anal. Este cáncer empieza cuando las células en el ano crecen de manera descontrolada y desplazan a las células normales.

Las células cancerosas se pueden propagar a otras partes del cuerpo. Las células cancerosas del ano a veces pueden propagarse al hígado y crecer allí. Cuando las células cancerosas se propagan, se habla de una metástasis. Para los médicos, las células cancerosas en el nuevo sitio son idénticas a las del ano.

El cáncer siempre lleva el nombre del lugar donde se originó. De modo que cuando el cáncer de ano se propaga al hígado (o a cualquier otro sitio), se sigue llamando cáncer de ano. No se llama cáncer de hígado a menos que se origine en las células del hígado.

Pida a su médico que use esta imagen para mostrarle dónde está ubicado el cáncer.

El ano

El ano es el extremo final del tracto digestivo, el cual es el conducto por pasa el alimento para ser utilizado por el cuerpo como fuente energética. Los desechos sólidos (heces) salen por el ano.

¿Existen distintos tipos de cáncer de ano?

Existen muchos tipos de cáncer de ano. La mayoría de ellos ocurren con muy poca frecuencia. Su médico podrá darle más información sobre el tipo de cáncer que padece.

El tipo más común es el que se denomina como cáncer anal de células escamosas Este tipo de tumor se origina en las células que recubren el interior del ano propagándose hacia capas más profundas del ano.

El cáncer de ano es a menudo asignado a uno de dos grupos dependiendo de la localización en donde se originó en el ano, ya sea el canal anal o el área perianal. En ocasiones el tratamiento varía en función del grupo.

Preguntas para hacer al médico

  • ¿Por qué cree que lo que tengo es cáncer anal?
  • ¿Hay alguna probabilidad de que no sea cáncer?
  • ¿Me podría escribir el nombre del tipo de cáncer que usted cree tengo?
  • ¿Qué sucederá después?

¿Cómo sabe el médico que tengo cáncer de ano?

Algunos cánceres de ano no causan absolutamente ningún síntoma. Pero los síntomas del cáncer anal pueden incluir cambios que pueden detectarse en sus heces fecales, así como sangrado, picazón y dolor o el surgimiento de alguna protuberancia en la abertura anal. El médico le hará preguntas sobre su salud y le hará una revisión física general. También le examinará el ano, y podría introducir un dedo enguantado en el interior para detectar la presencia de protuberancias. (A esto se le llama examen rectal. El recto es la parte del intestino grueso que se conecta del ano.)

Si los signos indican un cáncer de ano, se llevarán a cabo más pruebas. Las siguientes pruebas son algunas que pueden necesitarse:

Anoscopia: en esta prueba, un tubo rígido y hueco con una longitud aproximada de diez centímetros o cuatro pulgadas (es decir, un anoscopio) se cubre con un gel para luego ser cuidadosamente introducido a través ano. Una fuente de luz ubicada en el extremo de la parte introducida permite al médico ver el interior de la región inferior del recto y el ano. La extracción de una pequeña muestra de tejido (procedimiento médico referido como biopsia) es posible para luego llevarse al laboratorio para su análisis. Durante todo este procedimiento el paciente se encuentra consciente de sí mismo al permanecer despierto, pero no deberá sentir dolor.

Endoscopia: para esta, un tubo flexible (no firme) que en su extremo cuenta con una diminuta videocámara con una fuente de luz (es decir, un endoscopio) se introduce a través del ano, el recto y a veces al todo el colon con la finalidad de ver el interior. Es tubo flexible es mucho más largo que el del anoscopio y podría ser lo que se requiera usar con el fin de asegurase que algún síntoma identificado, por ejemplo sangrado, no sea a causa de haber surgido en otra parte de cuerpo, como en el recto o en el colon, en lugar del ano. También se puede emplear para la recolección de células en el interior de estas partes mediante la extracción de una pequeña muestra de tejidos (biopsia) en tejidos extraer células del interior del ano. Durante esta prueba se administra al paciente medicamento para adormecerlo durante el procedimiento.

Ecografía: para esa prueba, una pequeña sonda delgada se introduce a través del ano. Este procedimiento puede ser incómodo, pero no debe doler. Esta sonda emite ondas sonoras mediante las cuales es posible la captura de imágenes del interior del cuerpo. Esta prueba se puede usar para determinar la profundidad a la que el cáncer ha penetrado en los tejidos que circundan el ano.

