Terapia intravesical para el cáncer de vejiga

Con la terapia intravesical, el médico administra un medicamento líquido directamente en su vejiga en lugar de suministrarlo por la boca o inyectarlo en su sangre. El medicamento se administra por un catéter que se coloca en la vejiga a través de la uretra.

¿Cuándo se usa la terapia intravesical?

La terapia intravesical se usa principalmente para algunos cánceeres de la vejiga en etapa inicial que a´n se encuentran localizados en (o muy cercanos al) recubrimiento interior de la vejiga solamente (en donde la mayoría de los cánceres de vejiga se originan). Los medicamentos que se administran directamente a la vejiga afectan a las céllulas del recubrimiento interior del órgano teniendo poco o nada de efecto sobre las células de otras partes. Esto significa que cualquier célula cancerosa fuera de este punto, incluyendo aquellas que se hayan desarrollado hacia el interior en las paredes más profundas no estarían siendo tratadas por la terapia intravesical. Los medicamentos que se administran a la vejiga tampoco tienen alcance sobre las células de otras partes en el cuerpo.

Para tratar el cáncer de vejiga no invasivo de la pared muscular (NMIBC)

Estos cánceres en etapa inicial no se han desarrollado hacia el recubrimiento interior del órgano (ni se han propagado hacia otras partes del cuerpo). Estos pueden:

  • Estar en el recubrimiento interior del órgano, lo cual es referido como carcinoma in situ (CIS) o cáncer de vejiga en etapa 0. O bien,
  • Habese desarrollado hacia la capa debajo del recubriimento interior solamente (cáncer de vejiga en etapa I).

En su mayor parte, la terapia intravesical se usa comúnmente después de la resección transuretral del tumor de vejiga (TURBT). Una dosis de quimioterapia intravesical podría ser el único tratamiento necesario (como se detalla más adelante) que se administra dentro de un periodo de 24 horas en que se realiza el procedmiento.

Si se requiere de más terapia intravesical (inmunoterapia o quimioterapia), por lo general se administra a las pocas semanas posteriores.

Los cánceres de vejiga de bajo riesgo no invasivos (de bajo grado) crecen lentamente. Pueden tratarse con una dosis de quimioterapia intravesical después de la TURBT. Se emplea para ayudar a evitar que regrese el cáncer.

La programación del plan para la aplicación de la terapia intravesical dependerá del riesgo de que el cáncer de vejiga regrese tras el tratamiento, el tipo de tratamiento que se utilizará y qué tan bien el paciente responde a los tratamientos, entre otros factores. Para algunos de los casos de bajo riesgo, podría ser que no se requiera de tratamiento adicional Para los casos de alto riesgo, la terapia intravesical podría administrase semanalmente (o con menos frecuencia) por hasta tres años. Su médico hablará con usted sobre el mejor plan basándose en los detalles del cáncer de vejiga y cómo responde al tratamiento.

Para tratar los cánceres de vejiga invasivos en etapas más avanzadas

Estos cánceres han alcanzado la capa muscular de la pared del órgano. Si la recección transuretral del tumor de vejiga (TURBT) se realiza como cirugía inicial (lo cual no es el caso comúnmente), una dosis de quimioterapia intravesical es administrada dentro de las 24 horas en que se hace el procedimiento. Sin embargo, la terapia intravesical no es propensa a ser eficaz para la mayoría de las cánceres de vejiga a partir de la etapa II en adelante por haberse ya propagado más allá del reccubrimiento interior de las paredes del órgano.

A veces cuando la cirugía no se puede realizar para los casos en etapa II o III por alguna razón, la quimioterapia (mediante infusión intravenosa) y la radioterapia podrían conformar una opción de tratamiento inicial, tras los cuales podrían continuarse con inmunoterapia intravesical si el cáncer se ha encogido lo suficiente. Los cánceres de vejiga en etapa avanzada rara vez se tratan con terapia intravesical.

Tipos de terapia intravesical

Existen dos tipos principales de terapia intravesical:

  • Inmunoterapia
  • Quimioterapia

Inmunoterapia intravesical

La inmunoterapia causa que el sistema inmunitario del cuerpo ataque a las células cancerosas.

Bacilo de Calmette-Guérin (GCG)

La terapia BCG es la inmunoterapia intravesical más común para el tratamiento del cáncer de vejiga en etapa inicial.

BCG es un germen que está relacionado con el germen que causa la tuberculosis (TB), pero usualmente no causa una enfermedad grave. Cuando se administra a la vejiga a través de un catéter mediante un catéter por donde fluye un líquido, ayuda a que "se activen" las células del sistema inmunológico que se encuentren ahí, las cuales atacarán a las células cancerosas en la vejiga.

