LECTURA SENCILLA

Si usted tiene un tumor carcinoide de pulmón

¿Qué es un tumor carcinoide de pulmón?

Los tumores carcinoides de pulmón (también conocidos como carcinoides de pulmón) son un tipo de cáncer de pulmón. El cáncer se origina cuando las células comienzan a crecer sin control. Las células de casi cualquier parte del cuerpo se pueden volver cancerosas y propagarse a otras áreas. Si desea más información sobre el origen y la propagación de los cánceres, consulte ¿Qué es el cáncer?

Los tumores carcinoides de pulmón no son comunes, y tienden a crecer más lentamente que otros tipos de cáncer de pulmón.

¿Dónde se inician los tumores carcinoides de pulmón?

Los tumores carcinoides de pulmón se inician en las células neuroendocrinas, una clase especial de células que se encuentran en los pulmones. Estas células producen hormonas que ayudan a que los pulmones controlen el flujo de aire y de sangre. También pueden ayudar a controlar el crecimiento de otras células de los pulmones.

Las células neuroendocrinas forman parte de un sistema que se llama sistema neuroendocrino. También se encuentran en otras áreas del cuerpo, pero solo los cánceres que se forman en las células neuroendocrinas de los pulmones se llaman tumores carcinoides de pulmón.

Los pulmones

Los pulmones son dos órganos con apariencia de esponja que se encuentran en el tórax. El pulmón derecho consta de tres partes, llamadas lóbulos. El pulmón izquierdo tiene dos lóbulos. El pulmón izquierdo es más pequeño porque el corazón ocupa más espacio en ese lado del cuerpo. Los pulmones permiten la entrada y la salida de aire del cuerpo. Toman oxígeno y expulsan dióxido de carbono, que es un producto de desecho.

La tráquea lleva el aire hasta los pulmones. La tráquea se divide en dos tubos (las vías respiratorias superiores) llamados bronquios . Los bronquiolos son vías respiratorias inferiores que se ramifican de los bronquios.

illustration showing the lungs in relation to the trachea, bronchus and bronchioles with details of the bronchioles showing the alveoli

Dependiendo de la ubicación de su tumor, podría presentar síntomas diferentes y tener opciones de tratamiento diferentes. Algunas veces los médicos nombran a los tumores dependiendo de su ubicación en los pulmones:

  • La mayoría de los tumores carcinoides se forman en las paredes de las vías respiratorias superiores (en los bronquios) cerca del centro de los pulmones. A estos se les llama carcinoides centrales.
  • Cuando los tumores carcinoides se encuentran en las vías respiratorias inferiores (en los bronquiolos), hacia los bordes externos de los pulmones, se les llama tumores carcinoides periféricos.

¿Hay diferentes tipos de tumores carcinoides de pulmón?

Hay dos tipos de tumores carcinoides de pulmón:

  • Los carcinoides típicos tienden a crecer lentamente y muy raras veces se propagan más allá de los pulmones. Además, no parecen estar relacionados con el hábito de fumar.
  • Los carcinoides atípicos crecen un poco más rápidamente y es algo más probable que se propaguen a otros órganos. Son mucho menos comunes que los carcinoides típicos y se pueden encontrar con mayor frecuencia en las personas que fuman.

También hay otros tipos de cáncer de pulmón que son más comunes que los tumores carcinoides de pulmón. Puede encontrar más información en Cáncer de pulmón.

Preguntas para el médico

  • ¿Por qué piensa que puedo tener un tumor carcinoide de pulmón?
  • ¿Podrían mis síntomas deberse a otra causa?
  • ¿Puede anotar el tipo de cáncer que usted cree que yo podría tener?
  • ¿Qué es lo próximo?

¿Cómo sabrá el médico si tengo un tumor carcinoide de pulmón?

Los síntomas de los tumores carcinoides de pulmón son tos, dolor de pecho y problemas para respirar. El médico le hará preguntas sobre su salud y le hará un examen físico.