Tomografía computarizada: también referida como CT o CAT por sus siglas en inglés, esta prueba es como las radiografías, pero las imágenes del interior del cuerpo son más detalladas. Estas imágenes también pueden usarse para ayudar durante el procedimiento de una biopsia y son útiles para determinar el cáncer se ha propagado.

Imágenes por resonancia magnética: este estudio, conocido en inglés como MRI, usa ondas de radio e imanes potentes en lugar de rayos X para tomar imágenes detalladas. Puede que esta prueba se utilice para revisar los ganglios linfáticos cercanos alrededor o para ver si el cáncer se ha propagado hacia el hígado.

Radiografía de tórax: puede que se realicen radiografías para saber si el cáncer se ha propagado a los pulmones.

Tomografía por emisión de positrones: en este estudio, conocido en inglés como PET scan, se usa un tipo especial de azúcar que se puede observar dentro de su cuerpo con una cámara especial. Si hay cáncer, este azúcar aparece como una “zona destacada” (puntos que brillan) donde se encuentra el cáncer. Este estudio puede ayudar a indicar si el cáncer se ha propagado. En ocasiones una prueba de PET es empleada junto con una prueba CT para conseguir una visualización mejor al momento de requerir saber si hay cáncer.

Biopsia anal

En una biopsia, el doctor extrae un fragmento pequeño de tejido donde parece estar el cáncer. El tejido se examina para determinar la presencia de células cancerosas. Una biopsia es la única forma de saber con seguridad si usted tiene cáncer. En el caso del cáncer de ano, la biopsia se hace con mayor frecuencia durante una endoscopia. Si el tumor es muy pequeño y solo se encuentra en el revestimiento del ano, es posible que durante la biopsia el médico pueda extraer todo el tumor.

Existen muchos tipos de biopsias. Pregunte a su médico cuál tipo es la que usted necesita. Cada tipo presenta ventajas y desventajas. El tipo adecuado para usted dependerá de su caso particular.

Preguntas para hacer al médico

  • ¿Qué pruebas necesitaré hacerme?
  • ¿Quién realizará estas pruebas?
  • ¿Dónde se realizarán
  • ¿Quién puede explicarme las pruebas?
  • ¿Cómo y cuándo recibiré los resultados?
  • ¿Quién me explicará los resultados?
  • ¿Qué es lo siguiente que necesito hacer?

¿Cuán grave es mi cáncer?

Si usted tiene cáncer de ano, el médico querrá saber qué tanto se ha propagado. Esto se llama determinación de la etapa o estadio (estadificación). Su médico querrá saber la etapa de su cáncer para ayudar a decidir el tipo de tratamiento que es el más adecuado para usted.

La etapa describe el crecimiento o la propagación del cáncer en el ano. También indica si el cáncer se ha propagado a órganos cercanos o a órganos más distantes.

El cáncer puede encontrarse en etapa 1, 2, 3 o 4. Entre menor sea el número, menor ha sido la propagación del cáncer. Un número más alto, como etapa 4, significa un cáncer más grave que se ha propagado más allá del ano. Asegúrese de preguntarle al médico sobre la etapa del cáncer y lo que esto significa.

Preguntas para hacer al médico

  • ¿Sabe usted la etapa del cáncer?
  • Si no, ¿cómo y cuándo podrá saber la etapa del cáncer?
  • ¿Podría explicarme lo que significa la etapa en mi caso?
  • De acuerdo con la etapa del cáncer, ¿cuánto tiempo piensa que viviré?
  • ¿Qué sucederá después?

¿Qué tipo de tratamiento necesitaré?

Hay muchas opciones de tratamiento contra el cáncer de ano, incluyendo cirugía, radioterapia, quimioterapia e inmunoterapia.

