Cansancio

El cansancio ocurre cuando una persona tiene menos energía para hacer las cosas que normalmente hace, o quiere hacer. El cansancio asociado con el tratamiento contra el cáncer es diferente al cansancio cotidiano. Este cansancio es el efecto secundario más común del tratamiento del cáncer. Puede aparecer de repente y puede resultar abrumador. No se alivia mediante el descanso y puede durar meses después de concluido el tratamiento. El cansancio relacionado con el tratamiento contra el cáncer puede afectar muchos aspectos de la vida de una persona incluida su capacidad para realizar sus actividades cotidianas.

El cansancio o fatiga debido al cáncer es real, y no se debe ignorar. Puede empeorar cuando una persona está deshidratada, anémica, con dolor, sin poder dormir bien, con infección (Lea las secciones sobre Líquidos y deshidratación,“Anemia”, “Dolor”, “Problemas para dormir” y “Fiebre”). Los estudios recientes han demostrado que los programas de ejercicios durante el tratamiento pueden ayudar a reducir el cansancio.

Qué señales debe observar

  • Siente que no tiene energía.
  • Duerme más de lo habitual.
  • Falta de interés o incapacidad de realizar las actividades cotidianas.
  • Presta menos atención al aspecto personal.
  • Siente cansancio aún después de dormir.
  • Dificultad para concentrarse.
  • Dificultad en encontrar las palabras al hablar.

Lo que el paciente puede hacer

  • Mantenga un balance entre el descanso y las actividades.
  • Si no puede moverse con la misma agilidad de antes, dígaselo al médico.
  • Planifique sus actividades importantes para cuando tenga más energía.
  • Programe las actividades importantes para hacerlas a todo lo largo del día, y no para hacerlas todas de una sola vez.
  • Pida al equipo que atiende el cáncer que le ayude con un programa de ejercicio que podría ser útil en aliviar su falta de energía.
  • Descanse y duerma lo suficiente. Puede que sean necesarias las siestas breves y los descansos.
  • Recuerde que el cansancio causado por el tratamiento es por un plazo corto y a menudo se recuperarán las energías tras finalizar el tratamiento.
  • Solicite a otros que le ayuden con la preparación de las comidas, las tareas domésticas o las diligencias.
  • Mantenga una dieta balanceada que incluya proteína (como pescado, carne, huevos, queso, leche, nueces, guisantes y frijoles) e ingiera alrededor de 8 a 10 vasos de líquido al día, a menos que el equipo de atención del cáncer le dé otras instrucciones.
  • Refiérase a la sección “ Ejercicio”.

Lo que puede hacer el cuidador del paciente

  • Ayude a coordinar la preparación de comidas, limpieza de la casa, trabajos de jardín o diligencias que puedan hacer los amigos y familiares del paciente. Puede hacer uso de sitios Web que disponen de recursos que le ayudarán a organizar estas actividades, o bien, designar a algún familiar para que le apoye con coordinar esto.
  • Trate de no presionar al paciente a hacer más de lo que pueda hacer.
  • Ayude al paciente a establecer una rutina de actividades durante el día.

Llame al equipo que atiende el cáncer si el paciente:

  • Siente tanto cansancio que no puede levantarse de la cama por más de 24 horas.
  • Se confunde (refiérase a la sección “ Confusión”) o no puede pensar con claridad.
  • Tiene problemas para dormir por las noches.
  • Tiene cansancio que empeora.
  • Presenta dificultad para respirar o palpitaciones rápidas después de hacer actividades ligeras.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

 

Fauci AS, Braunwald E, Kasper DL, et al (Eds). Harrison’s Principles of Internal Medicine, 17th ed. New York: McGraw-Hill Medical, 2008.

Camp-Sorrell D, Hawkins RA. Clinical Manual for the Oncology Advanced Practice Nurse, Second Ed. Pittsburgh: Oncology Nursing Society, 2006.

Cope DG, Reb AM. An Evidence-Based Approach to the Treatment and Care of the Older Adult with Cancer. Pittsburgh: Oncology Nursing Society, 2006.

Houts PS, Bucher JA. Caregiving, Revised ed. Atlanta: American Cancer Society, 2003.

Kaplan M. Understanding and Managing Oncologic Emergencies: A Resource for Nurses. Pittsburgh: Oncology Nursing Society, 2006.

Kuebler KK, Berry PH, Heidrich DE. End-of-Life Care: Clinical Practice Guidelines. Philadelphia: W.B. Saunders Co. 2002.

National Comprehensive Cancer Network. Cancer-Related Fatigue. Version 2.2015. Accessed at www.nccn.org/professionals/physician_gls/pdf/fatigue.pdf on March 19, 2015.

National Comprehensive Cancer Network. Palliative Care. Version 1.2015. Accessed at www.nccn.org/professionals/physician_gls/pdf/palliative.pdf on March 19, 2015.

Oncology Nursing Society. Cancer Symptoms. Accessed at www.cancersymptoms.org on April 3, 2013.

Ripamonti C, Bruera E. Gastrointestinal Symptoms in Advanced Cancer Patients. New York: Oxford University Press, 2002.

Varricchio CG. A Cancer Source Book for Nurses, 8th ed. Sudbury, MA: Jones and Bartlett, 2004.

Yarbro CH, Frogge MH, Goodman M. Cancer Symptom Management, 3rd ed. Sudbury, MA: Jones and Bartlett, 2004.

Last Medical Review: September 18, 2015 Last Revised: May 18, 2016

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.