Ayude a mamá a estar saludable

Escrito por Stacy Simon. Traducción por Claudia Conti / Rafael Delfín-Davis.
daughter and her mother listening to a doctor


Junto con dar los regalos y abrazos en el Día de las Madres, anime a las mamás que forman parte de su vida a que se pongan al día con las pruebas para la detección del cáncer.

Los exámenes o pruebas de detección buscan el cáncer antes de que una persona tenga algún signo o síntoma de la enfermedad. Los exámenes de detección programados (o periódicos) pueden ayudar a captar algunos cánceres en sus etapas tempranas, cuando son pequeños, no se han propagado y son más fáciles de tratar. En los cánceres colorrectales, algunas de estas pruebas pueden incluso evitar que el cáncer se desarrolle desde un inicio. 

Haga que la oferta sea más atractiva ofreciendo ayudar a su mamá a programar sus exámenes de detección, llevarla hacia y desde las citas médicas y acompañarla en la sala de espera. A continuación se presentan las recomendaciones de la Sociedad Americana Contra El Cáncer para las mujeres respecto a las pruebas de detección:  

Cáncer de seno

  • Las mujeres de 40 a 44 años deben tener la opción de empezar a hacerse mamogramas anuales si desean hacerlo.
  • Las mujeres de 45 a 54 años deben hacerse mamogramas cada año.
  • Las mujeres de 55 años en adelante deben alternar con mamogramas cada 2 años, o continuar haciéndose exámenes de detección anualmente, si lo desean.
  • Los exámenes de detección deben continuar en tanto la mujer goce de buena salud y tenga una expectativa de vida de 10 años más.
  • Las mujeres deben saber cómo se ven y se sienten sus senos normalmente y reportar de inmediato cualquier cambio en los senos a un profesional de la salud.
  • Es posible que algunas mujeres quieran comenzar a hacerse pruebas de detección de cáncer de seno más temprano, dependiendo de sus antecedentes familiares e historial médico.

Cáncer colorrectal

  • Las gente en riesgo promedio debe comenzar a hacerse las pruebas de detección a partir de los 45 años, o antes si tienen antecedentes de cáncer colorrectal o problemas de colon que aumenten su riesgo.
  • Los exámenes de detección a menudo pueden encontrar problemas como crecimientos referidos como pólipos, los cuales podrían entonces ser extirpados antes de que se conviertan en cáncer. Estas pruebas también pueden ayudar a detectar el cáncer colorrectal en sus etapas inciales, cuando es más probable que los tratamientos sean exitosos.
  • Existen varios exámenes que buscan la presencia de cáncer, incluyendo pruebas para hacerse en el hogar. Hable con su médico sobre cuándo debe comenzar a someterse a los exámenes y cuál plan de pruebas podría ser la más adecuada para usted.

Cáncer de pulmón

Cáncer de endometrio

  • En la etapa de la menopausia, se debe informar a todas las mujeres acerca de los riesgos y de los síntomas del cáncer de endometrio y hay que indicarles de forma muy clara y puntual que es crucial que reporten cualquier sangrado, secreción o goteo vaginal a su médico.
  • Algunas mujeres, debido a su historia clínica, puede que necesiten considerar hacerse una biopsia de endometrio al año. Hable con un médico sobre su historial médico.

Cáncer de cuello uterino

  • Todas las mujeres deben comenzar a hacerse exámenes de detección de cáncer de cuello uterino a los 21 años.
  • Las mujeres entre 21 y 29 años se deben hacer una prueba de Papanicolaou cada 3 años. No se les debe realizar la prueba del VPH a menos que sea necesaria después de haber obtenido un resultado anormal del Papanicolaou.
  • Las mujeres entre 30 y 65 años se deben hacer tanto una prueba de Papanicolaou, como una de VPH cada 5 años. Este es el enfoque preferencial, pero también está bien realizarse solo un Papanicolaou cada 3 años.
  • Las mujeres mayores de 65 años a quienes se han realizado los exámenes de detección periódicos con resultados normales durante los últimos 10 años no deberán seguir haciéndose los exámenes de detección para el cáncer de cuello uterino. Las mujeres que han sido diagnosticadas con cáncer o lesiones precancerosas de cuello uterino deben continuar haciéndose las pruebas de detección según las recomendaciones de un médico.
  • Las mujeres a quienes se les ha extirpado el útero y el cuello uterino en una histerectomía y no tienen antecedentes de cáncer o lesiones precancerosas de cuello uterino no se deben realizar exámenes de detección.
  • Las mujeres a quienes se les ha administrado la vacuna contra el VPH aún así deben seguir las recomendaciones de los exámenes de detección para su grupo de edad.
  • Las mujeres que tienen un riesgo alto para el cáncer de cuello uterino probablemente necesiten realizarse exámenes de detección con mayor frecuencia. Un alto riesgo podrían incluir a quienes tienen infección por VPH, trasplante de órganos, o exposición al dietilestilbestrol (DES, por sus siglas en inglés). Dichas mujeres deben hablar con un médico o enfermera sobre qué plan de detección es el mejor para ellas.

Cáncer de piel

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.


La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.