La cirugía y la radioterapia se usan para tratar el tumor solamente y no afectan el resto del cuerpo. Los medicamentos empleados con la quimioterapia y la inmunoterapia recorren todo el cuerpo al viajar por el torrente sanguíneo, y pueden llegar a las células cancerosas en casi cualquier parte donde se encuentren. El plan de tratamiento que sea mejor para usted dependerá de:

  • La etapa del cáncer y la ubicación en donde se originó (ya sea el canal anal o el área perianal)
  • Las probabilidades de que el tipo de tratamiento vaya a ayudar
  • Su edad
  • Otros problemas de salud que tenga
  • Su opinión acerca del tratamiento y de los efectos secundarios que podrían surgir

Cirugía para el cáncer de ano

La mayoría de las personas que padecen cáncer de ano no requiere cirugía. Si se requiere cirugía, la clase de procedimiento depende del tipo de tumor y de su ubicación.

Resección local

Cuando el cáncer es pequeño y no se ha propagado, se puede hacer una resección local. Solamente se extirpan el tumor y un pequeño borde de tejido. En la mayoría de los casos el músculo que controla la abertura anal no resulta dañado. Si este es su caso, podrá controlar la salida de las heces del ano.

Resección abdominoperineal (APR)

La resección abdominoperineal no se usa mucho, pero podría ser una opción cuando otros tratamientos no eliminan el cáncer.

En este procedimiento el médico hace dos incisiones: Una en el abdomen y otra alrededor del ano. Entonces se extirpa el ano y parte del recto, y algunas veces también los ganglios linfáticos cercanos. Después de una APR, le quedará una abertura en la región inferior del abdomen por donde saldrán las heces fecales (excremento). (a esto se le llama colostomía).

Efectos secundarios de la cirugía

En cualquier tipo de cirugía puede haber riesgos y efectos secundarios. Asegúrese de preguntar a su médico lo que puede esperar. Pregunte cómo defecará después de la cirugía. Si tiene algún problema, dígaselo a sus médicos. Los médicos deben poder ayudar con cualquier problema que se presente.

Tratamientos con radiación

La radiación usa rayos de alta energía (como rayos X) para destruir las células cancerosas. Para el cáncer de ano, se administra a menudo junto con la quimioterapia. La radioterapia también puede utilizarse para aliviar síntomas como dolor, sangrado u otros problemas que ocurren cuando el cáncer de ano ha crecido mucho o se ha propagado a otras áreas como los huesos. Por lo general suele administrarse en pequeñas dosis todos los días durante varias semanas.

Existen dos maneras principales en las que puede administrarse la radiación. Con mayor frecuencia se dirige a la región anal mediante un aparato externo al cuerpo. A esto se le denomina radioterapia con rayo externo. En algunos casos, puede colocarse un tubo con semillas radiactivas justamente en el interior del ano, cerca del cáncer. A esto se le conoce como braquiterapia.

Efectos secundarios de los tratamientos de radiación

Si su médico sugiere la radioterapia como tratamiento, pregúntele acerca de los efectos secundarios que podrían presentarse. Los efectos secundarios más comunes de la radiación son:

  • Cambios en la piel donde se administró la radiación
  • Mucho cansancio (fatiga)
  • Los movimientos intestinales podrían doler
  • Náuseas
  • Diarrea
  • En las mujeres la radiación puede irritar la vagina, lo que puede doler y causar flujo vaginal.

La mayoría de los efectos secundarios se alivian después del tratamiento y muchos pueden ser tratados. pero algunos pueden durar más tiempo. Hable con su equipo de atención médica sobre lo que usted puede esperar.

Quimioterapia

La quimioterapia o "quimio", como suele llamársele de forma abreviada, consiste del uso de medicamentos para combatir el cáncer se pueden inyectar en una vena o se toman como pastillas. Estos medicamentos ingresan a la sangre y llegan a todo el cuerpo.

La quimioterapia es aplicada en ciclos o series de tratamiento. Cada ronda de tratamiento es continuada por un periodo de descanso para permitir que el cuerpo tengo tiempo de recuperarse.La mayoría de las veces, la quimioterapia incluye dos o más medicamentos y, por lo general, el tratamiento dura muchos meses.

Con frecuencia, el primer tratamiento para la mayoría de los cánceres de ano es quimioterapia administrada junto con radioterapia. A esto se le llama quimiorradiación. Es una posible cura del cáncer sin necesidad de cirugía.

