Seis maneras para reducir su riesgo de cáncer colorrectal

Escrito por Stacy Simon. Traducción por ContextGlobal, Inc. y editado por Rafael Delfín.
senior couple talk while chopping vegetables at kitchen counter


El cáncer colorrectal es uno de los cánceres más comunes en los EE. UU. Aproximadamente 1 de cada 23 hombres y 1 de cada 25 mujeres desarrollarán cáncer de colon o de recto en algún momento de sus vidas. Sin embargo, existen algunas cosas que usted puede hacer para ayudar a reducir su riesgo.

Aquí se detallan 6 maneras de proteger su salud colorrectal.

  1. Hágase exámenes de detección de cáncer colorrectal. Los exámenes de detección son pruebas para ver si hay cáncer antes que se presenten signos y síntomas.  Los exámenes de detección de cáncer colorrectal a menudo pueden encontrar crecimientos en el colon o en el recto llamados pólipos, los cuales pueden ser extirpados antes de que se conviertan en cáncer. Estos exámenes también pueden encontrar cáncer de colon o de recto más temprano, cuando es más probable que los tratamientos sean exitosos. La Sociedad Americana Contra El Cáncer recomienda hacerse exámenes a partir de los 45 años para las personas que tienen riesgo promedio; hable con su proveedor de atención médica sobre cuándo debe comenzar a hacerse exámenes y cuáles exámenes podrían ser los adecuados para usted.
  2. Coma muchas frutas, verduras y granos enteros. Las dietas que incluyen muchas verduras, frutas y granos enteros se han asociado con un menor riesgo de cáncer de colon o de recto.   Coma menos carnes rojas (carne de res, cerdo o cordero) y carnes procesadas (salchichas y algunos fiambres), las cuales se han asociado con un mayor riesgo de cáncer colorrectal.
  3. Haga ejercicio de manera habitual: Si usted no es una persona físicamente activa, puede que sea tenga una mayor probabilidad de desarrollar cáncer de colon o de recto. Aumentar su actividad puede ayudar a reducir su riesgo. Aprenda más sobre cómo alcanzar los objetivos de alimentación y ejercicio en cancer.org/vidasana.
  4. Controle su peso. Tener sobrepeso u obesidad aumenta su riesgo de desarrollar o de morir de cáncer de colon o de recto. Comer alimentos saludables y aumentar su actividad física puede ayudarle a controlar su peso.
  5. No fume. Las personas que han sido fumadoras durante mucho tiempo son más propensas que las que no fuman de desarrollar y morir por cáncer de colon o de recto. Si usted fuma y desea dejar de fumar, o conoce a alguien que desee dejar el hábito, refiérase a nuestra guía para dejar de fumar, o llámenos al 1-800-227-2345. Obtener ayuda aumenta sus posibilidades de abandonar el hábito con éxito.
  6. Limite el consumo de alcohol. El consumo de alcohol se ha asociado con un riesgo más elevado de cáncer colorrectal.  La Sociedad Americana Contra El Cáncer recomienda no más de 2 bebidas al día para los hombres y 1 bebida al día para las mujeres. Una sola bebida equivale a 12 onzas (355 ml) de cerveza, 5 onzas (145 ml) de vino o 1 ½ onzas (75 ml) de bebidas alcohólicas (destiladas) con una graduación etílica de 40.

Algunas investigaciones muestran que los hábitos relacionados con la alimentación, el peso y el ejercicio están vinculados con el riesgo de cáncer colorrectal y esos vínculos son más fuentes que para otros tipos de cáncer.  Cambiar algunos de estos hábitos de estilo de vida puede resultar difícil. Sin embargo, hacer los cambios también puede reducir el riesgo para muchos otros tipos de cáncer, así como también para otras enfermedades graves como cardiopatías y diabetes.

Factores de riesgo que no se pueden cambiar

Algunos datos recientes han mostrado que en las poblaciones más jóvenes están aumentando los nuevos casos de cáncer colorrectal. Es por eso que la Sociedad Americana Contra El Cáncer recomienda que las personas con riesgo promedio se hagan exámenes de detección de cáncer colorrectal a partir de los 45 años. Sin embargo, algunas personas tienen determinados factores de riesgo que hacen que sean más propensas a desarrollar cáncer colorrectal  y a presentar dicha enfermedad a una edad más temprana. Para estas personas, esto puede significar que deben empezar a hacerse exámenes de detección más temprano o hacerse dichos exámenes con mayor frecuencia que las demás personas.

Uno de estos factores de riesgo es el antecedente familiar de cáncer colorrectal o de pólipos precancerosos, especialmente en padres, hermanos o hijos. Tanto como una de cada tres personas que presentan cáncer de colon o de recto tienen otros familiares que lo han tenido. Los antecedentes familiares de otras afecciones del colon y recto pueden también aumentar el riesgo. Estos incluyen síndromes hereditarios tales como poliposis adenomatosa familiar o cáncer de colon hereditario sin poliposis (síndrome de Lynch).

Sus antecedentes personales también pueden afectar su riesgo. Por ejemplo, usted es más propenso(a) a desarrollar cáncer de colon o de recto si ha tenido pólipos precancerosos del colon en el pasado. Tener otras condiciones, tales como colitis ulcerativa, enfermedad de Crohn o diabetes tipo 2 también puede aumentar su riesgo de cáncer colorrectal. Si usted tiene alguno de estos problemas, hable con su proveedor de atención médica sobre qué opciones de exámenes de detección podrían ser las más adecuadas para usted.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.