Que tenga un verano feliz y saludable

Escrito por Stacy Simon. Traducción por Claudia Conti / Rafael Delfín-DAVIS.
happy senior couple hiking in the woods


La temporada de verano significa días más largos, sol, picnics, parrilladas y vacaciones para los niños. Aquí se detalla cómo aprovechar al máximo su verano y también cómo mantenerse saludable.

Mantenernos activos y frescos

Hacer ejercicio de forma habitual es una parte importante de un estilo de vida saludable en cada temporada. El tiempo cálido del verano puede facilitar hacer ejercicio al aire libre junto con toda la familia. Solo asegúrese de tomar algunas precauciones para que no se acalore en el clima caluroso.

  • Haga ejercicio por la mañana o por la noche, cuando probablemente esté más fresco al aire libre. Si es posible, haga ejercicio en lugares con sombra. Si hace demasiado calor como para salir, haga ejercicio en el gimnasio, o bien, haga caminatas o suba escaleras dentro de un edificio con aire acondicionado.
  • Tome mucha agua. No espere a tener sed. Ayude a que su cuerpo transpire y se enfríe tomando agua con frecuencia.
  • Use ropa ligera, de colores claros, holgada para ayudar a que la transpiración se evapore y a mantenerse más fresco. Si es posible, use un sombrero de color claro y de ala ancha.
  • Haga que toda la familia participe. La actividad física es importante para todos. Lleve a los niños y ancianos al parque, ponga algo de música y baile, o consiga podómetros para todos en la familia y haga una competencia amistosa para ver quién puede registrar más pasos cada día.
  • Planifique unas vacaciones activas. Acampar, hacer caminatas, hacer canotaje, piragüismo (kayaking), buceo y buceo superficial (snorkeling) son maneras estupendas de pasar tiempo en la naturaleza y de hacer mucho ejercicio. Si está visitando una ciudad, piense en alquilar (rentar) bicicletas o en hacer una visita guiada a pie.

Coma bien y manténgase sano

El verano es la época perfecta para disfrutar una comida al aire libre con los amigos y la familia. Las ensaladas refrescantes, los melones yos frutos del bosque (bayas, moras) añaden color y sabor en los días de campo. Sin embargo, debido a que las temperaturas más cálidas pueden echar a perder los alimentos fácilmente, se necesitará tener más cuidado de lo normal.

  • Lave sus manos, los utensilios, los recipientes y las superficies de preparación antes de manipular los alimentos para evitar que se propaguen bacterias nocivas.
  • Cocine los alimentos el mismo día del picnic o día de campo, no lo haga por adelantado, para reducir la posibilidad de desarrollo de bacterias.
  • Lave las frutas y verduras antes de cortarlas, por si hay bacterias en la cáscara o en la piel.
  • Mantenga los alimentos a base de mayonesa y otros alimentos frescos en una heladera térmica (hielera, neverita) con mucho hielo o paquetes de gel congelados.
  • Deseche las sobras que hayan estado fuera por más de 2 horas o de 1 hora si la temperatura es superior a los 90ºF (32ºC).

Y si está cocinando afuera, siga estos consejos para asar de manera segura y saludable:

  • Sirva más pollo, pescado y verduras y reduzca la carne molida de res, el cerdo, los salchichones y los hot dogs.
  • Descongele y marine los alimentos en la heladera, y no reutilice la marinada que estuvo en contacto con carne de res o de aves cruda a menos que sea primero hervida.
  • Traiga un conjunto de platos y utensilios para manipular los alimentos crudos y otro para los alimentos cocidos a fin de evitar el cruce de la contaminación.
  • Lleve un termómetro para alimentos para asegurarse de que los alimentos asados estén suficientemente cocidos. Las hamburguesas deben ser cocidas al menos a 160 ºF (71 ºC) y las pechugas de pollo a 165 ºF (74 ºC)
  • Cocinar la carne a altas temperaturas crea sustancias químicas que pueden elevar su riesgo de cáncer. Reduzca el riesgo limpiando los trozos carbonizados de su parrilla antes de cocinar y de sus alimentos antes de comer. Recubra la parrilla con papel de aluminio con agujeros. La grasa se va a escurrir, sin embargo, el humo no va a llegar a la carne.

Tenga cuidado al estar bajo el sol

La mayoría de los cánceres de piel son probablemente causados por demasiada exposición a los rayos ultravioletas (UV) del sol y a fuentes artificiales como lámparas solares y cabinas de bronceado. Proteja su piel del sol cuando sale, especialmente durante los días de verano largos y calurosos.

  • Cúbrase: Al estar expuestos al aire libre bajo el sol, hay que usar ropa y un sombrero de ala ancha para proteger la mayor cantidad de piel posible. Proteja los ojos con lentes de sol que bloqueen como mínimo el 99% de la luz ultravioleta (UV).
  • Use un protector solar de amplio espectro con un factor de protección solar (SPF) de al menos 30. Póngase más protector al menos cada 2 horas y después de nadar o de transpirar.
  • Busque la sombra: Limite la exposición directa al sol, especialmente entre las 10 a.m. y las 4 p.m., cuando los rayos UV son más fuertes.
  • Evite las cabinas de bronceado y las lámparas solares: Ambas pueden causar daño grave en la piel a largo plazo y contribuir al cáncer de piel.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.