Cómo ayudar a su hijo a continuar sus estudios escolares

Aunque puede que parezca que no sea tan importante considerando todo lo demás, el seguir formando parte de una comunidad escolar deberá ser una prioridad. Para muchos niños, la escuela representa un lugar seguro de aprendizaje, diversión y amistad que está lejos del mundo del cáncer y los tratamientos. La escuela es la parte principal en la vida casi diaria del niño, y regresar a la escuela es una señal de normalidad. La mayoría de los centros de atención pediátrica cuentan con recursos y apoyo para ayudar a asegurar que su hijo continúe con su educación mediante la instrucción impartida en casa, en el hospital o acudiendo a la escuela en tiempo parcial mientras se sienta lo suficientemente bien para ello. A continuación se mencionan algunas de las razones por las que es útil que los niños sigan con sus actividades escolares mientras estén en tratamiento:

  • Seguir acudiendo a la escuela durante el tratamiento puede ayudar en la adaptación de su hijo al mantenerse conectado con su vida normal, incluyendo los amigos y la comunidad escolar.
  • Continuar las actividades escolares les ayuda a seguir con su crecimiento y a mantener su ritmo académico.
  • Mantenerse al corriente con las tareas durante el tratamiento puede ayudar al niño a que su regreso a la escuela resulte menos abrumador una vez terminado el tratamiento.

Formas de mantenerse al tanto con la escuela durante el tratamiento

Puede que los hospitales pediátricos cuenten con coordinadores educativos y maestros para ayudar al niño a mantenerse al corriente con la escuela durante las consultas con el médico u hospitalizaciones por un tiempo prolongado. Los coordinadores educativos y maestros en los hospitales podrían además colaborar con la escuela de su hijo para coordinar su enseñanza u otros tipos de instrucción escolar. Si en el equipo de profesionales del hospital no hay un maestro, hable con el trabajador social, enfermera(o) o profesional pediátrico sobre cómo conseguir apoyo para trabajar en colaboración con la escuela de su hijo. Las opciones sobre la escolaridad que puede que resulten mejor para su hijo dependerán de muchos factores, incluyendo el tipo de cáncer y los tipos de tratamientos requeridos. Hay diversas formas en las que su hijo puede mantenerse al corriente con la escuela mientras se encuentra en tratamiento, por lo tanto lo mejor es hablar con el equipo de profesionales contra el cáncer sobre la opción de escolaridad más adecuada para su hijo.

  • Puede que la enseñanza en casa sea una opción disponible por parte de la escuela pública sin costo adicional. El distrito escolar podría coordinar que un maestro trabaje con su hijo en casa en caso de que deba ausentarse de la escuela por periodos prolongados tras haber salido del hospital. Algunos niños con cáncer podrían ir a la escuela durante algunas periodos mientras se encuentran en tratamiento y luego recibir la enseñanza en casa o en el hospital durante el tiempo restante.
  • Recibir enseñanza en la clínica o el hospital Cuando un niño requiere estar internado en el centro de atención médica por un periodo extenso, podría ser que tenga la opción de que los maestros de su distrito escolar o del hospital vayan a donde esté el niño para continuar con su aprendizaje. La enseñanza en casa también puede resultar adecuada para los niños que no se sienten lo suficientemente bien como para recibir más de una hora de enseñanza al día. Recibir incluso una hora de enseñanza al día puede proporcionar a los niños la sensación de seguir conectados con las cosas que los niños sin cáncer hacen todos los días.
  • Acudir a escuela durante el tratamiento Algunos niños pueden acudir a la escuela mientras se encuentran recibiendo su tratamiento en función del horario o programa de las sesiones del tratamiento, así como de cómo se sienten y el riesgo de contraer infecciones. Consulte con el equipo de profesionales contra el cáncer cuándo puede el niño acudir a la escuela durante el periodo del tratamiento. Algunos niños disfrutan la posibilidad de ver a sus amigos en los días que se sienten bien y pueden ir a tomar clases en pequeños bloques de tiempo durante los días de escuela. En ocasiones puede que no puedan ir debido a cómo se estén sintiendo, al horario o programa de las sesiones del tratamiento o a otros factores.
  • Programas de apoyo adicional como el Plan 504 o el Plan Educativo Personalizado (IEP). Puede que estos planes sean parte de cómo la escuela, el equipo de profesionales contra el cáncer y su familia colaboren para ayudar a que su hijo participe en la escuela durante y después del tratamiento contra el cáncer. El maestro del hospital o el trabajador social del equipo de profesionales contra el cáncer pueden ayudarle a entender cómo funcionan estos programas para niños con cáncer.