Efectos secundarios de la quimioterapia

La quimioterapia podría causarle sensación de mucho cansancio, malestar en el estómago, o la caída de su cabello. Pero estos efectos secundarios desaparecen después de finalizar el tratamiento.

Hay formas de tratar la mayoría de los efectos secundarios causados por la quimioterapia. Si usted tiene efectos secundarios, hable con su equipo de atención médica del cáncer para que puedan ayudarle.

Inmunoterapia

La inmunoterapia refuerza su sistema inmunitario para que ataque a las células del cáncer anal. Estos medicamentos se pueden administrar por vía intravenosa.

Efectos secundarios de la inmunoterapia

La inmunoterapia puede causar efectos secundarios diferentes dependiendo del medicamento que se usa. Estos medicamentos pueden causar cansancio, malestar estomacal o erupciones cutáneas. La mayoría de estos problemas desaparece después que finaliza el tratamiento.

Existen algunas maneras de tratar la mayoría de los efectos secundarios causados por la inmunoterapia. Si usted tiene efectos secundarios, hable con su equipo de atención médica del cáncer para que puedan ayudarle.

Estudios clínicos

Los estudios (o ensayos) clínicos son investigaciones para probar nuevos medicamentos o tratamientos en humanos. Estos estudios comparan los tratamientos convencionales con otros que podrían ser mejores.

Los estudios clínicos son una forma de tener acceso al tratamiento más novedoso. Es la mejor forma que tienen los médicos de encontrar mejores maneras para tratar el cáncer. Si su médico puede encontrar un estudio clínico sobre el tipo de cáncer que tiene, es usted quien decide si quiere participar en el estudio. En caso de que acepte participar en un estudio clínico, podrá optar por dejar de hacerlo en el momento que así lo decida.

Si le interesa saber más sobre qué estudios clínicos podrían ser adecuados para usted, comience por preguntar a su médico si en la clínica u hospital donde trabaja se realizan estudios clínicos. Consulte el contenido sobre estudios clínicos para obtener más información.

¿Cuál es la opinión respecto a otros tratamientos de los que he oído hablar?

Es posible que usted se entere de otros métodos para tratar el cáncer o sus síntomas. Puede que no siempre sean tratamientos médicos convencionales. Puede que entre otras cosas, estos tratamientos incluyan vitaminas, hierbas y dietas especiales. Tal vez usted tenga inquietudes sobre estos tratamientos.

Se sabe que algunos son útiles, pero muchos no han sido probados. Se ha demostrado que algunos no proveen beneficios, otros pueden ser hasta peligrosos. Hable con su médico sobre cualquier cosa que usted esté considerando, ya sea una vitamina, algún régimen alimentario o cualquier otro método.

Preguntas para hacer al médico

  • ¿Qué tratamiento usted considera que sea el mejor para mí?
  • ¿Cuál es el objetivo de este tratamiento? ¿Cree que podría curar el cáncer?
  • ¿El tratamiento incluirá cirugía? De ser así, ¿quién hará la cirugía?
  • ¿Cómo será la experiencia de someterse a cirugía? ¿Cómo defecaré después de la cirugía?
  • ¿Cuál es el objetivo de estos tratamientos?
  • ¿Cuáles efectos secundarios podría experimentar debido a estos tratamientos?
  • ¿Qué puedo hacer si empiezo a tener efectos secundarios?
  • ¿Hay algún estudio clínico que pueda ser adecuado para mí?
  • ¿Qué opinión tiene sobre las vitaminas o dietas especiales que me han mencionado mis amistades? ¿Cómo sabré si son seguras?
  • ¿Cuán pronto necesito comenzar el tratamiento?
  • ¿Qué debo hacer a fin de prepararme para el tratamiento?
  • ¿Hay algo que pueda hacer para ayudar a que el tratamiento sea más eficaz?
  • ¿Cuál es el siguiente paso?

Si necesita más información sobre los posibles efectos secundarios del tratamiento, consulte Control de efectos secundarios relacionados con el cáncer.

¿Qué pasará después del tratamiento?

Usted sentirá satisfacción al completar el tratamiento. Después del tratamiento, usted aún necesitará acudir a su médico durante varios años. Asegúrese de acudir a todas las citas de seguimiento con su médico para que le realicen exámenes, análisis de sangre y quizás otras pruebas que puedan indicar si el cáncer ha regresado.

