Prevención y detección temprana del cáncer de pulmón 

El cáncer de pulmón es el segundo cáncer más común que afecta tanto a hombres como a mujeres (sin contar el cáncer de piel), y es por mucho la causa principal de muerte por cáncer en hombres y mujeres. Cada año, más gente muere por cáncer de pulmón que por cánceres de colon, seno y próstata combinados.

La mayoría de los cánceres de pulmón podrían prevenirse, ya que están relacionados con el tabaquismo (o humo de segunda mano), o con menos frecuencia a la exposición al radón o a otros factores ambientales. No obstante, algunos cánceres de pulmón ocurren en personas que no presentan ningún factor de riesgo conocido de esta enfermedad. Todavía no está claro si estos cánceres se pueden prevenir.

Cuando se encuentran por primera vez, la mayoría de los cánceres de pulmón ya se han propagado ampliamente. Estos tipos de cáncer son muy difíciles de curar. Sin embargo, en los últimos años, los médicos han descubierto una prueba que se puede usar para detectar el cáncer de pulmón en algunas personas con alto riesgo de la enfermedad. Esta prueba puede ayudar a encontrar algunos tipos de cáncer temprano, lo que puede reducir el riesgo de morir a causa de esta enfermedad.