Otros medicamentos para el cáncer de origen primario desconocido

Bisfosfonatos

Los bisfosfonatos son medicamentos que se usan para ayudar a fortalecer y reducir el riesgo de fracturas en huesos que han sido debilitados por el cáncer metastásico. Ejemplos de éstos son el pamidronato (Aredia®) y el ácido zoledrónico (Zometa®) y clodronato (Bonefo®). Estos medicamentos se administran por vena (vía intravenosa; IV) una vez al mes.

Los bisfosfonatos pueden ocasionar efectos secundarios, incluyendo síntomas parecidos a la influenza (gripe) y dolor en los huesos. También pueden causar problemas renales.  Por lo tanto, las personas con problemas renales no pueden usar estos medicamentos. Un efecto secundario poco común, pero muy angustiante, de los bisfosfonatos administrados de manera intravenosa, consiste en daño (osteonecrosis) en los huesos de la mandíbula (ONJ). Puede ser provocado por la extracción de un diente mientras se recibe tratamiento con un bisfosfonato. A menudo, el ONJ aparece como una llaga abierta en la mandíbula que no sana. Puede ocasionar la pérdida de los dientes o infecciones en el hueso de la mandíbula. Los médicos desconocen por qué ocurre esto o cómo tratarlo, excepto suspendiendo el bisfosfonato. Una buena higiene oral mediante el uso de hilo dental, cepillar los dientes, asegurarse de que las dentaduras le queden ajustadas y someterse a exámenes dentales regularmente podría ayudar a prevenir este problema. La mayoría de los doctores recomienda que los pacientes acudan a una revisión dental y que cualquier problema de dientes o de la mandíbula sea tratado antes de comenzar a tomar un bisfosfonato.

Denosumab

Al igual que los bisfosfonatos, el denosumab (Prolia®, Xgeva®) es un medicamento que se puede usar para fortalecer los huesos y reducir el riesgo de fracturas en los huesos debilitados por la propagación del cáncer. Este medicamento se inyecta debajo de la piel, una vez al mes para tratar el cáncer que se ha propagado a los huesos.

Los efectos secundarios incluyen bajos niveles de calcio y fosfato, así como osteonecrosis de la mandíbula (ONJ). Este medicamento no causa daño a los riñones.  Por lo tanto, el medicamento es seguro en personas con problemas renales.

Octreótida

La octreótida (Sandostatin®) es un agente químicamente relacionado con la somatostatina, una hormona natural. Resulta muy útil para algunos pacientes con tumores neuroendocrinos. Si el tumor libera hormonas en el torrente sanguíneo (lo que es poco frecuente en tumores diferenciados escasamente que causan cáncer de origen primario desconocido), este medicamento puede detener la liberación de hormonas. También puede ocasionar que los tumores dejen de crecer o (rara vez) se reduzcan de tamaño. Este medicamento está disponible como una versión de acción rápida inyectado de 2 a 4 veces al día, o como una inyección de acción prolongada que necesita administrarse solamente una vez al mes. Un medicamento similar, lanreotida (Somatuline®), también se inyecta una vez al mes. Estos medicamentos tienen más probabilidad de ayudar a tratar los cánceres que aparecen en una centellografía de receptores de somatostatina (OctreoScan).

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Last Medical Review: March 9, 2018 Last Revised: March 9, 2018

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.