Si los signos indican un tumor carcinoide de pulmón, se le harán más pruebas. Estas son algunas de las pruebas que usted podría necesitar:

Radiografía de tórax: Esta es con frecuencia la primera prueba que se hace para saber si hay manchas en los pulmones. Si se observa un cambio, necesitarán hacerle más pruebas.

Tomografía computarizada: Este estudio también se conoce como “CT scan o CAT scan”. Una tomografía computarizada es un tipo especial de radiografía que toma imágenes del interior del cuerpo. Algunas veces se hacen estas pruebas cuando se realiza una biopsia (véase información más adelante).

PET scan: Antes de hacerle esta prueba, se le administrará un material radiactivo especial en una vena. Esta sustancia viaja a través de su sangre y es atraída hacia las áreas con cáncer. Entonces, se toman imágenes del interior de su cuerpo con una cámara especial. Si hay cáncer, este material aparece como una “zona destacada” (puntos que brillan) donde se encuentra el cáncer. Esta prueba es útil cuando su médico considera que el cáncer se ha propagado, pero desconoce el sitio de la posible propagación.

Octreotide scan: Esta prueba es como un PET scan, pero el material radiactivo está unido a un medicamento llamado octreotida que es atraído hacia los tumores carcinoides.

Biopsia: En una biopsia el médico extrae una pequeña muestra del tumor de pulmón, y la envía al laboratorio para saber si contiene células cancerosas. Esta es la mejor manera de asegurarse si usted tiene o no cáncer.

Broncoscopia: En esta prueba se pasa un tubo flexible, delgado e iluminado a través de la boca hasta los bronquios. El médico puede ver a través del tubo para encontrar tumores. El tubo también se puede usar para extirpar una muestra de tumor o de fluido a fin de determinar si contiene células cancerosas. Se le podrían administrar medicamentos para que se duerma durante esta prueba.

Pruebas de sangre y de orina: Las pruebas de sangre y de orina no se usan para detectar cáncer de pulmón, pero pueden ayudar al médico a saber más sobre su salud para planear su tratamiento.

Preguntas para el médico

  • ¿Qué pruebas necesitaré hacerme?
  • ¿Quién realizará estas pruebas?
  • ¿Dónde se realizarán?
  • ¿Quién puede explicarme las pruebas?
  • ¿Cómo y cuándo recibiré los resultados?
  • ¿Quién me explicará los resultados?
  • ¿Qué necesito hacer a continuación?

¿Qué tan grave es mi cáncer?

Si usted tiene un tumor carcinoide de pulmón, el médico querrá saber qué tanto se ha propagado. A esto se le llama estadificación. La etapa (estadio) del cáncer ayuda al médico a encontrar el mejor tratamiento para usted.

Su médico podría asignar a su cáncer un número de etapa entre 1 y 4. Los cánceres con números más altos se han propagado más que los de números más bajos. Pero la mayoría de los médicos elige el tratamiento dependiendo de si el tumor se puede extirpar o no con cirugía:

  • Si su cáncer es resecable (si se puede extirpar con cirugía), lo más probable es que se le haga una cirugía para tratar de curar el cáncer.
  • Si su cáncer no es resecable (no se puede extirpar con cirugía), es un cáncer más difícil de tratar. Es posible que de todos modos se le haga algún tipo de cirugía, pero si esta no es una buena opción, su médico podría recomendarle quimioterapia o radiación. 

Asegúrese de preguntarle a su médico sobre la etapa de su cáncer y lo que esto podría significar para usted.

Preguntas para el médico

  • ¿Sabe usted la etapa del cáncer?
  • Si no, ¿cómo y cuándo podrá saber la etapa del cáncer?
  • ¿Podría explicarme lo que significa la etapa en mi caso?
  • De acuerdo con la etapa del cáncer, ¿cuánto tiempo cree que viviré?
  • ¿Se puede extirpar mi cáncer con cirugía? ¿Es la cirugía una opción para tratar mi cáncer?
  • ¿Qué es lo próximo?

¿Qué tipo de tratamiento necesitaré?