Después del tratamiento se podrían requerir visitas de seguimiento con el médico tan frecuentes como cada 3 a 6 meses durante al menos 3 años. Después de 3 años más o menos, la frecuencia será menor. En estas visitas su médico le preguntará sobre cualquier síntoma que presente y le hará un examen médico. Se le podrían hacer pruebas de sangre, exámenes rectales, anoscopias y estudios por imágenes (como tomografías computarizadas).

Afrontar el cáncer y sobrellevar el tratamiento puede ser difícil, pero también puede ser el momento para nuevos cambios en su vida. Probablemente usted desea saber cómo puede contribuir a mejorar su salud. Llámenos al 1-800-227-2345 o hable con su equipo de atención médica para enterarse sobre las cosas que usted puede hacer para sentirse mejor.

Usted no puede cambiar el hecho de tener cáncer. Lo que sí puede cambiar es la manera en que vivirá el resto de su vida al tomar decisiones que beneficien su salud y sentirse tan bien como le sea posible.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Adenocarcinoma: cáncer que empieza en las células glandulares que revisten ciertos órganos y que produce y libera sustancias en el cuerpo, como moco, jugos digestivos y otros líquidos.

Resección abdominoperineal: con frecuencia abreviada resección AP o APR. En esta cirugía se extirpa el ano, el recto y parte del colon (intestino grueso) Después de este procedimiento se requiere una colostomía permanente. Véase colostomía.

Biopsia: extirpación de una pequeña muestra de tejido para saber si contiene células cancerosas.

Carcinoma: cáncer que empieza en la capa que reviste los órganos. La mayoría de los cánceres son carcinomas.

Colostomía: una abertura que se hace en la piel del abdomen a fin de formar una nueva ruta para la eliminación de las heces fecales (excremento). Se usa una bolsa pequeña para cubrir la abertura y recopilar las heces.

Endoscopia:estudio en el que se usa un tubo con un lente o una pequeña cámara de video en uno de sus extremos (llamado endoscopio) para ver el interior del cuerpo. Se puede usar para hacer una biopsia. Véase biopsia.

Ganglios linfáticos: pequeños sacos de tejido del sistema inmunitario en forma de fríjol que se encuentran por todo el cuerpo y que están conectados por los vasos linfáticos; también se les llama glándulas linfáticas.

Metástasis: Células cancerosas que se han propagado desde el sitio donde se originaron a otras partes del cuerpo.

 

Contamos con mucha más información para usted. Puede encontrarla en línea en www.cancer.org. O bien, puede llamar a nuestro número gratuito de asistencia al 1-800-227-2345 para hablar con uno de nuestros especialistas en información sobre el cáncer.

Palabras que debe saber

Adenocarcinoma: cáncer que empieza en las células glandulares que revisten ciertos órganos y que produce y libera sustancias en el cuerpo, como moco, jugos digestivos y otros líquidos.

Resección abdominoperineal: con frecuencia abreviada resección AP o APR. En esta cirugía se extirpa el ano, el recto y parte del colon (intestino grueso) Después de este procedimiento se requiere una colostomía permanente. Véase colostomía.

Biopsia: extirpación de una pequeña muestra de tejido para saber si contiene células cancerosas.

Carcinoma: cáncer que empieza en la capa que reviste los órganos. La mayoría de los cánceres son carcinomas.

Colostomía: una abertura que se hace en la piel del abdomen a fin de formar una nueva ruta para la eliminación de las heces fecales (excremento). Se usa una bolsa pequeña para cubrir la abertura y recopilar las heces.

Endoscopia:estudio en el que se usa un tubo con un lente o una pequeña cámara de video en uno de sus extremos (llamado endoscopio) para ver el interior del cuerpo. Se puede usar para hacer una biopsia. Véase biopsia.

Ganglios linfáticos: pequeños sacos de tejido del sistema inmunitario en forma de fríjol que se encuentran por todo el cuerpo y que están conectados por los vasos linfáticos; también se les llama glándulas linfáticas.

Metástasis: Células cancerosas que se han propagado desde el sitio donde se originaron a otras partes del cuerpo.

 

Actualización más reciente: septiembre 9, 2020

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.