Nunca es demasiado tarde para dejar de fumar

Escrito por Stacy Simon. Traducción por ContextGlobal, Inc. y editado por Rafael Delfín.
a happy African American couple with heads together


Fumar cigarrillos causa casi un tercio (32%) de todas las muertes de cáncer en los EE. UU. Esta es una de las razones por la que es tan importante dejar de fumar y cuanto antes mejor. Sin embargo, dejar de fumar es gratificante sin importar la edad que tenga o si tiene problemas de salud.

Y los beneficios son casi inmediatos. Los fumadores que dejaron el hábito tienen menos enfermedades como resfriados y gripe, índices más bajos de bronquitis y neumonía, y se sienten más saludables que las personas que siguen fumando. Solo 20 minutos después de dejar de fumar, su corazón y presión arterial disminuyen. En solo 12 horas, el nivel de monóxido de carbono en sangre baja al nivel normal. En tan solo 2 semanas, su circulación mejora y su función pulmonar aumenta.

Casi todo el mundo sabe que fumar puede causar cáncer de pulmón, pero pocas personas se dan cuenta que este hábito también está relacionado con un mayor riesgo de padecer muchos otros tipos de cáncer. Dejar de fumar también reduce el riesgo de cardiopatías, derrames cerebrales y enfermedad pulmonar crónica.

Si usted tiene cáncer

Si usted ya ha sido diagnosticado con cáncer u otro problema grave de salud, dejar de fumar a menudo hace que sea más probable que el tratamiento sea exitoso y que usted tenga menos efectos secundarios.

Sin embargo, un estudio llevado a cabo por investigadores de la Sociedad Americana Contra El Cáncer (información disponible en inglés) encontró que aproximadamente 1 de 10 sobrevivientes de cáncer todavía reporta que fuma alrededor de 9 años después de un diagnóstico. El autor principal, el Dr. Lee Westmaas, director de la investigación sobre el control del tabaco de la Sociedad Americana Contra El Cáncer, dice que los médicos y proveedores de atención médica deben continuar preguntando a los sobrevivientes sobre su consumo de tabaco y proporcionar recursos, incluyendo medicamentos y consejería, para ayudarles a dejar de fumar. Y si su proveedor de atención médica no le pregunta si va a dejar de fumar, afirma Westmaas, usted debería hacer la pregunta. Este podría ser el primer paso para obtener la ayuda que necesita.

Si usted está a cargo de cuidar de una persona con cáncer, dice Westmaas, tal vez pueda ayudar al paciente dejando el hábito usted mismo. En otro estudio (en inglés), Westmaas y otros colegas de la Sociedad Americana Contra El Cáncer encontraron que los pacientes con cáncer y los sobrevivientes eran más propensos a seguir fumando si vivían en la misma casa con otro fumador.

Dejar de fumar cuando se tiene una edad más avanzada

Según el Instituto Nacional del Cáncer, ser un adulto mayor supone desafíos y ventajas respecto al acto de dejar de fumar.

  • Los desafíos: Probablemente ya ha tratado de dejar de fumar, es posible que más de una vez. Saber lo difícil que esto resulta puede hacerle sentir desanimado(a) para intentarlo nuevamente. Y si ha estado fumando por mucho tiempo, puede que sea una parte importante de la vida diaria, es difícil imaginar dejar el hábito.
  • Las ventajas: Los adultos mayores tienen puntos fuertes que los jóvenes probablemente no tienen y que pueden ayudarles a dejar de fumar. En el transcurso de sus vidas, han tenido mucha experiencia en lograr cosas difíciles. A esta altura de sus vidas, es probable que estén mejor preparados para dejar de fumar de lo que estaban cuando eran más jóvenes. Saben que dejar de fumar es duro y saben que no será fácil, de modo que una vez que decidan volver a intentarlo puede que tengan una mayor disposición por esforzarse y asegurarse de lograrlo.
  • Los beneficios inmediatos: Tan pronto deje de fumar notará una mejora en su aliento, los dientes manchados se vuelven más blancos, los alimentos tienen mejor sabor y las actividades de todos los días, como subir las escaleras, ya no le dejan sin aliento. También estará protegiendo a sus seres queridos de los peligros del humo de tabaco ambiental. Y fumar es costoso. Calcule cuánto dinero gasta cada mes en cigarrillos como una motivación adicional para dejar de fumar.

El Gran Día de No Fumar en los Estados Unidos® (The Great American Smokeout®)

Dejar de fumar no es fácil. Lleva tiempo. Y un plan. No tiene que dejar de fumar en un día. Empiece con el día uno. Deje que el evento del Gran Día de No Fumar en los Estados Unidos el 15 de noviembre sea su día para empezar su recorrido hacia una vida sin tabaco. Al dar un paso importante hacia una vida más saludable y reducir su riesgo de cáncer, se estará uniendo a miles de fumadores en todo el país.  Además, la Sociedad Americana Contra El Cáncer puede ayudarle a acceder a los recursos y apoyos que necesita para dejar de fumar.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.