Cómo detectar el cáncer de piel

Escrito por Stacy Simon. Traducción por Claudia Conti / Rafael Delfín-DAVIS.
woman checks skin of her face in a mirror

El cáncer de piel es, sin lugar a duda, el tipo más común de cáncer. Si sabe qué buscar, puede detectar temprano indicios de advertencia de cáncer de piel. Encontrarlo temprano, cuando es pequeño y no se ha propagado, hace que el cáncer de piel sea más fácil de tratar.

Su médico puede examinar su piel con cuidado durante una revisión médica de rutina relacionada con el cáncer. Muchos médicos también le recomiendan examinar su propia piel aproximadamente una vez al mes. Examine su piel en una sala bien iluminada frente a un espejo de cuerpo completo. Use un espejo de mano para examinar las áreas que sean difíciles de ver.

Use la “regla del ABCDE” para buscar algunos de los signos comunes de melanoma, una de las formas más mortales del cáncer de piel:

Photo of mole showing asymmetry, border irregularity, and color

Asimetría
Una parte de un lunar o mancha de nacimiento (angioma) no es igual a la otra.

Close-up photo of mole showing asymmetry, border irregularity, and color

Borde
Los bordes son irregulares, desiguales, con rebordes, o borrosos.

Photo of mole showing asymmetry, border irregularity, and color

Color
El color no es el mismo en todos lados y puede incluir matices de marrón o negro, a veces con zonas de color rosado, rojo, blanco o azul.

a guide to measure spots on your skin

Diámetro
El lunar es más grande de ¼ de pulgada (0.6 cm) de ancho; aproximadamente el tamaño de un borrador de lápiz.

Close-up photo of mole showing asymmetry, border irregularity, and color

Evolución
El lunar está cambiando en cuanto a tamaño, forma o color.


Los cánceres de piel de células basales y escamosas no son tan peligrosos como el melanoma, sin embargo, son mucho más comunes.

Los carcinomas o cánceres de células basales generalmente crecen en áreas más expuestas al sol, tales como el rostro, la cabeza y el cuello. No obstante, pueden aparecer en cualquier lado. Busque:

  • Áreas planas, firmes, blanquecinas o amarillas, parecidas a una cicatriz.
  • Zonas rojizas y elevadas que podrían causar picazón.
  • Bultos pequeños, rosados o rojizos, translúcidos, brillantes, nacarados, que podrían tener zonas azuladas, amarronadas o negras.
  • Crecimientos rosados con bordes elevados y una zona más baja en el centro, que podrían contener vasos sanguíneos anormales que se esparcen como los rayos de una llanta.
  • Llagas abiertas (que podrían tener zonas supurantes o con costras) que no se sanan, o que se sanan y luego reaparecen.

Los carcinomas de células escamosas, o cánceres, también tienden a crecer en zonas que reciben sol, tales como el rostro, las orejas, el cuello, los labios y las manos. No obstante, pueden aparecer en cualquier lado. Busque:

  • Zonas ásperas o rojizas y descamadas, que podrían formar costras o sangrar.
  • Crecimientos o bultos elevados, a menudo con un área hendida (más baja) en el centro.
  • Llagas abiertas (que podrían tener zonas supurantes o con costras) que no se sanan, o que se sana y luego reaparecen.
  • Crecimientos similares a verrugas.

Sin embargo, no todos los cánceres de piel se ven como estas descripciones, por lo tanto, muestre a su médico cualquier cosa que le preocupe. Eso podría incluir:

  • Cualquier mancha nueva
  • Cualquier mancha que no se ve como las demás manchas de su cuerpo
  • Cualquier llaga (úlcera) que no se cura
  • Enrojecimiento o una nueva hinchazón por encima del borde de un lunar
  • Picazón, dolor o sensibilidad
  • Supuración, descamación o sangrado

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.