¿Qué avances hay en las investigaciones sobre el cáncer de esófago?

En muchos centros médicos, hospitales universitarios y otras instituciones en todo el mundo se están llevando a cabo investigaciones sobre la causa, la prevención y el tratamiento del cáncer de esófago.

Genética

Las investigaciones han indicado que ciertas variantes genéticas son más comunes en personas con esófago de Barrett. Esto podría llevar a nuevas pruebas para detectar temprano el esófago de Barrett y el cáncer de esófago en personas que están propensas a padecer los mismos, de modo que estos problemas puedan ser prevenidos. El entendimiento de estos cambios también puede conducir a nuevas terapias dirigidas que superen los efectos de estos genes anormales.

Detección y prevención

En las últimas décadas, la tasa de adenocarcinomas del esófago ha aumentado considerablemente. Se están haciendo esfuerzos por reducir la obesidad, un factor de riesgo importante para esta forma de cáncer (y también para otros tipos de cáncer).

En las personas con esófago de Barrett, los investigadores están tratando de determinar si las pruebas más nuevas pueden indicar cuáles pacientes son más propensos a padecer cáncer. Esto puede ayudar a los médicos a determinar cuáles pacientes necesitan atención de seguimiento intensa y cuáles pueden ser examinados con menos frecuencia.

Además, los investigadores están buscando las maneras de ayudar a evitar que las células de Barrett se conviertan en precáncer o cáncer. Actualmente, los medicamentos, como los inhibidores de la bomba de protones y la aspirina, se están estudiando para este propósito.

Tratamiento

Cirugía

Los médicos están usando estudios por imágenes más nuevos y otras pruebas para determinar mejor qué personas tienen más probabilidades de beneficiarse de la esofagectomía, y qué personas tienen menos probabilidades de beneficiarse de esta operación mayor.

Además, los médicos están constantemente mejorando las técnicas quirúrgicas usadas para tratar el cáncer de esófago con el objetivo de que estas operaciones sean más seguras y ayudar a los pacientes a recuperarse más rápidamente de la cirugía.

Quimioterapia

En muchos estudios se están probando nuevas formas de combinar los medicamentos de quimioterapia que ya se sabe actúan contra el cáncer de esófago para tratar de mejorar su eficacia. En otros estudios se están probando mejores maneras de combinar la quimioterapia con la radioterapia.

Los investigadores también buscan determinar si pueden examinar las proteínas en el interior de las células cancerosas del esófago para saber si es probable que el cáncer responda a la quimioterapia. Esto es importante porque muchas personas reciben quimioterapia y radiación como parte del tratamiento inicial, a menudo antes de la cirugía. Saber si es probable que el cáncer de una persona responda a la quimioterapia podría ayudar a los médicos a seleccionar la mejor opción de tratamiento.

Inmunoterapia

Una parte importante del sistema inmunitario es su capacidad de evitar atacar a las células normales en el cuerpo. Para hacer esto, el sistema inmunitario utiliza “puestos de control” que son moléculas en las células inmunitarias que necesitan ser activadas (o desactivadas) para iniciar una respuesta inmunitaria. En ocasiones, las células cancerosas usan estos puestos de control para evitar ser atacadas por el sistema inmunitario. Los medicamentos de inmunoterapia, conocidos como inhibidores de puestos de control son útiles en algunos otros cánceres y en la actualidad se prueban en el cáncer de esófago. Por ejemplo, el medicamento pembrolizumab (Keytruda) ataca a la PD-1, una proteína en las células T del sistema inmunitario que normalmente ayudan a evitar que estas células ataquen a otras células en el cuerpo. El ataque a esta proteína puede ayudar al sistema inmunitario a reconocer y a luchar contra las células cancerosas.El pembrolizumab ha sido aprobado para tratar algunos cánceres de la unión gastroesofágica avanzados. También se está estudiado en el cáncer de esófago avanzado que no ha respondido al tratamiento y que no se puede extraer mediante la cirugía. El nivolumab (Opdivo), que también ataca a la PD-1, y muchos otros medicamentos de inmunoterapia también están bajo estudio para usarlos contra el cáncer de esófago.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Last Medical Review: June 14, 2017 Last Revised: October 4, 2017

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.