Efectos secundarios de la terapia BCG: el tratamiento con BCG puede causar una amplia gama de síntomas. Es común tener síntomas parecidos a los de la influenza (gripe), como fiebre, dolor, escalofríos y fatiga que pueden durar de 2 a 3 días después del tratamiento. También es común que cause una sensación de ardor en la vejiga, la necesidad de orinar a menudo, e incluso sangre en la orina.

Por lo general, mientars se recibe la terapia BCG no hace que el paciente se sienta muy enfermo, las infecciones de gravedad debido a la terapia BCG son muy propensas a ocurrir en personas con un sistema inmunológico debilidtado, por lo que este tratamiento por lo general no se recomienda para estas personas.

Si llega a genearse una infección grave, un signo para determinar que en efecto esto ha ocurrido es al presentarse una fiebre alta que no se alivia. Si esto sucede, se debrá de acudir al médico de inmediato.

Es posible que desee llamar al consultorio médico para preguntar acerca de otros efectos secundarios graves a los que debe prestar atención.

Nadofarangene firadenovec (Adstiladrin)

Este tratamiento se conforma de un viurs que contiene un gen que produce la proteína interferón del alfa-receptor 2b, la cual es importante en el sistema inmunológico. Cuando el órgano es expuesto al virus a través de un líquido, se logra administrar el gen haia el recubrimiento en las paredes interiores del órgano. Las células comienzan a producir proteínas adicionales de interferon del alfa-receptor 2b, lo cual ayuda al que el sistema inmunológico del cuerpo ataque a las células del cáncer. Debido a que este tratamiento involucra la añadición de un gen sobre algunas de las células en el cuerpo, este tratamiento se puede cosiderar coo un tipo de terapia genética.

El medicamento de nombre comercial Adstiladrin se puede emplear para el tratamiento contra el cáncer de vejiga no invasivo de la pared muscular que presenta un alto riesgo de regresar y que no respondío al tratamiento con terapa BCG. Por lo general se administra una vez cada tres meses.

Efectos secundarios de Adstiladirn: algunas personas que recibien este medicamento podrían presenta efectos secundarios que inlcuyan fatiga, movimientos espásmicos de vejiga, sensasión de necesitar orinar con frecuencia o presencia de sangre en la orina.

El virus utilizado en este tratamiento por lo general no causa enfermedad en personas cuyo función del sistema inmunológico se normal, pues solo se utiliza para dirigir el gen dentro de las células. No obstante, no deja de ser un virus vivo que podría generar infección grave en pesonas cuyo sistema inmunológico se encuentre debilitado. Debido a esto, este tratamiento por lo general no se recomienda en dichas personas.

Quimioterapia intravesical

Para este tratamiento, se administran medicamentos de quimioterapia (quimio) directamente en la vejiga a través de un catéter. Estos medicamentos destruyen activamente las células cancerosas en crecimiento. Muchos de estos mismos medicamentos también se pueden administrar sistémicamente (usualmente por vena) para tratar las etapas más avanzadas del cáncer de vejiga. La quimioterapia intravesical se utiliza con mayor frecuencia cuando la inmunoterapia intravesical no surte efecto.

La solución de quimioterapia podría calentarse antes de suministrarla en la vejiga. Algunos expertos creen que esto hace que el medicamento funcione mejor y ayuda a que alcance las células cancerosas. Cuando la quimio se calienta, se puede llamar terapia intravesical hipertérmica.

La mitomicina y la gemcitabina son medicamentos que se usan con más frecuencia en la quimioterapia intravesical. Administrar mitomicina en la vejiga calentando el interior de la vejiga, es un tratamiento llamado terapia electromotriz con mitomicina, que puede funcionar incluso mejor que la administración de mitomicina intravesical de la manera usual.

El medicamento valrubicin u otros medicamentos de quimioterapia podrían emplearse también en ciertos casos.

Efectos secundarios de la quimioterapia intravesical: los efectos secundarios principales de la quimioterapia intravesical son la irritación, una sensación de ardor en la vejiga, y sangre en la orina.

Una ventaja principal de administrar quimioterapia directamente en la vejiga en lugar de inyectarla en el torrente sanguíneo es que los medicamentos usualmente no alcanzan y afectan a otras partes del cuerpo. Esto ayuda a las personas a evitar muchos de los efectos secundarios relacionados con la quimioterapia.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Escrito por

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Actualización más reciente: diciembre 19, 2022