¿Qué avances hay en las investigaciones sobre el cáncer de vejiga?

Se están llevando a cabo investigaciones sobre el cáncer de vejiga en muchos hospitales universitarios, centros médicos, y en otras instituciones en todo el mundo. Cada año, los científicos realizan más descubrimientos sobre las causas de la enfermedad, cómo encontrarla lo antes posible, y cómo tratarla mejor. La mayoría de los expertos está de acuerdo en que se debe considerar tratamiento en un estudio clínico para cualquier tipo o etapa de cáncer de vejiga. De esta manera, las personas  pueden recibir el mejor tratamiento disponible y también pueden obtener los nuevos tratamientos que se cree sean incluso mejores. Los tratamientos nuevos y prometedores discutidos en este artículo solo están disponibles en estudios clínicos.

Comprensión de los cambios genéticos en el cáncer de vejiga

Los científicos han aprendido mucho sobre las diferencias entre las células normales y las cancerosas de la vejiga. También están aprendiendo la forma en que estas diferencias ayudan a las células cancerosas a crecer y propagarse a otras partes del cuerpo.

Los investigadores ahora están buscando pruebas que encuentren cambios genéticos en las células cancerosas de la vejiga para ayudar a predecir el pronóstico de una persona (perspectiva). Estos cambios en los genes también pueden ayudar al médico a elegir el mejor tratamiento, o ser útil para encontrar cánceres de vejiga que vuelvan a aparecer (recurrir) después del tratamiento.

Los investigadores también esperan que este conocimiento se pueda utilizar para desarrollar nuevas formas de tratar el cáncer de vejiga, y quizás también maneras de detectarlo.

Pruebas urinarias para detectar cáncer de vejiga

Existen varias pruebas más recientes para detectar sustancias en la orina que podrían ayudar a mostrar si una persona tiene cáncer de vejiga. Estas pruebas se usan principalmente para ayudar a diagnosticar cáncer de vejiga o para detectar cáncer que ha regresado (recurrencia) en personas que ya han sido tratadas. Actualmente, los investigadores analizan si estas pruebas pudieran ser útiles más temprano para detectar cáncer de vejiga en personas que no presentan síntomas. (Consulte ¿Se puede descubrir el cáncer de vejiga en sus comienzos?).

Tratamiento del cáncer de vejiga

Actualmente se estudia muchos tipos de tratamientos nuevos para el cáncer de vejiga.

Cirugía

Algunos cirujanos están empleando una manera más nueva de cistectomía (extirpación de la vejiga) en la que ellos se sientan frente a un panel de control en el quirófano y usan los brazos robóticos para realizar la cirugía. Este método, conocido como cistectomía robótica, permite que el cirujano opere a través de varios cortes (incisiones) pequeños en lugar de una grande. Esto puede acortar el tiempo que una persona necesita para estar en el hospital y ayudar a los pacientes a recuperarse más rápido después de la cirugía.

Este tipo de cirugía ya se emplea para tratar otros cánceres, tal como cáncer de próstata. Sin embargo, aún no está claro si es tan eficaz, o tal vez incluso mejor, que la cirugía convencional para extraer la vejiga. Este método se ha estado estudiando para determinar si éste es el caso.

Otra área clave de la investigación es evaluar cómo utilizar mejor otros tratamientos junto con la cirugía para preservar tanta vejiga como sea posible. Los investigadores están utilizando diferentes combinaciones de quimioterapia, radiación e inmunoterapia para preservar la vejiga.

Terapia intravesical

Los investigadores están evaluando varios medicamentos nuevos para determinar si al suministrarlos en la vejiga después de la cirugía, éstos pueden ayudar a reducir el riesgo de que el cáncer regrese. Se espera que se puedan encontrar algunos medicamentos que sean mejores y/o más seguros que los medicamentos utilizados actualmente. También se necesitan nuevos medicamentos para tratar el cáncer de vejiga que no responde a la terapia con BCG. Se están realizando muchas investigaciones sobre este tema.

Los estudios actuales también están evaluando el uso de diferentes medicamentos de quimioterapia para la terapia intravesical, así como diferentes maneras de llevar a cabo los tratamientos. Por ejemplo, los estudios están buscando combinaciones de medicamentos para saber si hay una mejor respuesta de la célula cancerígena, así como agregar un gel a los medicamentos para mantenerlos en contacto con las células cancerosas por un período más prolongado.

Consulte Terapia intravesical para cáncer de vejiga para obtener más información sobre cómo se suministran los medicamentos directamente en la vejiga para tratar este cáncer.

Terapia fotodinámica

Algunos investigadores están tratando de averiguar si la terapia fotodinámica (PDT) podría ser útil en el tratamiento de los cánceres de vejiga en etapas tempranas. En la PDT, se inyecta un medicamento sensible a la luz en la sangre que se acumula en las células cancerosas en unos cuantos días. Luego un tipo especial de rayo láser se enfoca en el revestimiento interno de la vejiga a través del cistoscopio. La luz cambia el medicamento en las células cancerosas a una nueva sustancia química que puede destruirlas.

Una ventaja de la terapia fotodinámica consiste en que puede destruir células cancerosas con muy poco daño a las células normales adyacentes. Una desventaja es que la sustancia química tiene que activarse mediante la luz, y por eso, sólo se pueden tratar de esta manera cánceres localizados cerca de la superficie del revestimiento de la vejiga. La luz no puede alcanzar los cánceres que han crecido más profundamente en la pared de la vejiga o se han propagado a otros órganos.

Terapia dirigida

a medida que los investigadores aprenden más sobre los cambios en las células de la vejiga que causan que se transformen en cáncer, ellos han comenzado a investigar medicamentos para combatir estos cambios. Los medicamentos de terapia dirigida ya se utilizan para tratar muchas otras clases de cáncer. Estos medicamentos funcionan de distinta manera que los medicamentos de la quimioterapia convencional. Puede que los medicamentos de terapia dirigida funcionen en algunos casos cuando los medicamentos de quimioterapia no sean eficaces, y suelen causar diferentes efectos secundarios (a menudo menos graves).

Algunos de estos medicamentos  que se han investigado para el cáncer de vejiga, incluyen lapatinib (Tykerb®), y erlotinib (Tarceva®).

Otros medicamentos actúan contra los vasos sanguíneos que permiten que los tumores crezcan. Estos medicamentos se llaman medicamentos antiangiogénesis. Algunos de estos incluyen el bevacizumab (Avastin®), el sorafenib (Nexavar®), cabozantinib (Cometriq®) y el pazopanib (Votrient®), los cuales ya se están usando para tratar algunos otros tipos de cáncer. Actualmente, se estudia el uso de estos medicamentos contra el cáncer de vejiga, usualmente combinados con quimioterapia.

Terapia génica

La terapia génica (agregar o alterar los genes actuales del interior de las células cancerosas u otras células en el cuerpo) es un nuevo método de tratamiento que se está probando para el cáncer de vejiga. Un enfoque de la terapia génica usa virus especiales que han sido alterados en el laboratorio. El virus se inyecta en la vejiga e infecta a las células cancerosas. Cuando esta infección ocurre, el virus inyecta un gen en las células que puede ayudar a las células del sistema inmunitario a combatir el cáncer. Este y muchos otros métodos de terapia génica aún están en sus etapas iniciales de desarrollo.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Última revisión médica completa: enero 30, 2019 Actualización más reciente: enero 30, 2019

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.