¿Qué es el cáncer de vejiga?

El cáncer de vejiga se origina cuando las células que componen la vejiga urinaria comienzan a crecer en forma descontrolada. Conforme se desarrollan más células cancerosas, estas pueden formar un tumor y con el pasar del tiempo extenderse a otras áreas del cuerpo. Para saber más sobre el origen y la propagación del cáncer consulte ¿Qué es el cáncer?

La vejiga es un órgano hueco que se encuentra en la parte inferior de la pelvis. Su función principal de la vejiga es almacenar la orina. La orina es un desecho líquido que una vez ambos riñones producen es transportada a la vejiga mediante conductos llamados uréteres. Cuando usted orina, los músculos en las paredes de la vejiga se contraen, y la orina sale de la vejiga a través de un conducto llamado uretra.

Tipos de cáncer de vejiga

Carcinoma urotelial (carcinoma de células transicionales)

El carcinoma urotelial, también conocido como carcinoma de células transicionales (TCC), es el tipo más común de cáncer de vejiga. De hecho, si usted tiene cáncer de vejiga es casi seguro que sea un carcinoma urotelial. Estos cánceres se originan en las células uroteliales que cubren el interior de la vejiga.

Las células uroteliales también cubren otras partes del tracto urinario, como la parte del riñón que conecta con el uréter (se conoce como pelvis renal), los uréteres y la uretra. Las personas con cáncer de vejiga a veces también tienen tumores en estos lugares, por lo que es necesario examinar todo el tracto urinario.

Otros tipos de cáncer de vejiga

Otros tipos de cáncer pueden comenzar en la vejiga, pero éstos son todos menos comunes que el cáncer urotelial (de células de transición).

Carcinoma de células escamosas

En los Estados Unidos, sólo alrededor de 1% a 2% de los cánceres de vejiga son carcinomas de células escamosas. Al observarlas con un microscopio, las células se parecen mucho a las células planas que se encuentran en la superficie de la piel.

Adenocarcinoma

Solo alrededor de 1% de los cánceres de vejiga son adenocarcinomas. Estas células cancerosas se originan en las células formadoras de glándulas.

Carcinoma de células pequeñas

Menos de 1% de los cánceres de vejiga son carcinomas de células pequeñas. Estos comienzan en las células neuroendocrinas que tienen características de las células nerviosas. A menudo, estos cánceres crecen rápidamente y generalmente necesitan tratamiento con quimioterapia, como la que se usa para el carcinoma de células pequeñas de pulmón.

Sarcoma

Los sarcomas se originan en las células del músculo de la vejiga, aunque muy rara vez ocurren. Puede encontrar más información en Sarcoma de tejidos blandos.

Estos tipos de cáncer de vejiga menos comunes (que no sean sarcoma) se tratan de forma similar a los cánceres de células de transición, especialmente los tumores en etapa inicial, pero si se necesita quimioterapia, se pueden usar diferentes medicamentos.

Inicio y propagación del cáncer de vejiga

La pared de la vejiga se conforma de varias capas. Cada capa está formada por diferentes clases de células (refiéase a la imagen que se muestra anteriormente).

La mayoría de los cánceres de vejiga comienzan en el revestimiento más interno de la vejiga, que se llama urotelio o epitelio de transición. A medida que el cáncer crece hacia o a través de las capas más profundas de la pared de la vejiga, su etapa (estadio) se vuelve más avanzada, y puede ser más difícil de tratar.

Con el paso del tiempo, el cáncer puede crecer fuera de la vejiga y en estructuras cercanas. Se puede propagar a los ganglios linfáticos adyacentes o a otras partes del cuerpo. (Cuando el cáncer de vejiga se extiende, suele afectar a los ganglios linfáticos distantes, a los huesos, a los pulmones o al hígado.)

Cáncer de vejiga invasivo versus no invasivo

A menudo, los cánceres de vejiga se describen basándose en cuán lejos se han extendido a la pared de la vejiga:

  • Los cánceres no invasivos sólo se encuentran en la capa interna de las células (el epitelio de transición). No han crecido hacia las capas más profundas. Un cáncer que sólo se localiza en la capa interior podría también denominarse carcinoma in situ (CIS) o cáncer en etapa 0.
  • Los cánceres invasivos han crecido hacia capas más profundas de la pared de la vejiga. Estos cánceres tienen más probabilidad de propagarse y son más difíciles de tratar.

Para propósitos del tratamiento, los cánceres en la vejiga a menudo se agrupan en función de si han invadido la principal capa muscular en la pared de la vejiga. Un cáncer de vejiga que no se ha desarrollado hacia dicha capa muscular se puede describir como superficial o cáncer de vejiga no-invasivo de la capa muscular (NMIBC, por sus siglas en inglés). Estos términos incluyen a los tumores no invasivos (etapa 0) y a cualquier tumor invasivo en etapa inicial (etapa I).

Cáncer papilar versus cáncer plano

Los cánceres de vejiga también se dividen en dos subtipos, papilar y plano, basándose en cómo crecen (vea la imagen anterior).

  • Los carcinomas papilares son proyecciones delgadas de la superficie interna de la vejiga a manera de dedos que crecen hacia el centro hueco. A menudo, los tumores papilares crecen hacia el centro de la vejiga sin crecer hacia las capas más profundas de la vejiga. A estos tumores se les llama cánceres papilares no invasivos. Algunas veces al cáncer papilar no invasivo de grado muy bajo (lento crecimiento) se le llama neoplasia urotelial papilar de bajo potencial maligno. Este cáncer suele tener un pronóstico muy favorable.
  • Los carcinomas planos no crecen nunca hacia la parte hueca de la vejiga. Si un tumor plano se encuentra solamente en la capa interna de las células de la vejiga, se le conoce como carcinoma plano no invasivo o carcinoma plano in situ (CIS).

Si un tumor papilar o plano crece hacia las capas más profundas de la vejiga, se le llama carcinoma urotelial invasivo (carcinoma de células de transición).