El mejor plan de tratamiento para usted depende de la etapa de su cáncer, su edad, estado general de salud, la posibilidad de que el cáncer se pueda extirpar totalmente con cirugía, y otros factores. Las opciones de tratamiento incluyen:

  • Cirugía
  • Radioterapia o medicamentos radiactivos
  • Quimioterapia u otros medicamentos

Cirugía

La cirugía es el principal tratamiento para los tumores carcinoides de pulmón, siempre que es posible. Si el tumor no se ha propagado, con frecuencia se puede curar solo con la cirugía.

Tipos de cirugía de pulmón

Se pueden usar diferentes tipos de cirugía (también llamados operaciones) para tratar y posiblemente curar los tumores carcinoides de pulmón. Estas operaciones requieren anestesia general (con la que se le duerme profundamente), y usualmente se hace a través de una incisión quirúrgica entre las costillas y uno de los costados del tórax (llamada toracotomía).

  • Neumonectomía: Se extirpa todo el pulmón.
  • Lobectomía: Se extirpa una sección completa (un lóbulo) de un pulmón.
  • Segmentectomía o resección en cuña: Se extirpa parte de un lóbulo.

Examen de los ganglios linfáticos durante la cirugía

Los ganglios linfáticos son pequeñas glándulas que forman parte del sistema inmunitario. Cuando el cáncer se propaga, con frecuencia lo hace primero a los ganglios linfáticos. Durante la cirugía, usualmente se extirpan los ganglios linfáticos cercanos a los pulmones para determinar si el cáncer se ha propagado. Esto también puede ayudar al médico a saber si es probable que el cáncer reaparezca después del tratamiento.

Efectos secundarios de la cirugía

Los diferentes tipos de cirugía conllevan diferentes riesgos y efectos secundarios, pregunte a su médico lo que usted puede esperar. Algunos efectos secundarios posibles incluyen sangrado, infecciones y pulmonía.

Radioterapia

La radioterapia usa rayos de alta energía (como rayos X) para destruir las células cancerosas. Su médico podría recomendarle radioterapia si no se le puede hacer una cirugía. En algunos casos también se le podría administrar radioterapia después de la cirugía si existe la probabilidad de que no se haya extirpado algo del tumor. Además, la radiación se puede usar para ayudar a aliviar los síntomas causados por el tumor, como dolor, sangrado o dificultad para tragar. Recibir radiación es muy parecido a hacerse una radiografía. Se administra en pequeñas dosis todos los días durante muchas semanas.

Efectos secundarios de la radioterapia

Si su médico sugiere la radioterapia como su tratamiento, pregúntele acerca de los efectos secundarios que podrían presentarse. Los efectos secundarios más comunes de la radiación son:

  • Cambios en la piel donde se administró la radiación
  • Mucho cansancio (fatiga)

La mayoría de los efectos secundarios se alivian después de que finaliza el tratamiento. Sin embargo, algunos pueden durar más tiempo. Hable con su médico sobre lo que usted puede esperar.

Medicamentos radioactivos

Los medicamentos radioactivos son otra clase de radioterapia. Son medicamentos que combinan material radioactivo con otra sustancia que es atraída hacia los tumores carcinoides de pulmón. Esto permite que los médicos administren altas dosis de radiación directamente en los tumores. Los medicamentos radioactivos se administran en la sangre por vía IV, como en la quimioterapia. Los efectos secundarios más frecuentes son náuseas, problemas renales y hepáticos, cantidades bajas de glóbulos blancos, cantidades bajas de plaquetas y vómitos.

Quimioterapia

La quimioterapia también se conoce como quimio: es el uso de medicamentos para combatir el cáncer. La mayoría de los tumores carcinoides no se tratan con quimio, pero algunas veces esta es útil cuando los tumores se han propagado o están causando síntomas graves. También se usa cuando otros tratamientos son ineficaces o para los tumores que crecen rápidamente. Algunas personas que se someten a una cirugía como tratamiento principal, posteriormente podrían necesitar quimio.

Los medicamentos se podrían administrar por vía intravenosa o tomarse como pastillas. Estos medicamentos ingresan en la sangre y llegan a todo el cuerpo.

