Los beneficios para la salud de tener mascotas

Escrito por Stacy Simon. Traducción por ContextGlobal, Inc. y editado por Rafael Delfín.


¿Usted considera a uno o más perros, gatos, peces, reptiles, pájaros u otros animales como parte de su familia? Casi 7 de 10 familias en los EE. UU. incluyen al menos una mascota, según el Instituto de Información de Seguros. Muchas personas aman a sus amigos no humanos porque brindan compañía. Nuestras mascotas también pueden aumentar nuestras oportunidades para la socialización, el ejercicio y las actividades al aire libre.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, las mascotas pueden tener efectos positivos sobre su salud física. Pueden disminuir su presión sanguínea, niveles de colesterol y niveles de triglicéridos.

Sin embargo, al igual que las personas, las mascotas son portadoras de gérmenes que podrían enfermarnos. Es por eso que es importante llevar a su mascota a controles veterinarios periódicos para mantenerla sana. También debe mantener una buena higiene en torno a su mascota para evitar la transmisión de gérmenes. Esto es particularmente importante para las personas con sistemas inmunitarios más débiles, incluyendo a muchos pacientes con cáncer que están recibiendo quimioterapia.

Manténgase saludable durante la quimio

Sus mascotas pueden ser una fuente importante de apoyo emocional mientras usted recibe quimioterapia. Sin embargo, algunas mascotas, incluyendo reptiles, pollitos, patos, hámsters, jerbos, ratones, cobayos y hurones, simplemente no son seguros mientras está recibiendo tratamiento contra el cáncer. La mayoría de los gatos y perros domésticos sanos son seguros, pero aún así es importante protegerse de los gérmenes de sus mascotas si su sistema inmunitario se ha debilitado más de lo normal. Hable con su equipo de atención médica contra el cáncer y su veterinario sobre sus mascotas y la mejor manera de cuidarlas mientras está recibiendo tratamiento.

Algunas precauciones que probablemente le recomienden tomar son:

  • Evitar rasguños y mordidas. Llevar con frecuencia a su mascota para limar y a recortar un poco las garras para que sean menos propensas a ocasionar rasguños. Si recibe un rasguño o una mordida, limpie la zona y llame a su médico.
  • Evite el contacto con la orina y las heces de la mascota. Use guantes al eliminar los residuos o al vaciar la bandeja de desechos de su mascota. Lávese las manos en cuanto termine. Mejor aún, pídale a un amigo o familiar que se encargue de esa tarea.
  • Lávese las manos con jabón y agua después de jugar con, de cuidar de, o de acariciar a los animales, especialmente antes de preparar o comer alimentos y bebidas.
  • No permita que su mascota le lama la boca, cortes abiertos o heridas
  • Mantenga limpia a su mascota y asista a las citas veterinarias con regularidad para que su mascota esté sana.
  • Al estar afrontando el cáncer, por lo general se recomienda no adquirir una mascota nueva.

Niños con cáncer

Los niños que son demasiado pequeños para tomar estas precauciones no deberían estar cerca de mascotas. Los niños tienden a tener un mayor riesgo de infección debido a las mascotas que los adultos, porque son más propensos a gatear en el piso con la mascota y a llevarse objetos a la boca. Si su hijo(a) tiene un sistema inmunitario débil o tal vez reciba un trasplante de médula ósea o de células madre, es aún más importante que se mantenga lejos de las mascotas.

  • Los adultos deben supervisar el tiempo que un niño pasa con las mascotas.
  • No permita que los bese, comparta alimentos o juegue de manera brusca.
  • No permita que los niños se lleven los juguetes de las mascotas o sus propios dedos a la boca. Asegúrese que las manos del niño después se laven meticulosamente y nuevamente antes de comer, beber o tomar medicamentos.
  • Asegúrese que el equipo de atención del cáncer de su hijo(a) sepa de su mascota y consulte si es necesario tomar precauciones especiales.
  • Mantenga a su hijo(a) lejos de animales callejeros, animales salvajes, zoológicos interactivos y mascotas de otras personas.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.