El cáncer impone un cambio para todos en la familia.

La familia entera se verá afectada por la enfermedad, y nadie pasa por esta experiencia sin haber tenido algún cambio. El tratamiento contra el cáncer puede ser demasiado estresante en algunos momentos, pero usted puede aprender formas útiles y creativas para lidiar con los cambios y la incertidumbre que experimentará usted y su familia. Puede que no cuente con la misma cantidad de tiempo y energía como antes, pero la función de padre no es algo que pueda posponerse. Sus hijos le necesitan mucho durante estos momentos, y usted seguirá necesitando ser un padre para sus hijos mientras está bajo tratamiento, incluso cuando no sienta la disposición para ello.

Necesitará orientar a sus hijos con información precisa, formas de ver la situación actual con una actitud de esperanza y maneras sanas de lidiar con la situación. Habrá momentos en los que sus hijos no escucharán, y en los que las cosas no resulten de la manera que esperaba. Pero ser padre o madre implica que en ocasiones tendrá que tomar decisiones en función de información que no tiene por completo, y a veces cometerá errores. En palabras de la doctora Wendy Harpham, quien también es madre que padeció cáncer: “No existe una manera que sea la correcta para ser padres. Deje de intentar ser perfecto”.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Escrito por

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Actualización más reciente: mayo 8, 2015