La quimioterapia se aplica en ciclos o series de tratamiento. Con frecuencia hay un periodo de descanso como parte de cada ciclo de tratamiento. Este descanso permite que el cuerpo se recupere. Los medicamentos quimioterapéuticos se pueden usar en conjunto o solos, y con frecuencia se administran con otros tipos de medicamentos. Por lo general, el tratamiento dura muchos meses.

Efectos secundarios de la quimioterapia

La quimioterapia puede causar muchos efectos secundarios, como:

  • Caída del cabello
  • Úlceras en la boca
  • Falta de apetito
  • Diarrea
  • Malestar estomacal y vómitos
  • Mayor riesgo de infecciones
  • Aparición de moretones y sangrado con facilidad
  • Cansancio

Sin embargo, estos problemas tienden a desaparecer después de que finaliza el tratamiento. Existen algunas maneras de tratar la mayoría de los efectos secundarios causados por la quimioterapia. Asegúrese de hablar con su equipo de atención médica del cáncer para que puedan ayudarlo.

Otros medicamentos

Las personas con tumores carcinoides de pulmón que se han propagado podrían recibir tratamiento con otras clases de medicamentos.

Uno de ellos, el everolimus (Afinitor®), algunas veces se usa para tratar los tumores carcinoides de pulmón cuando la quimioterapia no es eficaz. Tomar este medicamento es muy similar a recibir quimioterapia, pero funciona de manera diferente. Se le llama medicamento de terapia dirigida porque se dirige a partes específicas de las células cancerosas. Los efectos secundarios incluyen diarrea, mucho cansancio (fatiga), erupción cutánea, úlceras en la boca e hinchazón de las piernas o los brazos.

Otros medicamentos como la octreotida y la lanreotida algunas veces enlentecen el crecimiento de los tumores carcinoides de pulmón o ayudan a aliviar los síntomas. Estos medicamentos se administran como inyecciones debajo de la piel.

Estudios clínicos

Los estudios clínicos son investigaciones para probar nuevos medicamentos o tratamientos en seres humanos. Estos estudios comparan los tratamientos convencionales con otros que podrían ser mejores.

Los estudios clínicos son una manera de recibir los tratamientos del cáncer más recientes. Es la mejor forma que tienen los médicos de encontrar mejores maneras para tratar el cáncer. Si su médico puede encontrar un estudio clínico sobre el tipo de cáncer que tiene, usted decide si quiere participar. En caso de que se inscriba en un estudio clínico, siempre podrá dejar de participar en cualquier momento.

Si desea más información sobre estudios clínicos que pudieran ser adecuados para usted, pregunte a su médico si su clínica u hospital participan en estudios clínicos. Consulte Estudios clínicos para obtener más información.

¿Cuál es la opinión respecto a otros tratamientos de los que he oído hablar?

Cuando usted tiene cáncer podría enterarse de otros métodos para tratar el cáncer o sus síntomas. Es posible que estas opciones no siempre sean tratamientos médicos convencionales. Estos tratamientos pueden ser vitaminas, hierbas, dietas y otras cosas. Tal vez usted tenga inquietudes sobre estos tratamientos.

Se sabe que algunos son útiles, pero muchos no han sido probados. Se ha demostrado que algunos no son útiles, y que otros incluso son perjudiciales. Hable con su médico sobre cualquier cosa que usted esté considerando, ya sea una vitamina, alguna dieta o cualquier otro método

Preguntas para el médico

  • ¿Qué tratamiento usted considera que es el mejor para mí?
  • ¿Cuál es el objetivo de este tratamiento? ¿Cree que podría curar el cáncer?
  • ¿Incluirá cirugía el tratamiento? Si incluirá cirugía, ¿cómo será esta?
  • ¿Necesitaré recibir además otros tipos de tratamiento?
  • ¿Cuál es el objetivo de estos tratamientos?
  • ¿Cuáles efectos secundarios podrían causar estos tratamientos?
  • ¿Qué puedo hacer si empiezo a tener efectos secundarios?
  • ¿Hay algún estudio clínico que pudiera ser adecuado para mí?
  • ¿Qué opina acerca de las vitaminas o dietas de las que me hablan mis amigos? ¿Cómo sabré si son seguras?
  • ¿Qué tan pronto necesito comenzar el tratamiento?
  • ¿Qué debo hacer a fin de prepararme para el tratamiento?
  • ¿Hay algo que pueda hacer para ayudar a que el tratamiento sea más eficaz?
  • ¿Cuál es el siguiente paso?