El regreso a la escuela durante el tratamiento

Durante el tratamiento contra el cáncer puede resultar difícil llevar a la escuela a su hijo sin preocuparse sobre cómo se sentirá mientras se encuentre en clases, así como el riesgo de contraer alguna infección. Si usted y el equipo de profesionales contra el cáncer deciden que es médicamente seguro para su hijo ir a la escuela, los beneficios de ir y estar en contacto con sus compañeros a menudo superan los riesgos. Debido a que ir a la escuela durante el tratamiento requiere de trabajo en equipo, la mayoría de los centros pediátricos ofrecen apoyo especial en la escuela para facilitar el regreso a clases. Muchos niños no estarán en condiciones de regresar a la escuela de tiempo completo durante el tratamiento, pero podrían alternar entre estar en la escuela y estar en casa durante los días de clases en los que se sientan bien y cuando usted junto con el equipo de profesionales contra el cáncer determinen de forma conjunta que es médicamente apropiado regresar a la escuela. A continuación se mencionan algunas cosas que podrían ser útiles si su hijo está por tener su regreso a la escuela durante algún punto de su tratamiento:

  • Contar con un integrante del equipo de profesionales contra el cáncer que vaya a la escuela para instruir a los maestros y a los otros compañeros de clases sobre el diagnóstico del cáncer de su hijo y la atención que requiere.
  • Ayudar a coordinar las reuniones con la escuela para generar un Plan 504 o un Plan Educativo Personalizado (IEP, por sus siglas en inglés) para asegurar que su hijo cuente con lo necesario para su aprendizaje.
  • Consultar con el equipo de profesionales contra el cáncer sobre formas de cambiar los horarios en que se toman las medicinas para que su hijo no tenga que tomarlas mientras se encuentre en la escuela.
  • Colaborar con el equipo de profesionales contra el cáncer (y con la enfermera de la escuela en caso de que haya una disponible) para crear un plan para controlar los efectos secundarios que pudieran surgir en la escuela, como el cansancio, problemas para desplazarse, náuseas o dolor.
  • Pedir al equipo de profesionales contra el cáncer que coordinen una reunión con la escuela, llenar los formatos que requieran tramitarse o enviar una carta a la escuela en la que se explique lo que hay que hacer en caso de que el niño requiera atención inmediata. Por ejemplo, la escuela debe tener conocimiento sobre cómo proceder si su hijo tiene fiebre o si algún compañero acude a clases con alguna enfermedad infecciosa, como varicela.
  • Mantener la comunicación con la escuela y el maestro para informar que el niño no podrá acudir a clases.

Refiérase a nuestra información sobre el regreso a la escuela tras el tratamiento contra el cáncer para saber sobre el proceso de ir a la escuela tras haber finalizado un programa de tratamiento intensivo contra el cáncer.

The American Cancer Society medical and editorial content team

Our team is made up of doctors and oncology certified nurses with deep knowledge of cancer care as well as journalists, editors, and translators with extensive experience in medical writing.

Childrens Oncology Group.  School Support.  Accessed at https://childrensoncologygroup.org/index.php/home/48-coping-with-cancer/school-support on September 18th 2017

Thompson A, Chrstiansen H, Elam M, et al. Academic continuity and school reentry support as a standard of care in pediatric oncology.  Pediatr Blood Cancer. 2015; 62: S805-S817.

References

Childrens Oncology Group.  School Support.  Accessed at https://childrensoncologygroup.org/index.php/home/48-coping-with-cancer/school-support on September 18th 2017

Thompson A, Chrstiansen H, Elam M, et al. Academic continuity and school reentry support as a standard of care in pediatric oncology.  Pediatr Blood Cancer. 2015; 62: S805-S817.

Actualización más reciente: octubre 13, 2017

American Cancer Society medical information is copyrighted material. For reprint requests, please see our Content Usage Policy.