¿Qué sucederá después del tratamiento?

Usted sentirá satisfacción cuando termine el tratamiento. Sin embargo, es difícil no preocuparse de que el cáncer regrese. Aun cuando el cáncer nunca regrese, las personas se preocupan por ello.

Durante años después que el tratamiento termine, usted visitará su médico del cáncer. Asegúrese de ir a todas estas visitas de seguimiento. Se le harán exámenes, análisis de sangre y probablemente otras pruebas como CT scan u octreotide scan para saber si el cáncer ha regresado.

Durante el primer año de tratamiento podría tener que hacer visitas cada 3 meses. Se le podrían hacer tomografías computarizadas (CT scans) y análisis de sangre. Después del primer año más o menos, sus visitas podrían ser cada 6 meses, y después de 5 años al menos una vez al año.

Afrontar el cáncer y lidiar con el tratamiento puede ser difícil, pero también puede ser el momento para nuevos cambios en su vida. Probablemente usted desea saber cómo puede contribuir a mejorar su salud. Llámenos al 1-800-227-2345 o hable con su equipo de atención médica del cáncer para averiguar qué cosas puede hacer para sentirse mejor. 

Usted no puede cambiar el hecho de tener cáncer. Lo que sí puede cambiar es la manera en que vivirá el resto de su vida al tomar decisiones sanas y sentirse tan bien como sea posible.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Biopsia: se extirpa un trozo pequeño de tejido para ver si presenta células cancerosas.

Broncoscopia: se pasa un tubo flexible, delgado e iluminado a través de la boca hasta los bronquios del pulmón. El médico puede ver a través del tubo para encontrar tumores, o tomar una muestra del tumor o de fluidos con el fin de determinar si contienen células cancerosas.

Bronquios: son las dos principales vías respiratorias que se ramifican de la tráquea. Los bronquios son los tubos que permiten la entrada y la salida del aire de los pulmones.

Metástasis: células cancerosas que se han propagado desde su lugar de origen hasta otras zonas del cuerpo.

Tráquea: es el principal paso del aire proveniente de la nariz y la boca a los bronquios y los pulmones.

Tenemos mucha más información para usted. Puede encontrarla en línea en www.cancer.org. O bien, puede llamar a nuestro número gratuito de asistencia al    1-800-227-2345 para hablar con uno de nuestros especialistas en información sobre el cáncer.

Palabras que debe saber

Biopsia: se extirpa un trozo pequeño de tejido para ver si presenta células cancerosas.

Broncoscopia: se pasa un tubo flexible, delgado e iluminado a través de la boca hasta los bronquios del pulmón. El médico puede ver a través del tubo para encontrar tumores, o tomar una muestra del tumor o de fluidos con el fin de determinar si contienen células cancerosas.

Bronquios: son las dos principales vías respiratorias que se ramifican de la tráquea. Los bronquios son los tubos que permiten la entrada y la salida del aire de los pulmones.

Metástasis: células cancerosas que se han propagado desde su lugar de origen hasta otras zonas del cuerpo.

Tráquea: es el principal paso del aire proveniente de la nariz y la boca a los bronquios y los pulmones.

¿Cómo puedo aprender más?

Tenemos mucha más información para usted. Puede encontrarla en línea en www.cancer.org. O bien, puede llamar a nuestro número gratuito de asistencia al    1-800-227-2345 para hablar con uno de nuestros especialistas en información sobre el cáncer.

Última revisión médica completa: agosto 28, 2018 Actualización más reciente: agosto 28, 2018

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.